Bella y Genial
Bella y Genial

La historia de Isabel Allende, quien se divorció a los 74 años y nos recuerda que hay que priorizarnos a nosotras mismas

Separarse de una pareja siempre es un proceso difícil, pero la decisión se vuelve más complicada y dolorosa cuando has compartido muchos años con esa persona. La escritora Isabel Allende lo hizo a los 74 años; con mucha valentía y seguridad en ella misma reconoció que ya no era feliz en su relación.

En Bella y Genial, queremos compartir la historia de Isabel Allende, quien escuchó a su corazón y decidió divorciarse de su segundo marido y volvió a encontrar el amor dos años después.

Isabel Allende es una de las autoras latinoamericanas más reconocidas del mundo. En 1982, a los 40 años, publicó su primer libro para adultos y fue un éxito rotundo: La casa de los espíritus no solo vendió millones de copias, sino que también fue llevada a Hollywood, protagonizada por Meryl Streep en 1993, y próximamente será convertida en serie, con Eva Longoria como protagonista.

Allende publicó más de 25 libros que han vendido más de 70 millones de copias en 42 idiomas. Nacida en Chile, vivió en Caracas, Madrid y, actualmente, en su casa de San Francisco. En sus libros, Isabel suele contar su vida privada y la de su familia. Es que todo lo que le ha sucedido merecía su propio libro.

La escritora dice que utiliza a todos: padres, abuelos, hijos, primos. De hecho, su hijo Nicolás le pidió que por favor dejara de escribir sobre él, porque quería proteger a su familia y se sentía muy expuesto.

En 1962, a sus 20 años, se casó con su primer marido, Miguel Frías, con quien tuvo dos hijos, Paula y Nicolás. Según Isabel, Miguel era un hombre respetable y buena gente. Sin embargo, ella tuvo un fugaz romance con un músico argentino, por el que dejó a su familia, y lo siguió hasta España en 1978. El músico, cuya identidad se desconoce, la desilusionó rápidamente e Isabel volvió a Venezuela a reencontrarse con su marido y sus hijos.

“Cuando yo siento que se acabó el cariño, el respeto y la admiración, ya está. ¡Basta pues! ¡Chao!”, dijo Isabel en una entrevista reciente. En 1987, Isabel se divorció de su primer esposo.

Al año siguiente, Isabel volvió a casarse. “Con un hombre fascinante, aventurero, que al principio no sabes si es criminal o no, así era Willie Gordon”, dijo Isabel de él. “Cuando conocí a Willie, me gustó su olor, su voz, la mezcla de apariencia distinguida y de buena ropa con sus tatuajes. Me gustó la historia de su vida. No hay nada más seductor que una buena historia”.

Isabel publicó en 1991 El plan infinito, inspirado en la historia de vida de su segundo marido. Gordon estuvo a punto de morir en 2012 por una fibrosis pulmonar. Tenía tres hijos de un matrimonio anterior, cada uno con una historia conmovedora.

En 1992, una tragedia ocurrió en la vida de Isabel Allende. Su hija Paula murió a los 29 años. Isabel escribió Paula, un libro que publicó en 1994 y que la ayudó a entender lo que había sucedido. Con sus notas, las cartas que le había escrito la joven y su propia memoria, pudo aceptar y entender la muerte de su hija. Isabel dona los ingresos que recibe por ese libro a una fundación que se dedica a defender los derechos de las mujeres y los niños, algo que su hija hubiese querido.

En 2015, con la publicación de su libro El amante japonés y a los 74 años, Isabel anunció que Willie y ella se habían divorciado. “Se acabó cuando noté que por su parte el cariño había terminado. Yo habría podido seguir, pero apenas me di cuenta, también dije ¡chao! Me divorcié con 74 años y la gente me decía: ‘Pero ¿cómo? Te vas a quedar sola’. Pues yo creo que se necesita más coraje para mantenerse en una relación que no funciona que para irse”. Isabel cuenta que siguieron siendo amigos y hablaron hasta que él murió en 2019.

A los 76 años, Isabel se mudó con el que se convirtió en su tercer marido en 2019, Roger Cukras. “Roger me da lo que necesito: mucho cariño. Lo demás lo puedo obtener sola. Pero eso no me lo puedo permitir a menos que me lo regalen. ¡Y él me lo regala!”.

Allende se reconoce como una mujer apasionada, pero cree que eso debe entrenarse. Aventurándose, teniendo curiosidad por los demás y por el mundo, sin acomodarse del todo. Cree que sufrir es parte de la vida. “¿Qué vas a hacer con tu vida si no quieres sufrir?”. En su obra, siempre habla del amor y la muerte, de la necesidad de justicia, de la lealtad y el coraje.

¿Por qué motivos has terminado una relación? ¿Volviste a encontrar el amor? Cuéntanos en los comentarios.

Imagen de portada allendeisabel / Instagram
Bella y Genial/Famosos/La historia de Isabel Allende, quien se divorció a los 74 años y nos recuerda que hay que priorizarnos a nosotras mismas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos