Bella y Genial
Bella y Genial

11 Detalles que diferencian a los hogares chinos de los del resto del mundo

Hay tantas costumbres que desconocemos. Cada país tiene sus propias reglas, comportamientos y maneras de vivir que, a veces, son muy diferentes a las de otros lugares del planeta. Si alguna vez entras a una casa en China, puede que ciertos detalles te parezcan extraños. Por ejemplo, que no tienen horno o que no tienen agua caliente en la cocina.

1. Usan tablas de cortar redondas y de madera muy gruesa

En China, es usual que la gente tenga este tipo de tablas de cortar en casa. Aunque pueden llegar a pesar mucho, las prefieren debido a que son más duraderas. Esto es porque su densidad y dureza es mayor a la de las tablas convencionales.

2. La cocina solo tiene agua fría

Para tener agua caliente es necesario instalar una caldera. En primer lugar, no todo el mundo puede permitírselo. En segundo lugar, si una persona alquila una casa, es posible que el propietario no le permita hacerlo. Así que los lugareños no solo lavan los platos con las manos porque no tienen lavavajillas, sino que también lo hacen con agua fría.

3. Por lo general, solo hay dos quemadores en una cocina

Las cocinas en China son pequeñas, ya que la habitación en sí no permite instalar una unidad más grande. Además, la pequeña cantidad de quemadores satisface las necesidades de los residentes locales, que no preparan varios platos al mismo tiempo. Aquí tampoco hay hornos ni microondas. Por supuesto que puedes comprar uno, pero debido a lo pequeño del espacio, simplemente no tendrás dónde colocarlo.

4. El inodoro y la ducha suelen estar en el mismo cuarto

No suena intrigante, ya que los baños combinados también son habituales en otros países del mundo. Pero conviene recordar que la ducha china es, a grandes rasgos, una regadera que sobresale de la pared, y el agua se vierte directamente en el suelo. Así que durante el lavado, el agua salpica generosamente, entre otras cosas, el inodoro, y esto causa conmoción y horror en muchos extranjeros. A veces el inodoro y la ducha están en una habitación, y el lavabo y el espejo están en otra adyacente.

La ducha puede separarse del inodoro con una cortina, pero es poco probable que esto lo salve de las salpicaduras de agua. Por cierto, la presión del agua en la ducha china es débil, pero a los lugareños eso no les importa demasiado.

Se produce un choque cultural cuando en el baño hay instalado un inodoro de piso. En general, los chinos no ven nada extraño o aterrador en esto: este tipo de tazas son muy comunes entre ellos y se consideran mejores para la salud que un inodoro.

Afortunadamente, hoy en día se instalan principalmente en diferentes instituciones, como escuelas, hospitales, cafés y restaurantes. Es curioso que, si hay un inodoro en un edificio de este tipo, junto a él colgarán una imagen que indicará cómo usarlo correctamente.

5. Un lavavajillas es muy raro de ver. Pero muy probablemente encontrarás en una casa china una secadora de platos

El dispositivo se ve exactamente como un lavavajillas, lo que confunde a muchos extranjeros. Después del lavado a mano, los platos se cargan en la máquina, donde se secan y se esterilizan con radiación ultravioleta.

6. No hay alfombras en los departamentos chinos

Las alfombras son cosas raras de ver en China. La explicación es muy sencilla: los suelos de baldosas o de madera son fáciles de lavar, pero es necesario gastar mucho tiempo en una alfombra. Al mismo tiempo, hay tanta suciedad en los departamentos que los chinos los limpian a diario. Y no solo aspiran, sino que también lavan el piso.

Los extranjeros se sorprenden de esto y creen que es suficiente con hacer la limpieza en húmedo una vez a la semana. Sin embargo, basta con mudarse a China permanentemente y todo se vuelve claro como el agua. La ecología aquí es tal que el piso se ensucia al día siguiente después de limpiarlo. Si lo vuelves a lavar, verás que el agua se vuelve negra.

Debido a esta característica, por cierto, todos los residentes locales sin excepción usan pantuflas en casa.

7. Los chinos usan los balcones de una manera diferente

Es poco probable que puedas salir al balcón y sentarte en una silla con una taza de café o té. Un balcón local es una instalación de almacenamiento de diferentes cosas o un lugar para secar la ropa. A veces los chinos ponen allí un par de plantas o una jaula con un pájaro, pero la idea de usar este lugar como área de recreación les es ajena.

8. No tienen horno en casa

Si vas a China, que no te sorprenda la falta de este elemento en su cocina. La principal razón se debe a que su alimentación no lo requiere, pues rara vez hornean. Los platos chinos se componen principalmente de fideos y arroz o verduras y carne, que ya están pre cortados y mezclados antes de servirlos. Por otro lado, lo que sí es indispensable en la cocina China es la arrocera.

9. Usan solo un cuchillo que sirve para todo

Un cuchillo chino es muy diferente al cuchillo de carnicero que solemos usar. Para empezar, este tiene una hoja grande y rectangular que sirve para cortar cualquier cosa, desde carne hasta frutas o verduras. Por eso le llaman la herramienta para hacer todo. A diferencia de nosotros que solemos tener mil cuchillos de diferentes formas para varias cosas, ellos solo ocupan uno o dos de este tipo de cuchillos.

10. Las lavadoras son diferentes aquí

Hay lavadoras en los departamentos locales, pero se ven y funcionan de una manera diferente. Las unidades lavan la ropa con agua fría, ya que no tienen calentador de agua interno. Aunque es posible agregar agua tibia manualmente. La ropa se carga en la máquina verticalmente; el tambor gira horizontalmente y, como resultado, toda la ropa se enrolla en un gran bulto.

11. A veces, el refrigerador se lleva a la sala de estar

La razón es muy sencilla: las cocinas son tan pequeñas que el refrigerador simplemente no cabe. En tales casos, el aparato se coloca en la sala de estar o en cualquier otra habitación.

Bono: en muchos hoteles, los baños están separados de la habitación por una pared de vidrio

Esto no se encuentra en todos los departamentos, pero existen precedentes. La mayoría de las veces, la pared de vidrio que separa el baño de la sala principal se puede ver en un hotel común que no está orientado a los turistas.

Este diseño se considera de moda. Además, esta solución ahorra espacio (compara una pared interior gruesa y un panel de vidrio delgado) y es más económica.

¿Con qué costumbre inusual de otro país te has topado? ¿A qué país te gustaría viajar y conocer su cultura?

Imagen de portada hiv360 / Depositphotos
Bella y Genial/Humor/11 Detalles que diferencian a los hogares chinos de los del resto del mundo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos