Bella y Genial
Bella y Genial

7 Métodos para que tus prendas huelan frescas y limpias sin usar lavadora ni jabón

Muchas veces necesitamos lavar la ropa de forma rápida y no contamos con una lavadora. Pero lo que muchas quizás no sepan es que hay más formas de quitar los olores desagradables de las prendas además de las maneras tradicionales. Es que existen momentos de la vida en que debemos ser prácticas y utilizar lo que tenemos a mano para salir de un apuro.

En Bella y Genial recopilamos trucos sencillos para que tu vestimenta huela bien con productos caseros y eficaces. ¡Mira hasta el final y luego nos agradeces!

1. El congelador no sirve solo para los alimentos

Congelar la ropa puede resultar realmente eficiente para deshacerte de esos olores desagradables. Junta la ropa en una bolsa y colócala en el congelador durante unas horas. Las bajas temperaturas son perjudiciales para las bacterias que provocan feo olor; por lo tanto, después de que las hayas congelado, las prendas volverán a adquirir un agradable frescor. Si quieres, también puedes secarlas al sol. Este método te ayudará si se trata de materiales que no se pueden lavar ni mojar.

2. El vinagre no solo condimenta tus ensaladas

El vinagre tiene un bajo nivel de acidez y neutraliza eficazmente varios olores. Si quieres intentarlo, puedes seleccionar vinagre blanco y mezclarlo con agua en una proporción de 1:1. Luego, viertes el líquido resultante en una botella para pulverizar. Dale la vuelta a la ropa. Puedes probar en un área pequeña y discreta antes de pulverizar por completo. ¡Mejor prevenir! Si el color del material no se desvanece ni cambia, puedes aplicar la mezcla pulverizando toda la prenda.
A medida que la ropa se seque, el olor a vinagre desaparecerá. Increíble, ¿verdad? Para acelerar este proceso, puedes colgar la ropa al aire libre o junto a una ventana abierta para que se seque más rápido. ¡Importante! No se recomienda utilizar vinagre oscuro (como el vinagre de vino o balsámico).

3. La magia del café

Si sueles tomar café, puedes utilizar el poso para absorber olores. ¡Sí, oíste bien! Si quieres intentarlo, debes colocarlo en una servilleta y agregarlo a una bolsa junto con la ropa. Ciérrala bien y déjala reposar toda la noche. Durante este tiempo, el café absorberá los olores desagradables; después deberás ventilar solo un poco las prendas (por ejemplo, dejarlas durante 10-20 minutos en el balcón o junto a una ventana abierta).
Este método te ayudará cuando se trate de materiales que no se pueden lavar ni humedecer.

4. Si la vida te da limones... ¡úsalos para quitar malos olores!

El limón tiene una fragancia muy bonita, por eso ¡debemos aprovecharlo! Puedes mezclar una cucharada de jugo de limón y una taza de agua. Vierte la mezcla resultante en una botella para pulverizar y aplícala sobre la ropa. Deja que se seque. Como resultado, se eliminarán los olores desagradables de las prendas y estas adquirirán un aroma fresco. El jugo de limón puede hacer que los colores se vuelvan menos saturados, así que prueba la mezcla en un área pequeña y poco visible antes de usarla. Si el color del material no se desvanece, puedes aplicar la mezcla en toda la prenda con una botella para pulverizar.

5. El poderoso bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es altamente eficaz para varias situaciones. En este caso, queremos compartir dos opciones para quitar los malos olores de tu ropa.

  • Mezcla bicarbonato de sodio y agua para formar una pasta. Da vuelta la prenda y aplica la pasta en las zonas que tienen olores desagradables. Espera hasta que se seque. Luego usa un cepillo para quitar los restos de pasta de la prenda. Como resultado, el olor desagradable se eliminará de la ropa.
  • Mete la ropa en una bolsa de plástico. Agrega 1/2 taza de bicarbonato de sodio y cierra la bolsa. Agita bien. Déjalo actuar durante 10 minutos, luego retira la ropa y usa un cepillo para eliminar los restos de bicarbonato de sodio.

    Este método puede resultar útil si se trata de ropa que no se puede lavar ni mojar.

6. El secreto de la pasta dental

Si quieres, puedes utilizar pasta dental para quitar los olores de la ropa, ¿lo sabías? Primero, debes dar vuelta la ropa. Toma una pequeña cantidad de pasta de dientes, humedécela ligeramente con agua y usa un cepillo de dientes viejo para frotarla en las áreas de la ropa que tienen el olor desagradable. Espera hasta que se seque. Utiliza un paño o una toalla húmeda para eliminar los restos de pasta de dientes. Rocía la prenda con un poco de agua y déjala ventilarse en el balcón o junto a una ventana abierta de 10 a 20 minutos. ¡Listo!

Dependiendo de la composición, el dentífrico puede dejar manchas difíciles de quitar en varios materiales. Por lo tanto, prueba la pasta en un área pequeña y discreta de la ropa antes de usarla.

7. El poder de la luz solar

A la hora de quitar olores, puedes aprovechar la luz solar. Da vuelta la prenda y déjala colgando afuera cuando esté soleado (preferiblemente, durante todo el día). La luz del sol mata las bacterias que hacen que la ropa huela mal. Si esto no es posible, intenta dejar la ropa en el balcón o junto a la ventana durante la noche. En algunos casos, esto también ayuda (por ejemplo, para eliminar el olor a humo).
¡Otro consejo! En ambos casos, el resultado será aún mejor si primero pulverizas un poco la ropa con una pequeña cantidad de alcohol isopropílico o una mezcla de agua y suavizante en una proporción de 1:5. El alcohol neutraliza los olores, mientras que el suavizante aromatiza la prenda.

¿Qué otra cosa se te ocurre para quitarle los malos olores a la ropa sin tener que lavarla? Si conoces a alguien que no cuente con lavadora, comparte el artículo. ¡Quizás le pueda ser de mucha ayuda!

Bella y Genial/Creatividad/7 Métodos para que tus prendas huelan frescas y limpias sin usar lavadora ni jabón
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos