Bella y Genial
Bella y Genial

15 Trucos psicológicos que puedes usar para gastar menos dinero al ir de compras

Aunque salir de compras es algo que a muchas nos encanta, la idea de gastar dinero no es tan linda como lo anterior. Lo que a veces ignoramos es que, en su mayoría, las tiendas y sus vendedores usan técnicas para desencadenar nuestras ganas de comprar cosas en exceso. Pero ni te preocupes, porque hay varias formas de evitar que eso suceda.

A las chicas de Bella y Genial les encanta ir de compras porque aprendieron a no gastar en exceso. Para que a ti te suceda lo mismo, reunimos y enseñamos las siguientes estrategias para ahorrar dinero durante las sesiones de compras. ¡No te pierdas ni uno de estos tips!

1. Come un caramelo de menta al entrar en una tienda

Los vendedores utilizan una estrategia especial llamada marketing de esencias” para hacer que la experiencia de compra sea más agradable para sus clientes. Usan aromas como bergamota, vainilla, té blanco o bambú para “estimular” a los compradores a comprar más. Los caramelos con sabor a menta o el chicle pueden abrumar los aromas que te rodean y ayudarte a no gastar más de lo que pretendías.

2. Escucha tu propia música

Otro truco para hacernos gastar más es utilizar sonidos y canciones agradables en las tiendas. Este tema se ha estudiado durante mucho tiempo y se ha demostrado que el ritmo y el género de la música influyen en la forma en que tomamos decisiones de compra. Para no ser engañado, puedes ponerte tapones para los oídos mientras compras o escuchar música que sabes que no influirá demasiado en tu estado de ánimo.

3. Procrastinar puede ser bueno

Antes de hacer clic en el botón “completar el pedido” mientras compras en línea, puedes intentar cerrar el sitio web y dejarlo durante unas horas o durante la noche. Puede suceder que incluso te olvides de los artículos que elegiste, lo que significa que realmente no los necesitas. Puedes hacer exactamente lo mismo en una tienda física volviendo a colocar el producto en su lugar y alejándote un rato de esa tienda.

4. Ponte tacones altos

Según un pequeño estudio, tener que concentrarte en mantener el equilibrio mientras usas tacones altos podría tener un impacto en el dinero que gastas. De esta manera, los consumidores podrán evaluar sus opciones con más cuidado y elegir productos con precios de rango medio en lugar de aquellos que son muy caros. Curiosamente, ir de compras después del yoga o luego de subir a una escalera mecánica puede tener el mismo efecto.

5. Trata de dejar tu tarjeta bancaria en casa más seguido

Un estudio más revela que es más probable que los consumidores gasten más dinero si pagan con sus tarjetas de débito que si lo hacen en efectivo. Cuando utilizamos billetes, vemos la cantidad de dinero que gastamos y, por lo tanto, puede ser doloroso. Sin embargo, pagar con tarjeta dificulta el seguimiento de tus gastos.

6. Ten billetes nuevos en tu billetera

Otro estudio dice que la apariencia física del dinero también influye en nuestros gastos. Es más probable que las personas se desprendan más rápido de esos billetes que parecen viejos, sucios y gastados. Trata de guardar los nuevos en tu billetera y deposita el resto de ellos en tu cuenta bancaria.

7. Evita las interacciones prolongadas con el personal de ventas

Las interacciones positivas con los clientes son una de las reglas que muchos minoristas siguen cuidadosamente. Mientras más los vendedores interactúen con sus compradores, más tiempo los harán permanecer en su tienda y es más probable que los clientes compren más de lo que pretendían. Sabiendo esto, ahora puedes intentar reducir estas interacciones para que sean lo más breves posible, o simplemente no interactuar en absoluto.

8. Al comprar, evita registrarte como usuario en una cuenta

Cuando compres en línea, evita registrarte para que no se guarden los datos de tu cuenta bancaria. La información guardada significa que el pago puede realizarse con unos simples clics y, por tanto, desencadenar una compra impulsiva. Si continúas como invitado, y no como usuario, deberás ingresar tu número de tarjeta y otra información, lo que significa que existe la posibilidad de que todo el proceso se vuelva tedioso, no quieras ir a buscar tu tarjeta y, finalmente, desistas de realizar la compra.

9. Consulta las reseñas de artículos caros

Comprar cosas caras por impulso y luego lamentarlo puede ser muy doloroso. Para evitar esto, intenta verificar en línea y ver lo que otros dicen sobre los productos que tienes la intención de adquirir. Es posible que descubras que la mayoría de los clientes terminaron descontentos con la compra, por lo que probablemente tampoco desees gastar tu dinero en eso.

10. Evita tocar demasiado los productos

Investigadores descubrieron que si a los clientes se les permite ver y tocar diferentes mercancías en la tienda, es más probable que las terminen comprando. Resulta que el tacto realmente influye en nuestras decisiones de compra y los vendedores lo convierten en una ventaja. Cuando compres, trata de tocar solo aquellos artículos que realmente desees adquirir.

11. Revisa tu guardarropa antes de ir de compras

A veces, cuando compramos ropa, podemos terminar comprando artículos similares a los que ya tenemos. Antes de ir a la tienda, revisa tu armario para verificar y ver qué tienes. De esta manera, mantendrás un registro de todos tus artículos y evitarás comprar otros similares.

12. Evita hacer compras en horas pico

Cuando los compradores están en una tienda abarrotada, se sienten fuera de control y esto puede hacer que gasten más dinero allí. Además, muchas personas terminan gastando de más cuando van de compras con sus amigos porque todo el proceso se vuelve más entretenido. Por lo tanto, intenta comprar lo que necesitas durante el tiempo en que los centros comerciales estén casi vacíos, y preferiblemente trata de hacerlo solo.

13. No aceptes muestras gratuitas

Las muestras gratuitas de comida en diferentes tiendas son muy populares por una sencilla razón: pueden desencadenar nuestro sentimiento de reciprocidad. Si nos dan algo sabroso, podríamos sentir “estar en deuda” y, de algún modo, terminar pagando por el “obsequio” que nos dieron. Además, la comida gratis también dispara nuestro apetito y nos hace comprar más.

14. No uses canastas o carritos al comprar alimentos

Algunas tiendas incluso alteran el tamaño de sus carritos de compras. Por ejemplo, se descubrió que agrandar el tamaño de un carrito puede resultar en que los consumidores gasten más dinero. La mejor manera de ahorrar es usar una canasta o, mejor aún, tu propia bolsa con una lista preparada de los productos que necesitas adquirir.

15. Comprueba siempre los envases nuevos

Las empresas rediseñan constantemente los envases de sus productos, pero esto puede ocultar un pequeño truco: el volumen. Siempre verifica esto en el empaque actualizado para ver si se redujo y asegúrate de no estar obligado a pagar de más.

No dejes de compartir con las demás chicas tus trucos para no gastar tanto dinero y ahorrar lo más que puedas.

Bella y Genial/Estilo/15 Trucos psicológicos que puedes usar para gastar menos dinero al ir de compras
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos