Bella y Genial
Bella y Genial

“Las mujeres podemos hacer absolutamente todo”: la historia de cómo Salma Hayek alcanzó sus sueños

Una de las cosas que son necesarias para alcanzar nuestros sueños es estar seguras de nuestro propio valor y de nuestra capacidad para enfrentar cualquier situación. Precisamente esta actitud es la que hizo que Salma Hayek, quien se enfrentó al rechazo cuando comenzó su carrera, lograra todo lo que un día soñó.

En Bella y Genial nos encanta compartir historias inspiradoras como la de Salma, un claro ejemplo de que debemos creer en nosotras mismas.

El inicio de sus sueños

Los inicios de la carrera de Salma Hayek fueron en su país natal, México. La actriz estaba en un gran momento al protagonizar la telenovela Teresa, y en el cine con la película El callejón de los milagros. Esta última le valió una nominación al premio Ariel. Pero ella quería dar un paso más allá y abrirse camino en el cine de Hollywood.

Hayek se mudó a Los Ángeles, California, para estudiar actuación. Después de hacer algunas pequeñas apariciones en producciones, llegó su primer papel estelar. Junto a Antonio Banderas, protagonizó la película Pistolero, que fue la primera de una serie de cintas junto a otras reconocidas celebridades como George Clooney, Will Smith y Penélope Cruz.

“Somos unas chicas imparables”

Para las actrices latinas, no era sencillo conseguir espacio en las grandes producciones. En una entrevista con la actriz Drew Barrymore, Salma compartió que durante su carrera recibió comentarios negativos sobre sus pocas posibilidades de tener un papel protagónico.

En una ocasión, un ejecutivo afirmó que ella no podría ser una estrella por su origen, a pesar de su gran talento: “No importa lo hermosa que alguien piense que eres, no importa lo buena actriz que seas... cuando abras la boca, el público solo recordará a sus sirvientas”. Estos comentarios no la detuvieron, y frente a Drew dijo: “Somos parte de la generación de actrices que también se convirtieron en empresarias y productoras, somos unas chicas imparables”.

“Las mujeres podemos hacer absolutamente todo”

Las malas experiencias no detuvieron a la mexicana. En 1999 fundó Ventanarosa, una casa productora que ha desarrollado películas y series televisivas con grandes compañías. En 2002, Salma produjo y actuó en la cinta Frida, con la que recibió dos premios Óscar y una nominación como mejor actriz.

En el lanzamiento de la serie Monarca, de la cual fue productora, expresó que la historia trata sobre el empoderamiento femenino y dijo: “Ojalá luego de ver esto, las mujeres agarren la valentía de recordarse que podemos hacer absolutamente todo”.

“La lactancia es algo que se comparte”

Salma es una defensora de la lactancia materna, y ha promovido los beneficios que tiene para los bebés. En un viaje a Sierra Leona, aprovechando su maternidad, amamantó a un niño africano: “Yo estaba dejando de amamantar a Valentina, pero aún tenía mucha leche, así que alimenté al bebé. Deberías haber visto sus ojos. Cuando sintió el alimento, dejó de llorar de inmediato”.

En 2017 fue nombrada embajadora de la lactancia materna en la Ciudad de México, y envió un video con un mensaje en el que promovía este tipo de alimentación: “La lactancia fortalece su vida, protege, nutre y desarrolla. La lactancia es algo que se comparte”.

Además, publicó fotografías que acompañó con palabras sobre la importancia de la lactancia, a pesar de su ocupada agenda: “Cuando estaba grabando 30 Rock, todavía estaba dándole el pecho a Valentina. Lo hice hasta que tenía 14 meses. ¡Los beneficios de dar el pecho son incalculables para los bebés! ¡Investígalo!”.

“Yo siento esa fuerza dentro de ti”

“Este personaje es muy fuerte, pero su fuerza tiene que ser cálida, y yo siento esa fuerza dentro de ti”. Esas fueron las palabras de la directora Chloé Zhao cuando eligió a Salma como la nueva superheroína del mundo de Marvel. Hayek tuvo una participación estelar como Ajak en la película Eternos, quien era la líder de los superhéroes que debían salvar a la humanidad.

Este papel representó un gran logro para la actriz, quien destacó que se había abierto una puerta para todos los latinos que habían estado esperando un momento así. Entre lágrimas, describió la emoción que sintió al ponerse su vestuario: “Vi mi cara morena en un traje de superheroína; vi mi cara de niña, que tenía mucho valor para soñar en grande. Vi la cara de todas las niñas”.

“Trabaja duro. Prepárate”

Tras forjar una gran carrera como actriz, productora, activista y empresaria, en noviembre de 2021, Salma develó su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Durante su discurso, recordó que en repetidas ocasiones la rechazaron en papeles protagónicos: “¿Por qué no vuelves a las telenovelas? Aquí nunca encontrarás trabajo”. Salma se repetía constantemente: “Nadie me quiere aquí. Ellos me quieren en mi país”.

A pesar de la decepción y la tristeza, no se dio por vencida. Ella eligió luchar por sus sueños. Dijo: “Trabaja duro. Prepárate. No te preocupes por lo que digan los demás. Lo más importante es que no te escuches a ti misma cuando te deprimas. Da lo mejor de ti en todo lo que hagas”.

¿Cuál ha sido el desafío más grande que has tenido que superar para cumplir tus sueños? Cuéntanos en los comentarios.

Bella y Genial/Mujeres/“Las mujeres podemos hacer absolutamente todo”: la historia de cómo Salma Hayek alcanzó sus sueños
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos