Bella y Genial
Bella y Genial

14 Famosos que aceptaron el reto de sacrificar mente y cuerpo por un personaje

A veces no solo bastan algunos cambios para interpretar un personaje. Las celebridades deben tomar decisiones difíciles cuando se enfrentan a ser alguien muy diferente a ellos. A pesar de la ayuda de efectos especiales y maquillaje, los famosos prefieren someterse a hábitos bastante estrictos, como meses de entrenamiento o dietas inauditas, para lograr su objetivo. ¡Vaya que no podemos dudar de su profesionalismo!

1. Alexander Skarsgård

Para lograr tener una impresionante forma física en el filme La leyenda de Tarzán, el actor entrenó duramente y siguió una dieta especial que consistía en dos etapas: durante los 3 primeros meses, Alexander tuvo que consumir unas 7000 kcal al día. Según el artista, comía principalmente carne y papas.

La segunda etapa de la dieta era más estricta y excluía los carbohidratos simples. Skarsgård tenía que comer pequeñas porciones varias veces al día. Y eso lo volvía loco. “Miraba constantemente el reloj esperando la siguiente comida. Lo único en lo que podía pensar era en la comida”, dijo.

Recién pasados 5 meses, su entrenador le permitió suavizar su dieta. Alexander lloró de alegría cuando por fin pudo saciarse. Pidió pasta, pizza y tiramisú, y disfrutó mucho de los platos.

2. Renée Zellweger

Andrews Archie / ABACA / East News, © Judy / Pathé and co-producers

El papel de Judy Garland requería una gran preparación por parte de la actriz. A pesar de que Zellweger ya había tenido la oportunidad de cantar en la película Chicago, su rango vocal no coincidía con las capacidades de la estrella del siglo pasado. Sin embargo, la actriz pasó un año tomando clases de música para poder cantar en vivo en la cinta Judy exactamente como lo hacía Garland.

Se sabe que la legendaria actriz sufría de escoliosis en la columna vertebral, lo que le causaba molestias durante las actuaciones. Por eso, antes de filmar las escenas de conciertos, Renée Zellweger trataba de mover el piano para sentir dolor en el cuerpo y captar la actitud adecuada.

3. Bradley Cooper

Bradley Cooper tuvo que ganar mucho peso para su papel en el filme Francotirador. Y mientras el mencionado Matthew McConaughey, en una situación similar, disfrutaba del proceso de ganar peso, Cooper sufría.

“Fue estresante para mi cuerpo. Una cosa es permitirse una pizza o un pastel, y otra muy distinta consumir 6000 kcal cada día. Es muy agotador”, dijo. Cooper comía 5 comidas al día, que un chef preparaba especialmente para él. Y, además, consumía barritas de proteínas.

4. Anne Hathaway

Invision / Invision / East News, © WeCrashed / Apple Studios and co-producers

En la serie WeCrashed, Hathaway interpretó a una persona real: la empresaria Rebekah Neumann. Según el guion, el personaje sigue una dieta vegetariana estricta y solo come alimentos crudos o mínimamente cocidos. También hace yoga.

Para sumergirse en el papel, la actriz decidió adoptar el estilo de vida de su personaje. Empezó a tomar clases de yoga a diario y a seguir una dieta de alimentos crudos. Según Hathaway, se mimetizó tanto con su rol que se identificó como vegetariana. Recién a las 3 semanas de haber terminado el rodaje se dio cuenta de que necesitaba urgentemente una hamburguesa.

5. Tom Hiddleston

En The Night Manager, el personaje de Hiddleston dirige un hotel. Para prepararse para el papel, el actor pasó una jornada entera sirviendo a gente en un hotel real. Trabajó como asistente del gerente nocturno.

“Esta actividad solo parece glamurosa. Recuerdo cómo unos huéspedes estaban celebrando una boda en el segundo piso del edificio, mientras los del primero se quejaban del ruido, y yo tenía que complacer a ambas partes”, dijo el actor.

El rodaje de la serie se llevó a cabo en un hotel en funcionamiento, y Tom asumía a veces las funciones de los empleados del lugar. Por ejemplo, los huéspedes podían dirigirse al actor para pedirle la llave de su habitación, y él estaba encantado de ayudar.

6. Amanda Brugel

F Sadou / AdMedia / SIPA / East News, © The Handmaid's Tale / MGM Television and co-producers

La protagonista de la serie El cuento de la criada describió el papel de Rita como el más difícil de su vida. Al fin y al cabo, tiene que hacer un personaje complejo que prácticamente no habla, pero que tiene una mente brillante y un carácter fuerte.

La actriz trabajó la elocuencia de sus expresiones faciales y también encontró la forma de hacer única la manera de andar de su personaje. Antes de filmar, Brugel ponía un puñado de piedras en su calzado. La incomodidad que sentía mientras trabajaba probablemente le permitió mostrar el dolor subyacente de Rita.

7. Brad Pitt

Jordan Strauss / Invision / AP / East News, © Fury / Columbia Pictures and co-producers

Para interpretar a un oficial en el filme Corazones de hierro, Pitt tuvo que someterse a un serio régimen de ejercicios. Se organizó un entrenamiento especial para los actores de la película, y aunque Pitt, como superestrella, podía exigir indulgencias, prefirió trabajar a la par con los demás.

El actor reveló: “Todo fue creado para quebrarnos, para que sintiéramos frío, para mantenernos exhaustos, para hacernos sentir miserables. Nuestra ropa estaba húmeda. Comíamos comida fría. Y si nuestras cosas no estaban en orden, nos multaban con ejercicios físicos. Nos levantábamos a las 5 de la mañana, y por la noche estábamos de guardia una hora cada uno”.

8. Halle Berry

Para estar a la altura de su papel de chica descuidada en la película Fiebre de amor y locura, Halle decidió dejar de ducharse y de afeitarse las axilas. La actriz confesó que no siguió ninguna rutina de higiene durante unas 2 semanas y que tenía trenzas de pelos en las axilas.

Sus compañeros de rodaje tuvieron que soportar el olor del cuerpo sin bañar de la estrella de cine. “Mis colegas no expresaron su descontento, pero trataron de mantener distancia”, se rio Berry.

9. Daniel Day-Lewis

AF Archive / Graham Whitby Boot / Mary Evans Picture Library / East News, © In the Name of the Father / Universal Pictures and co-producers

Para interpretar a un preso en el drama En el nombre del padre, el actor pasó 3 días en una celda real. “Sentí que tenía que hacerlo”, dijo Day-Lewis. Cuando el hombre estaba encarcelado, no podía dormir por la noche: cada 10 minutos golpeaban la puerta de su celda con una taza metálica.

La preparación para el papel no terminó ahí. Tras 3 días de encierro, se organizó un interrogatorio real para el actor, que duró 9 horas sin interrupción. Solo podemos aplaudir a Daniel por tomarse su trabajo con tanta responsabilidad.

10. Lily Collins

Para Lily Collins no fue fácil interpretar el papel de una chica con problemas alimenticios, pues ella misma luchó con eso tiempo atrás y temía que perder aproximadamente 9 kilos para el papel la metiera en problemas. Afortunadamente, logró el cambio bajo supervisión profesional y con una red de apoyo en todo momento. A la actriz le sorprendió que las personas la felicitarán por su nueva figura y se dio cuenta de la gravedad de la situación y ahora, cuando tiene oportunidad, promueve el amor propio y la importancia de tratar dichos trastornos.

11. Jessica Chastain

Antes de interpretar a la famosa cantante en la película Los Ojos De Tammy Faye, Jessica Chastain nunca había cantado frente a una cámara. Por eso estaba muy nerviosa antes del rodaje. “Para una persona tímida, es una pesadilla. Pero tenía que hacerlo”, dijo la actriz. Chastain aprendió 31 canciones de Faye.

Jessica también permitió dibujar en su cara con rotuladores. La cuestión es que Tammy Faye tenía tatuajes permanentes. Por ello, los maquilladores de la actriz utilizaron rotuladores como delineador de ojos, lápiz de cejas y lápiz labial.

12. Matthew McConaughey

Matthew es todo un galán al que estamos acostumbradas a ver en papeles de chico guapo y musculoso, pero en el papel de Ron Woodroof tuvo que bajar 22 kilos para encarnar a un hombre con etapa avanzada de VIH, y asumió el reto. Para lograrlo, el actor comía nada más que pescado, claras de huevo y pudín de tapioca. Al acabar el film solo tardó 5 meses en volver a su peso regular. Seguramente extrañaba comer como antes.

13. Natalie Portman

Natalie Portman aseguró que sus músculos desarrollados en la película Thor: Amor y trueno no fueron generados por una computadora, sino que fueron el resultado de su entrenamiento. Unos meses antes del rodaje, la actriz empezó a hacer ejercicios de fuerza, a los que nunca había recurrido, prefiriendo correr y hacer yoga.

Según Portman, le costó encontrar la motivación para ejercitarse de esa manera. Al ser dueña de una figura diminuta, nunca quiso conseguir grandes músculos, pero, por el bien del papel, desplazó sus deseos a un segundo plano.

Cabe destacar que la actriz sigue una dieta vegetariana, por lo que pudo aumentar sus bíceps sin consumir proteínas animales.

14. Brendan Fraser

Brendan Fraser regresa a la pantalla grande con la interpretación de un hombre que sufre de sobrepeso mientras lucha por sobrevivir a la depresión y la soledad. Para ello, el actor tuvo que cargar con pesadas prótesis durante las grabaciones (de entre 22 y 136 kilos) aunque le causaran incomodad, pues él dijo que “se sentían como una camisa de fuerza”. Cabe resaltar que Fraser ha sido ovacionado por su excelente actuación, ya que él mismo estuvo en una situación parecida y pudo darle muchísima profundidad a su personaje.

Bella y Genial/Famosos/14 Famosos que aceptaron el reto de sacrificar mente y cuerpo por un personaje
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos