Bella y Genial
Bella y Genial

Dos amigas de talla diferente se probaron atuendos idénticos, y ambas se ven igual de hermosas

Es común escuchar mil y un consejos sobre cómo vestirte: que si tienes caderas anchas, no uses esto; que si tienes busto prominente, no uses aquello; que si tu color de piel es tal, evites tales colores en la ropa. Eso nos hizo pensar que, si siguiéramos al pie de la letra todo lo que dice la gente, terminaríamos sin probar nada nuevo. La verdad, nosotras creemos que, más que en reglas estrictas, debemos confiar en nuestra actitud y ser atrevidas para experimentar con los estilos.

1. Las camisas que se amarran al frente a la altura de la cintura son grandes aliadas para estilizar la figura

2. Fíjate en el tiro de los pantalones: debe comenzar en la parte más sobresaliente del abdomen. De esta manera, el volumen innecesario queda oculto

3. Resalta la cintura con un cinturón y elige el vestido o la falda de tal longitud que cubra la parte más gruesa de la pantorrilla

4. Una chaqueta de mezclilla o de cuero hace que el atuendo luzca más juvenil y desvía la atención de aquellos lugares que no quisiéramos enseñar a todo el mundo

5. Pruébate una falda corte A (a la cintura) con una camiseta que vaya por dentro. Esto destaca la figura de reloj de arena

6. Una chaqueta larga es un salvavidas: oculta todos los defectos del cuerpo y hace que la imagen luzca moderna

7. Un vestido camisero largo creará una línea vertical y estirará visualmente la figura. Eso sí, úsalo con una banda o listón en la cintura para dar forma

8. Las partes del cuerpo que quedan expuestas suelen llamar la atención. Por lo tanto, no solo se trata de ocultar lo que no nos gusta, sino de dejar visibles las partes que nos gustan

9. Elige un impermeable o abrigo conciso en lugar de una chaqueta corta para crear una línea vertical y ocultar algunos defectos de tu figura

10. Pantalón acortado hace que luzcas más esbelta. Cuando dejas abierta la parte más estrecha de la pierna, tu cuerpo se ve más elegante

Conclusiones

  • Nuestro experimento demostró que los esfuerzos de los fabricantes de ropa están dando sus frutos: son necesarias diferentes tallas de la misma ropa, gracias a ellas se puede crear una imagen armoniosa para diferentes tipos de cuerpos.
  • Al elegir la ropa, vale la pena enfocarse no en cómo ocultar los defectos del cuerpo, sino en pensar en tus ventajas y buscar formas de exponerlas.
  • Nos dimos cuenta de que seguir todas las tendencias de la moda no siempre es lo mejor. Un vestido camisero oversize puede quedarle bien a una persona y a otra no.
  • Vale la pena olvidar eso de que el negro te hace lucir esbelta, y experimentar más con diferentes colores, cortes, estampados y accesorios.
  • Y lo más importante: sin importar tu talla, color de piel o tonalidad de cabello, una actitud segura de ti misma siempre te hará lucir bella y genial.

¿Qué piensas de las reglas que se imponen sobre lo que “deberías” o “no deberías” ponerte? ¿Hay alguna prenda de ropa que siempre hayas querido usar pero no te has atrevido?

Bella y Genial/Estilo/Dos amigas de talla diferente se probaron atuendos idénticos, y ambas se ven igual de hermosas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos