Bella y Genial
Bella y Genial

12 Errores en el cuidado de la ropa que la estropean sin querer

Antes de lavar o planchar una prenda, lo ideal sería que leamos la etiqueta y sigamos las instrucciones indicadas allí. Pero, seamos realistas, casi nunca lo hacemos. Sin embargo, es importante que tengamos presentes ciertas pautas útiles, tanto de lavado como de cuidado en general, para que nuestra ropa favorita luzca como nueva y nos dure más tiempo.

1. Aplicar perfume sobre la ropa

Los perfumes normalmente no manchan la ropa, pero algunos de sus componentes pueden hacer que los tejidos se destiñan. Para evitarlo, es aconsejable primero aplicarte el perfume en la piel y esperar a que se haya secado para vestirte.

Un lavado normal puede ayudar a eliminar las manchas frescas de perfume en la ropa. Lo principal es enjuagar primero la mancha con agua fría. Para eliminar las manchas viejas, mezcla partes iguales de glicerina y agua, aplica la mezcla sobre la mancha y déjala actuar durante una hora, luego lava la prenda.

2. Planchar las prendas de viscosa sin darles vuelta

Si una prenda de viscosa es planchada del lado exterior, la tela se volverá brillosa. Desgraciadamente, no hay forma de arreglarlo. Pero es fácil evitar que se dañe la tela: basta con planchar la prenda del lado de adentro.

Sin embargo, algunas prendas de viscosa no deben plancharse en absoluto, por lo que es mejor leer las indicaciones de la etiqueta.

3. Clasificar las prendas solo por colores antes de lavarlas

Es aconsejable clasificar la ropa no solo por color, sino también por tipo de tela antes de lavarla. La ropa de telas más gruesas puede dañar las telas más delicadas y hacer que se rompan. Por lo tanto, no se deben lavar juntos la ropa de cama y la ropa interior, las playeras y los jeans, y las blusas y las camisas.

4. Siempre dobla o cuelga tu ropa con cuidado

No toda la ropa puede colgarse ni doblarse, por lo que es difícil confundirse: ¿en gancho o doblada? Aprender a guardarla no debe ser complicado. Hay algunas piezas como las tejidas o de punto que no deben colgarse en ganchos, sino doblarse para conservar el tejido. Si la prenda se estira en un gancho, entonces es mejor cambiar este último. Si colgamos un abrigo o chamarra, es importante que no quede colgando en la parte de los hombros. Las prendas delicadas pueden doblarse con algo de papel para que mantengan la forma.

5. Lavar los jeans con poca frecuencia

Un lavado incorrecto puede arruinar la ropa, pero no lavarla con suficiente frecuencia tampoco es una opción. Por ejemplo, las fibras de la tela de los jeans de 100 % algodón “se relajan” durante el uso, lo que hace que la prenda se estire con el tiempo. El lavado regular evitará que esto ocurra.

Es posible salvar los jeans ya estirados lavándolos en agua muy caliente.

6. Lavar la ropa oscura de forma incorrecta

Para evitar que las prendas de color oscuro pierdan su color, es aconsejable lavarlas a baja temperatura y en el ciclo más corto posible. Es mejor utilizar un detergente líquido, ya que el agua fría puede no disolver completamente un detergente en polvo.

También hay otro secreto para proteger la ropa negra. Estas prendas deben darse vuelta antes de lavarlas. También deben secarse al revés.

7. Llevar mochilas

En la ropa de diferentes materiales puede aparecer pelusa. Uno de los motivos es que llevamos bolsos, mochilas o ropa en varias capas. Los tejidos se rozan entre sí, lo que puede arruinar la prenda.

La pelusa se forma más rápidamente en la ropa de lana, algodón, poliéster y tejido acrílico. Con estas prendas, es mejor evitar el uso de mochilas y bolsos.

8. Dejar la ropa en remojo durante demasiado tiempo

Generalmente, la ropa se deja en remojo antes de lavarla a mano. Pero si se deja en remojo demasiado tiempo, puede perder el color y la forma. Se recomienda dejar las prendas de encaje en remojo solo durante 2-3 minutos, y las de seda y lana no más de 30 minutos. El algodón y otras telas menos delicadas pueden dejarse en agua durante no más de una hora.

9. Planchar prendas de lino estando secas

Las prendas de lino son prácticamente imposibles de planchar cuando están completamente secas. Para no dañar la tela con la plancha, rocíala con agua 5-10 minutos antes de plancharla, prestando especial atención al cuello, los puños y los bolsillos.

La ropa de lino debe dejarse secar completamente durante 10 o 15 minutos antes de usarla, ya que, de lo contrario, se arrugará rápidamente. Y si decides utilizar un espray alisador de arrugas, es mejor que lo pruebes primero en el lado de adentro de la prenda: algunos productos dejan manchas en las prendas de lino, especialmente en las oscuras.

10. Quitarse la playera tirando del cuello

El aspecto de las playeras a menudo se ve arruinado por un cuello estirado. Este es un problema al que se enfrentan las personas que están acostumbradas a quitárselas agarrándolas por el cuello. Si esto ocurre, no será posible devolverles la forma original, pero sí se pueden cuidar las prendas nuevas. Solo hay que acostumbrarse a quitárselas de otra manera: levantándolas con las dos manos por la parte de abajo.

11. Utilizar rodillos adhesivos para la ropa

Aunque los rodillos adhesivos son estupendos para quitar el pelo de la ropa, no son completamente inofensivos. Los rodillos pueden dejar una capa de pegamento en la tela que atrae aún más pelo y polvo. El pegamento también puede hacer que la ropa se destiña.

En lugar de utilizar rodillos adhesivos para quitar pelos, se recomienda usar cepillos hechos con materiales naturales.

12. Guarda tus prendas más importantes en bolsas para ropa

Tus prendas más delicadas o que están hechas de materiales muy particulares pueden guardarse en bolsas especiales para almacenar ropa. Esto hará que se conserven siempre en perfecto estado.

¿Eres de las que siguen al pie de la letra las instrucciones de las prendas o prefieres dejarlo todo al azar? ¿Qué trucos especiales tienes para cuidar tus prendas favoritas?

Bella y Genial/Hazlo tú misma/12 Errores en el cuidado de la ropa que la estropean sin querer
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos