Bella y Genial
Bella y Genial

9 Consejos para comprar ropa en línea sin decepciones

Si alguna vez llenaste un carrito de compras virtual con prendas de todo tipo y a la hora de pagar, empezaste a dudar y lo dejaste, te entendemos. Es que adquirir ropa en línea puede ser entretenido, pero hay muchos detalles que se nos pueden escapar. Pues no podemos ver las piezas en vivo y en directo, revisar sus costuras, sentir la calidad de la tela o comprobar que nos queda bien.

¡No te desanimes! Todavía es posible compra por Internet siguiendo 9 consejos que en Bella y Genial encontramos para ti. Entonces, puede que la próxima vez que recibas tu pedido, la realidad supere todas tus expectativas.

1. Si consigues ver el interior de la prenda, presta atención a la entretela

La entretela es una de las terminaciones más comunes para escotes en “V”; consiste en un pedazo de tela del mismo tejido que la prenda, doblada para adentro, en la región del cuello. Esta es importante para reforzar las costuras y evitar que los hilos se deshilachen, siendo óptima para verificar si la pieza será duradera o no. Si el modelo es de buena calidad, la entretela debería tener un mínimo de 4 centímetros.

2. Para prendas estampadas, busca fotos en las que la modelo esté de costado

No es de extrañar que las grandes marcas tengan profesionales responsables solamente de los estampados. Es un verdadero arte hacer que los patrones queden perfectos en las prendas de ropa. Al final, el modelado, el corte y la costura deben dar justo en el clavo. Lo ideal es que el estampado parezca continuo, como si la prenda no tuviera cortes.

Para ver si una prenda estampada es de buena calidad, revisa con bastante atención las imágenes en las que las modelos están de lado. Como deben seguir la curvatura del cuerpo, los laterales de las prendas pueden ser una de las partes más “desafiantes” y suelen indicar si el estampado está bien hecho o no.

3. No confíes en los mockups

Probablemente, ya hayas visto el ejemplo de aquí arriba en tiendas en línea, que venden una misma prenda de ropa en varios colores. Para no gastar dinero produciendo diversas fotos, es muy habitual que los vendedores presenten las diferentes opciones con mockups. En estos casos, ellos utilizan una misma imagen y alteran los colores digitalmente.

Sin embargo, hay un problema: en la computadora, tenemos opciones muy variadas de colores que siguen el patrón RGB. Pero, en la impresión de tejidos, el patrón es el CMYK. En la práctica, eso significa que los colores digitales no necesariamente van a corresponder con los colores de impresión. Por lo tanto, para tener certeza sobre el tono correcto, es mejor mirar las fotos dejadas en los comentarios de los consumidores.

4. Presta atención a la tabla de medidas

En un mundo ideal, sería lindo que los tamaños XS, S, M, L, XL fueran estandarizados. Pero, la verdad es que cada tienda tiene su propia tabla de tallas. Algunas marcas hasta colocan medidas mayores en números menores, para que los clientes se sientan bien al entrar en tallas “pequeñas”. Por eso, no confíes solo en la numeración y verifica siempre la tabla de tallas. Antes de comprar, tómate las medidas y escoge el que sea exacto para tu tipo de cuerpo.

5. Comprueba el tamaño real de los accesorios

Los ángulos de las fotos de las tiendas en línea pueden engañar bastante. Esto ocurre principalmente con los accesorios. Como resultado, solo basta con que la modelo tenga un cuello más fino, por ejemplo, para que un collar parezca más largo de lo que realmente es.

Pero existe un truco muy bueno para comprar accesorios en línea: verificar las medidas dadas en la descripción del producto y utilizar un papel para diseñar el tamaño real de las piedras preciosas, colgantes y hasta aretes. Así, se consigue visualizar mejor si el accesorio va a quedar grande, pequeño o es exactamente como se espera.

Otra opción es entrar al sitio Diamond Size Simulator. Allí, es posible colocar las medidas y el formato de un diamante o piedras preciosas y comprobar su verdadero tamaño. Muy interesante, ¿verdad?

6. Mira atentamente los detalles

Hay ciertos detalles que son muy importantes para comprobar la calidad de la ropa, pero normalmente, ni los tomamos en cuenta a la hora de llenar el carrito de compras. Como gran parte de las tiendas en línea permite realizar zoom a las prendas, un buen consejo es observar si los botones son de un buen material y si tienen dos o cuatro agujeros.

Los botones con dos agujeros tienen menos fuerza y deben ser usados en prendas con tejidos más livianos, por lo tanto, piensa dos veces en caso de encontrarlos en modelos de ropa más pesados. Es muy probable que esos botones se suelten enseguida.

¿Has visto esos botones extra que suelen venir en el dobladillo de las prendas de ropa o en la etiqueta? Es importante que siempre los guardes, pues nunca se sabe cuándo vas a perder uno en el camino. Así, con una pequeña reparación, tu atuendo puede durar mucho más tiempo.

7. Presiona “play” para revisar la calidad de la tela

Es muy complicado verificar la calidad de un tejido a través de la pantalla de una computadora. Pero, hoy en día, muchas tiendas en línea están facilitando este proceso. Siempre que el sitio lo permita, haz clic para ver los videos. Así, con la modelo desfilando, puedes verificar cómo se “comporta” el material con el movimiento. Revisa principalmente si el tejido es transparente y si se ajusta bien al cuerpo.

8. Las prendas estructuradas pueden ser una trampa

Los tejidos estructurados suelen ser más rígidos y pesados. Por eso, es necesario no solo tener el material ideal, sino también el modelo perfecto para crear un estilo de ropa. Duda de los precios demasiado baratos y trata de saber más sobre la composición de las telas en la descripción de la prenda. Dependerá del modelo, pero normalmente, los materiales como gabardina, sastre crepe o sable tienen más cuerpo y funcionan mejor para ese propósito.

9. Las fotos con modelos son más confiables

Las tiendas virtuales normalmente presentan sus productos en flat lay (cuando el objeto es fotografiado desde arriba sobre una superficie sólida) y en una modelo. Las fotos en las que vemos el producto “solo” pueden ser óptimas para revisar cada pequeño detalle de la pieza. Pero, para visualizar mejor cómo el atuendo quedará en el cuerpo, hay que basarse en las fotos con modelos.

En el caso de que la persona no tenga un formato de cuerpo parecido al tuyo, mira en los comentarios para comprobar las fotos de los clientes. Si no, entra al Instagram de la marca y revisa las fotos en las que la marca ha sido etiquetada. De esta manera, tendrás una noción más real de cómo es la prenda de ropa.

Bella y Genial/Hazlo tú misma/9 Consejos para comprar ropa en línea sin decepciones
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos