Bella y Genial
Bella y Genial

10 Productos que a menudo son adulterados y cómo evitar caer en falsificaciones

Existen productos que utilizamos a diario que son adulterados por los grandes productores para abaratar ciertos costos. Como consecuencia, lo que consumimos no sabe como el gusto original. Afortunadamente, hay varios puntos que podemos considerar para evitar caer en estas trampas.

En Bella y Genial, te queremos compartir consejos para identificar productos adulterados o qué debes tener en cuenta a la hora de hacer tus compras.

1. Miel

La miel es uno de los productos más adulterados del mercado. Una de las formas más comunes de falsificarla es con aditivos de agua, azúcar, jarabes, harinas, entre otros ingredientes, que estiran el producto, evitando que se solidifique.

Hay diferentes trucos para detectar adulteraciones en la miel. Por ejemplo, puedes colocar una cucharada en un recipiente con agua y mantenerla firme: si el producto es puro, permanecerá intacto, mientras que si es falso, este se disolverá inmediatamente.

2. Vainilla

Una de las formas más comunes de adulterar la vainilla es sumergir las vainas ya utilizadas en una fórmula química que les confiera sabor y olor, como saborizantes mezclados con agua, los cuales replican su gusto.

Muchas de las imitaciones del producto vienen de parte de la vainillina, un compuesto aromático que se encuentra en las vainas de la orquídea Vanilla. Por lo tanto, si está presente en la lista de ingredientes del producto, es muy probable que sea adulterado.

3. Azafrán

Una forma muy particular de adulterar este producto es empleando extractos de los frutos de la gardenia, los cuales son utilizados como colorantes debido a la presencia de componentes similares al azafrán en ellos.

Puedes detectar azafrán falso poniéndolo en agua: si flota es auténtico, si se sumerge no lo es. Asimismo, si sus hebras son cortas o se pueden observar trozos de otros vegetales en el producto, también es muy probable que se trate de una adulteración.

4. Queso parmesano

Hace unos años se descubrió que algunos fabricantes de queso parmesano habían incluido en sus productos mezclas de mozzarella, cheddar, queso blanco, suizo y una considerable dosis de celulosa, material hecho de madera.

5. Café

Para mantener la pureza del café, es muy importante evitar su oxidación y que pase por un estado de humedad. A su vez, es recomendable utilizar molinillos de muelas en lugar de aspas o cuchillas, ya que garantizan una molienda más uniforme.

6. Aceite de trufa

Al ser un alimento efímero, la trufa pierde su esencia si no es consumida en un plazo de 15 o 20 días. Es por ello que en algunos aceites se utilizan trozos previamente esterilizados y deshidratados, los cuales pueden aportarle aroma al producto. En cuanto a prevenciones, si se utilizan otros términos para referirse a los olores del aceite, es porque ese otro componente es el que se ha utilizado para su obtención.

7. Leche

La leche es un alimento relevante para la alimentación humana, e indispensable para algunos grupos (como mujeres embarazadas o niños). Sin embargo, lamentablemente muchos productores optan por adulterarla con componentes como ácidos grasos, triglicéridos, esteroles y lactosueros.

8. Jugo de fruta

Para que un jugo sea considerado natural, debe tener un mínimo de sólidos de pulpa y concentrados; si el grado es inferior, será clasificado como una bebida endulzada. Es muy importante estar atentos a las etiquetas o a la información de los productos, con el fin de poder diferenciar bien cuándo se trata de un jugo natural y cuándo de uno endulzado.

9. Sushi

Se han producido intoxicaciones debido a que no se congelaron apropiadamente los lomos de atún que luego formaron parte del sushi. En otros casos, estos fueron inyectados con extractos de remolacha u otros vegetales, para que el interior del pescado luciera más fresco.

10. Aceite de oliva

El aceite de oliva es uno de los alimentos más adulterados en las tiendas de comestibles y restaurantes. Los fabricantes suelen cortar sus aceites vírgenes con los de calidad inferior e incluso con algunos de otros tipos, como de soja o girasol.

Una forma de detectar productos de este tipo adulterados es revisando la etiqueta y la fecha de cosecha. Si fueron embotellados en Italia, puede que sean falsos, ya que los aceites de oliva son “cosechados” o “hechos en”.

¿Cuál ha sido la peor experiencia que has tenido con algún producto comestible? Comparte el artículo con esa amiga que cuida su alimentación. ¡Quizás le resulte muy útil!

Bella y Genial/Bienestar/10 Productos que a menudo son adulterados y cómo evitar caer en falsificaciones
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos