Bella y Genial
Bella y Genial

11 Errores en la cocina que solo hacen que se vea desgastada

Nuestra cocina requiere de mucho cuidado, ya que es un lugar indispensable, en el que preparamos nuestras comidas diariamente. Pero todo lo que hay allí se va desgastando a gran velocidad y, luego de un tiempo, el espacio entero se parece a un campo de batalla. Es importante mantener la cocina en el mejor estado posible; así nos resultará sencillo y más higiénico limpiar, cocinar y almacenar los artículos. Sin embargo, tal vez sea una buena idea aprender a no cometer ciertos errores que solo aceleran el proceso de desgaste.

1. Descuidar la forma en que se almacenan los cuchillos

Un error común que muchos cometemos es poner todos los cuchillos juntos en el mismo cajón. Pero sus hojas no están protegidas allí, ya que, al abrir y cerrar el cajón, chocan y se golpean constantemente. Esto conducirá a un desgaste temprano. En su lugar, puedes considerar guardarlos en un bloque portacuchillos o cubrir cada hoja con algo que pueda prevenir los daños.

2. Usar vinagre para limpiar todo

Debes evitar frotar con vinagre cosas como mesadas de granito y mármol, baldosas de piedra, superficies metálicas o de madera. Este líquido es altamente ácido, por lo que desgastará esos materiales mucho más rápido de lo normal. Sin embargo, es seguro usarlo para limpiar el microondas, el lavavajillas, el refrigerador, el fregadero y los grifos.

3. Mezclar productos calientes en la licuadora

Los líquidos o los alimentos calientes colocados en un vaso de licuadora con una tapa pueden ser peligrosos. El líquido puede expandirse y el calor de los productos creará vapor, lo que provocará una gran presión en el interior del recipiente. En un momento dado, todo podría explotar y causar daños no solo en la cocina misma, sino que también podría dejar quemaduras en tu cuerpo.

4. Lavar la carne antes de cocinarla

Esto puede afectar directamente a tu salud. Darle a tu carne un buen lavado no matará ninguna bacteria que pueda estar por encima. En cambio, al hacer esto puedes propagar los microbios a otro lugar. Por ejemplo, al fregadero, a las mesadas, etc. Esto aumenta el riesgo de contraer enfermedades. El calor de la sartén o del horno será más que suficiente para deshacerse de cualquier bacteria dañina.

5. Usar tablas de cortar de vidrio

La superficie de esta tabla de cortar es tan densa y compacta que cuando un cuchillo la roza, se desafila en poco tiempo. Siempre debes optar por algo que sea más suave con las cuchillas. Hay muchas opciones diferentes disponibles en el mercado. Por ejemplo, una buena tabla de cortar de madera o incluso de plástico permitirá que tus utensilios duren más.

6. Poner cáscaras de papa en el triturador de basura

De esta manera, corres el riesgo de obstruir tu triturador. Las cáscaras contienen mucho almidón, por lo que pueden aglutinarse y convertirse en una pasta espesa capaz de bloquear todo. Las hojas de alcachofa y las cáscaras de zanahoria tampoco deben tirarse allí, porque tienen fibras duras que pueden obstruir y dañar las cuchillas del triturador. Es mejor recoger todo y simplemente arrojarlo a la basura.

7. Usar cloro para limpiar los muebles de cocina

Siempre ten en cuenta que si los muebles de tu cocina están pintados o barnizados, la limpieza debe hacerse con cuidado. El cloro es un líquido bastante agresivo, por lo que, al usarlo de esta manera, se corre el riesgo de dañar las distintas superficies. Puedes intentar usar un jabón suave con un paño delicado y agua tibia en su lugar.

8. Poner los utensilios de madera en el lavavajillas

Hay algunos elementos de madera que pueden lavarse en el lavavajillas, pero la mayoría no. Por ejemplo, debes evitar colocar tus cucharas, platos o tablas de cortar de madera allí. Durante el proceso, el agua alcanza temperaturas extremadamente calientes. Esto puede destruir el material y causar grietas, deformaciones y decoloración.

9. Echarles agua fría a las cazuelas calientes

Es muy común que cuando estamos utilizando cazuelas, ollas y sartenes queramos evitar que la comida se les pegue. La idea práctica que se nos ocurre es ponerlas en el fregadero y echarles un chorro de agua fría. La reacción de lo caliente con el agua fría provoca un choque térmico que produce deformaciones. Para que esto no ocurra, es mejor colocarlas unos minutos en una superficie resistente, como la madera, para que se enfríen y luego dejarlas en remojo para eliminar los residuos adheridos.

10. Cocinar ciertos tipos de alimentos en una sartén antiadherente

Es mejor evitar preparar alimentos como tomates o cítricos en cacerolas antiadherentes. La razón es que estos productos son altamente ácidos, por lo que, cuando entran en contacto con la superficie de la sartén, la dañan. En última instancia, solo harán que tus cacerolas se desgasten más rápido. Puedes usar una sartén diferente en su lugar o una olla adecuada.

11. Usar toallas de papel para limpiar cada superficie

Resulta que las toallas de papel no son adecuadas para limpiar todas las superficies, por ejemplo, mostradores y mesas de vidrio o de madera barnizada. Estas pueden ser abrasivas, por lo que existe el riesgo de que dejen rayaduras en estos delicados materiales. En su lugar, puedes usar un paño suave, que no provocará ningún daño.

Bella y Genial/Hogar/11 Errores en la cocina que solo hacen que se vea desgastada
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos