Bella y Genial
Bella y Genial

11 Artículos de baño en los que no vale la pena gastar

Sin darnos cuenta, puede que nos dejemos llevar por las publicidades de TV y terminemos comprando artículo para el hogar que realmente no necesitamos. Como consecuencia, nuestra casa se ve abarrotada y nuestra cartera se resiente. Con los artículos de baño sucede lo mismo, pero si aprendemos a escoger, podríamos evitar gastar dinero y tiempo en cosas que no valen la pena.

1. Rastrillos desechables

Si nos detenemos un momento a pensar en cada cuanto compramos rastrillos de plástico y desde cuándo lo hemos hecho, seguro notaremos que la cantidad es enorme, y esto implica un gasto frecuente, así como afectaciones al medio ambiente. Para reemplazar estos artículos podemos optar por un rastrillo de acero inoxidable, el cual es reutilizable y solo las navajas se cambian con periodicidad.

2. Hisopos para los oídos

Es común utilizar estos hisopos de algodón para limpiar los oídos por dentro intentando quitar la llamada cerilla; sin embargo, se trata de una práctica que no debería llevarse a cabo. Meter cualquier objeto a nuestros oídos implica un riesgo para la salud que podría causar daños en el canal auditivo o en el tímpano. En el caso de que acumules mucha cera en el interior, lo que se sugiere es visitar al médico.

3. Ambientadores

Existen diversas versiones de los ambientadores, no obstante, una gran cantidad tienen ingredientes químicos que se han relacionado con afectaciones a la salud al exponernos constantemente a este producto. Entre sus compuestos comunes se han encontrado elementos como el formaldehído, un cancerígeno conocido, y los parabenos, vinculados con alteraciones hormonales.

Una opción para aromatizar este espacio puede ser colocar unas gotas de algún aceite esencial natural.

4. Limpiadores automáticos de inodoro

Los productos químicos que contienen este tipo de limpiadores, los cuales podemos encontrar generalmente en forma de pastillas, pueden desgastar las piezas del tanque del baño, que es donde se colocan.
En lugar de esta opción, lo que se puede hacer para evitar que la taza se ensucie demasiado pronto entre cada limpieza profunda, es colocar dentro del tanque la botella de líquido que utilicemos para el inodoro con una abertura, para que en cada descarga salga un poco.

5. Pasta de dientes de carbón activado

Contrario a lo que podría pensarse, gastar más en una pasta de carbón activado en realidad no logrará que nuestros dientes estén más blancos que si los lavamos con una pasta corriente, e incluso pueden dañarlos, ya que es común que no contengan fluoruro para proteger los dientes. Con esto, el riesgo de tener caries y manchas podría ser mayor. Para blanquear los dientes lo recomendable es acudir al dentista.

6. Crema anti-celulitis

La celulitis es bastante común y no es dañina, sin embargo también es normal intentar deshacernos de ella. Para esto, las cremas anticelulíticas se nos pueden venir a la mente, pero aunque es posible que a corto plazo se note una diferencia en la apariencia de la piel, la realidad es que este tipo de productos no elimina la celulitis.

7. Bombas para la bañera

Sin duda se trata de un producto que luce bonito al verterlo en la tina, y que le da color y un aroma agradable, pero la combinación de colorantes, fragancias e ingredientes acondicionadores de la piel no aportan más al cuidado de esta área de nuestro cuerpo.

En lugar de este divertido pero no tan útil elemento, se podría usar simplemente un poco de aceite para la piel o sales de agua. Incluso, especialistas apuntan que algunos de los ingredientes que contienen, como el colorante o las fragancias, pueden irritar las pieles sensibles.

8. Extractores de puntos negros

Son novedosos y parecen resolver de manera fácil esa necesidad de sacar los puntos negros, pero la realidad es que este trabajo es de un dermatólogo o especialista. Hacerlo en casa con uno de estos productos que vienen en varias versiones, podría ocasionar, explican especialistas, cicatrices, pigmentación, pequeños desgarros e incluso empujar lo que obstruye el poro más profundamente, lo que derivaría en una espinilla profunda.

9. Champú caro

El precio no necesariamente está relacionado con la calidad, y esto aplica también para el champú. En realidad, el factor en el que podemos centrar nuestra atención para conseguir un producto de calidad, es en los ingredientes. Victoria Fu, química cosmética, señala que ya que el cabello no está vivo, no es necesario preocuparnos demasiado.

“Estamos casi seguros de que la mayoría de los productos de champú pueden realizar su función principal de limpieza bastante bien”, destaca la especialista.

10. Protector solar con un SPF alto

Cuidar la piel sin duda es una buena causa, y el bloqueador aporta a esta. Sin embargo, no siempre el de mayor costo es el más eficiente, ni tampoco el que tiene un factor de protección solar más alto. Un estudio en el que se probaron varios de estos productos mostró que aquellos con un SPF mayor a 50 dan a los usuarios una falsa sensación de seguridad.

Esto se debe a que, además de que prometen demasiada protección, pueden llevar a que la persona se sobreexponga a los rayos ultravioleta, ya que también se encontró que muchos de los bloqueadores testados no cumplirían con los estándares de protección ante este agente.

11. Toallitas desechables

Ya sea para utilizar en lugar de papel higiénico o para quitar el maquillaje, estas toallitas húmedas pueden ser fácilmente reemplazadas con el propio papel o con almohadillas de tela reutilizables para limpiar el rostro.

Al no usarlas evitamos que nuestra tubería se bloquee con los desechos, pues contrario al papel, no suelen ser biodegradables. También impedimos que estas lleguen a los océanos y se sumen a los problemas de contaminación.

¿En qué artículos para el hogar sientes que estás gastando demasiado? ¿Cuáles son aquellos que prefieres reemplazar para ahorrar un poco cada mes?

Bella y Genial/Hogar/11 Artículos de baño en los que no vale la pena gastar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos