Bella y Genial
Bella y Genial

Cómo ha evolucionado la moda de maternidad a través de los años

Estar embarazada es todo un evento. Muchos cambios suceden durante esta etapa, sobre todo en nuestros cuerpos. Por esto, la ropa y el estilo también se ven afectados de alguna manera. Los jeans favoritos de repente nos dejan de entrar, así que hay que buscar alternativas.

Teniendo en cuenta esta cuestión del embarazo y el estilo, en Bella y Genial nos dio curiosidad e investigamos cómo ha cambiado hasta hoy la moda de maternidad.

1500-1600

En esta época se usaban prendas con muchas capas, se mezclaban telas y se daba especial atención a los bordados, adornos aplicados y otras formas de ornamento en la superficie. Las mangas tenían protagonismo, siendo anchas y algunas veces rellenadas. En ocasiones, se recogían en las muñecas.

1700-1800

Los estilos de ropa se volvieron más ligeros, haciendo que la silueta luciera un poco más natural, al igual que la caída de los vestidos. Las prendas eran mucho más sencillas y se solían usar corsés especiales para maternidad.

Principios de 1900

Las mujeres de clase alta seguían usando corsés. No obstante, las damas del común optaban por vestidos sencillos con talle alto, faldas largas y sacos.

1930-1940

Seguían utilizándose fajas, pero ya no eran tan habituales. Los vestidos de uso común tenían versiones más amplias para las embarazadas. Eran muy populares por sus estampados y solían ir en conjunto con sacos.

1950

Lucille Ball, la protagonista de la comedia Yo amo a Lucy, apareció en la tele embarazada, y con ello se impuso una moda de conjunto de blusas anchas tipo campana, adornadas con cuellos, mangas y cintas con pantalones. No se recomendaba la ropa ceñida para las prematernas.

1960

En los años 60, el guardarropa para las mujeres embarazadas se diversificó con el uso de shorts, pantalones, faldas cortas, vestidos, etc.

1970

El material y los colores tomaron relevancia. Los vestidos anchos con el corte bajo el pecho eran los más populares. Los estampados psicodélicos llegaron para distraer de la zona de la panza.

1980

Con el embarazo de Lady Di, la moda de maternidad entró en las portadas de revista. Las batas, los vestidos camiseros, los conjuntos de pantalón y camisa en tonos pastel eran habituales.

1990

Los overoles y pantalones anchos entraron para dar más opciones de nuevos looks a las premamás. Antes de los años 90, la tendencia era ocultar o disimular la panza, pero con la entrada de famosas embarazadas a las portadas de revista, mostrar la barriga se puso de moda.

2000-2010

La moda de maternidad se diversificó por completo. El diseño de jeans y ropa de tela que se podía estirar se volvieron muy populares. Antes, la silueta no era tan importante en los diseños, pero en esta época se volvieron muy comunes las prendas ceñidas al cuerpo.

2010-2020

Las mujeres embarazadas contaban con múltiples opciones, marcas especializadas y líneas de maternidad de marcas de ropa reconocidas. Podían elegir entre una diversidad de estilos, entre clásicos, casuales y formales.

2021-actualidad

Las embarazadas actualmente tienen una amplia variedad de prendas: jeans, shorts, vestidos de baño, ropa de ejercicio, vestidos de gala, en resumen, todo lo que las futuras mamás de hace sesenta años no tuvieron.

¿Crees que estar embarazada en motivo para no vestirse bien? ¿Cuál es tu opinión?

Bella y Genial/Mujeres/Cómo ha evolucionado la moda de maternidad a través de los años
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos