Bella y Genial
Bella y Genial

Por qué nuestros perrhijos mueven la colita en círculos (y otras 14 conductas explicadas)

Desde los pequeños gruñidos cuando están dormidos, hasta su forma de inclinar la cabecita, los perros son capaces de ganarse el corazón de la mayoría con acciones sumamente simples. Sin embargo, aunque nosotros no entendamos lo que hacen, la realidad es que cada uno de sus comportamientos tiene una razón detrás.

Así, Bella y Genial te comparte algunas explicaciones de las cosas que tu mejor amigo perruno hace y que tal vez no conocías.

1. Acostarse encima de ti o acurrucarse contigo

Los perros adoran sentir el calor de su manada, y tú eres esa manada, por lo que este comportamiento es una manera de demostrar su afecto hacia ti. También marcan su territorio así; esto puede suceder mucho cuando recibes visitas, a quienes quiere dejarles muy claro que no está dispuesto a compartir lo que es suyo por mucho rato. Otros expertos afirman que si se sienta sobre tus pies con una actitud retadora y no deja que lo muevas del lugar, entonces se siente dominante, un comportamiento que no debes reforzar, sino corregir.

2. Emocionarse con el juego de la pelota

Pasar tiempo con tu perrito o perrita y jugar a lo que le gusta significa el mundo para él o ella. No solo es divertido, sino que el hecho de traerte su pelota es una forma de darte un “regalo” y complacerte.

3. Perseguirse la cola

Esta acción tiene tres significados, y cualquiera que sea, necesita tu atención. Lo primero: tu perro está tremendamente aburrido y busca cómo divertirse. Lo segundo es que puede tener parásitos que estén provocándole ardor o picazón. Y como tercer punto, si lo hace muy seguido, tal vez se trate de un TOC (trastorno obsesivo-compulsivo) por estrés, ansiedad o frustración.

4. Lamerte la cara o los pies

Esta es una de las formas más comunes para demostrar amor y respeto por su dueño. Se dice que los lametones son equivalentes a los besos. Si tu perrito lame tus pies, puede estar detectando tu sabor, tu composición química y tu estado de salud. A veces, también puede hacerlo solo para llamar tu atención.

5. Inclinar la cabecita hacia un lado

Una de las cosas que más ternura dan es ver a un perro ladear su cabeza para tratar de entenderte mejor. Algunas teorías plantean que con esto escuchan con más precisión tonos o palabras, y otras mencionan que su hocico les estorba y esto les da mayor visión. Sea lo que sea, las cabecitas ladeadas siempre generan un largo y sincero “Awww”.

6. Sacudir un juguete

Los perros son parientes lejanos de los lobos, quienes influyeron genéticamente en sus reacciones. Su juguete puede ser interpretado como una “presa”, y sacudirlo vigorosamente refleja sus instintos cazadores. Sin embargo, la mayoría de los perros de casa lo hacen solo por mero pasatiempo.

7. Morder todo lo que encuentran

Para los perros, masticar es un modo de explorar su entorno y de calmarse cuando están muy ansiosos. También es común que lo hagan para ejercitar la mandíbula y hasta lavarse los dientes. Sin embargo, este hábito, además de destructivo, puede ser peligroso para su salud.

Lo aconsejable en estos casos es desacreditar este comportamiento; dirigirse al animal en un volumen y tono altos, quitarle nuestros zapatos de la vista y, luego, cuando se haya distraído con otra cosa y ya no recuerde el asunto, sí darle un juguete adecuado para masticar.

8. Frotarse la cara

Las patitas delanteras de los canes les ayudan a limpiarse la cara cuando sienten que hay algo que les estorba, o bien, a quitarse la comezón. Si premias a tu perro por hacer esto, confía en que lo hará cada vez más seguido. También es un signo de sumisión hacia otros animales o hacia sus mismos dueños.

9. Correr enérgicamente después de ser bañados

Si tu can sale corriendo a la velocidad de la luz después de recibir un buen baño, entonces está experimentando FRAPS (frenéticos períodos de actividad aleatoria) ¿Qué es esto? Es una acumulación extrema de energía. La mayoría de los perros odian el momento del baño y, cuando por fin sienten que son libres y el tormento ha terminado, estallan de pura alegría. Esto, al mismo tiempo, los ayuda a secarse y a recuperar su aroma natural, ya que los champús no suelen ser de su agrado.

10. Revolcarse en el césped

El olfato es uno de los sentidos más agudos de los perros, y a través de su nariz perciben infinidad de aromas que los humanos no. Revolcarse les sirve para identificar un olor nuevo que haya llamado su atención, o bien, para quitarse los olores propios que les desagradan. En ocasiones lo hacen para eliminar la comezón de su lomito.

11. Cavar hoyos

La mayoría de los perros excavan si encuentran la oportunidad. Aburrimiento, alma de cazadores, miedo, necesidad de refrescarse, querer esconder algún juguete o llegar a determinado lugar suelen ser algunas de las causas. Pero lo cierto es que este hábito puede resultar una costumbre bastante incómoda para nosotros si los dejamos hacer esta tarea sin al menos limitarla o regularla.

Lo primero que podemos hacer es intentar entender la causa de su impulso. Luego, al conocerla, podemos tratar de eliminarla. Por ejemplo, si el animal cava para refrescarse, posiblemente podamos evitarlo manteniéndolo fresco. Si este impulso tiene que ver con un exceso de energía, podemos darle más ejercicios, extender sus paseos y pasar más tiempo juntos.

12. Temblar y gruñir cuando duermen

Los canes pueden dormir plácida o profundamente y entrar a la fase MOR (movimientos oculares rápidos), en la que comienzan a soñar y a presentar espasmos. Por eso, su rostro tiembla sin control, dan pataditas como karatekas o hasta ladran. No es recomendable que los despiertes en ese momento porque pueden sentirse desubicados y de mal humor, como también le pasa a cualquier humano.

13. Dar vueltas antes de acostarse

Como mencionamos anteriormente, los perros son parientes lejanos de los lobos. Girar varias veces sobre su propio eje es una forma de ver que a su alrededor no hay nada peligroso que pueda tomarlos por sorpresa, aunque los canes domésticos lo hacen por instinto heredado. Asimismo, “tantean el terreno” y se aseguran de que su espacio les resulte cómodo.

14. Mover la pata cuando les rascas la pancita

Esto no es más que el “reflejo de rascado”, en el que se activan terminaciones nerviosas que envían la señal de que hay un agente que está provocándoles cosquilleo o irritación (aunque la mayoría parece disfrutarlo mucho).

15. Mover la cola como rehilete

El movimiento de la cola tiene muchos significados, pero cuando se mueve en círculos, quiere decir que tu can está con toda la disposición de jugar, y a mayor velocidad, ¡mayor es la emoción! No importa la edad, ellos son tan fieles que siempre estarán felices de verte y envejecer contigo, y, por supuesto, te lo dirán con su colita girando.

¿Qué es lo que más te gusta de tu perrito?

Bella y Genial/Animales/Por qué nuestros perrhijos mueven la colita en círculos (y otras 14 conductas explicadas)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos