Bella y Genial
Bella y Genial

10 Tips para el lenguaje corporal que pueden ayudarte a pasar una entrevista laboral

En muchas ocasiones, una entrevista de trabajo puede ponernos nerviosas al grado de olvidar que nuestro lenguaje corporal y gestos pueden decir mucho más que nuestras palabras. En este tipo de reuniones, es importante poder respaldar nuestro currículum y experiencia laboral con una buena primera impresión.

En Bella y Genial nos pareció importante poder compartir algunos de los tips para cuidar cómo movemos el cuerpo que podrían ser de gran ayuda para un encuentro de contratación laboral. Además, al final incluimos un consejo muy útil para dar un plus en tu cita de trabajo.

1. Investiga el código de vestimenta en la empresa

Elegir el atuendo correcto para una entrevista puede ser todo un reto. Sin embargo, investigar el código de vestimenta de la empresa puede darnos una guía de lo que podemos usar, además siempre hay que tener en cuenta el puesto para el que aplicamos.

Si se trata de un empleo corporativo en una empresa de leyes o negocios de alto perfil, el traje sastre siempre será una buena opción. Pero, si la industria tiene un código casual, sería suficiente elegir un estilo ejecutivo informal.

2. Cuida el saludo y el apretón de manos

A pesar de que el éxito de la entrevista depende principalmente de nuestras respuestas y capacidades, el apretón de manos es la primera impresión que dejamos. Incluso puede revelar muchas cosas sobre la personalidad, la seguridad en nosotros mismos y qué tan abiertos estamos a interactuar con las personas.

La mejor recomendación es un apretón fuerte, pero sin excederse. Además, mantener el contacto visual con la persona a la que estamos saludando mientras apretamos su mano es vital para mostrar confianza y buena disposición.

3. Cuida las expresiones faciales

Los nervios pueden hacer que nuestras expresiones faciales, como fruncir el ceño, hacer muecas o levantar las cejas, revelen un mensaje diferente a lo que estamos diciendo, lo que puede jugarnos en contra.

La falta de expresividad y emociones también pueden generar desconfianza en los reclutadores. Lo recomendable es mostrar expresiones positivas y empáticas acompañadas de una ligera sonrisa.

4. Evita exagerar con el contacto visual

Mantener el contacto visual es uno de los puntos más importantes en una entrevista de trabajo. Sin embargo, puede resultar intimidante para el reclutador un candidato que no desvía la mirada ni un segundo. Lo mejor es encontrar el equilibrio y existen algunos trucos para ello.

Si te resulta incómodo mantener la mirada fija todo el tiempo, podrías utilizar la técnica del triángulo. Imagina un triángulo imaginario que conecta los ojos con el mentón y trata de alternar el punto en el que desvías la mirada entre los ojos, la nariz y la boca cada 5 segundos. Eso te ayudará a sentirte más relajado y el ambiente se sentirá menos tenso.

5. Asiente con la cabeza

Asentir con la cabeza periódicamente es importante para demostrar al reclutador que estás atento a la conversación y comprometido con la entrevista. Sin embargo, deberías evitar asentir todo el tiempo, ya que esto podría ser considerado como falta de seguridad en ti mismo y necesidad excesiva de complacer.

6. Evita gesticular en exceso

Hacer algunos gestos con las manos para generar conexión o resaltar algún punto está bien; sin embargo, deberías evitar mostrar todas tus emociones con las manos. Trata de controlar tus gestos y mover las manos con calma, manteniéndolas la mayoría del tiempo en una posición tranquila y relajada. Si quieres que el entrevistador se fije en tus respuestas y lo que tienes que aportar, no lo distraigas con demasiados movimientos.

7. Mantén las palmas de las manos abiertas

Como ya lo hemos explicado anteriormente, el lenguaje no verbal puede revelar mucho acerca de la personalidad del candidato. Todo lo que hacemos con las manos es algo en lo que los reclutadores sin duda se pueden fijar. Por eso trata de mantener las palmas de las manos hacia arriba y abiertas. Es un gesto que demuestra honestidad, confianza y buena actitud.

8. Sincronízate con tu entrevistador

La técnica del mirroring puede ser muy útil en estos casos y consiste en utilizar un lenguaje espejo de la persona con la que nos estamos comunicando. En realidad, no se trata de imitar los movimientos del otro, sino que es algo que hacemos de manera subconsciente con las personas con las que nos sentimos más cómodos.

Durante una entrevista, puedes intentar ajustar tu postura, gestos, tono o acciones según las del reclutador. Incluso puedes utilizar algunas palabras o lenguaje similar. Eso te ayudará a conectar con la persona que te está entrevistando y generar más confianza para evitar sentirte ansioso.

9. Mantén bajo control los tics nerviosos

Mantener la calma, mostrando seguridad y confianza en nuestra experiencia y capacidades es un punto clave a la hora de conseguir un trabajo. Por eso deberíamos evitar a toda costa aquellos movimientos que muestren lo nerviosos que estamos, como mover las piernas demasiado, mordernos las uñas, tocarnos el cuello y el cabello o jugar con la pluma.

Lo más recomendable es prepararse lo mejor posible para la entrevista. De esta forma, la ansiedad y el estrés disminuirán y, por lo tanto, los tics nerviosos también.

10. Saber cuando sonreir

Sonreír ayuda a poder relajarnos y a mejorar el ambiente en una entrevista de trabajo, pero hay que saber en qué momentos usar nuestro gesto tan alegre.

Hay dos momentos donde es importante mantener nuestra sonrisa:
El primero es cuando llegamos y saludamos a nuestro entrevistador, para dar una impresión de empatía y confianza.
El segundo es al despedirnos, por cortesía y agradecimiento a la atención recibida.

Bono: Practica frente a la cámara

Si quieres practicar de una manera activa donde encuentres retroalimentación, un truco excelente es grabarte como si estuvieras en la entrevista. Así podrás ver el video y darte cuenta en que puntos mejorar. Puedes hacerlo con tu teléfono o alguna aplicación disponible en internet.

Sabemos que hacer entrevistas de trabajo es un momento donde los nervios se presentan. Lo importante es demostrar nuestros conocimientos y los capaces que somos para el puesto, sin importar cual sea el resultado siempre podremos aprender para futuras reuniones..

Bella y Genial/Hazlo tú misma/10 Tips para el lenguaje corporal que pueden ayudarte a pasar una entrevista laboral
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos