Bella y Genial
Bella y Genial

7 Métodos de limpieza que pueden ayudarte a tener una rutina más eficiente (más un bono)

Limpiar es una labor de cada día, pues nuestras actividades se desenvuelven en ciclos de uso, haciendo necesario implementar una rutina de orden. En ocasiones, esta tarea puede ser agobiante, en otras puede ser incluso una forma de despejar la mente, lo cierto es que a la mayoría de nosotras nos encanta tener nuestros espacios pulcros y ordenados, y tiene sentido, pues se ha demostrado que un ambiente descuidado nos puede generar estrés y fatiga.

Nosotras en Bella y Genial, queremos ayudarte a simplificar la vida, por eso te compartimos estos métodos que ayudarán a limpiar y mantener el orden en la casa formas más eficiente. Al final, encontrarás un bono con consejos para acondicionar tu vida diaria para minimizar la basura.

1. Sistema PAZ (plan de ataque por zonas)

Divide tu apartamento en zonas, por ejemplo:

  • zona 1 — pasillo, baño y aseo, dormitorio;
  • zona 2 — cocina, habitación (por ejemplo, habitación de niños);
  • zona 3 — comedor, sala;
  • zona 4 — otros ambientes (trastero, lavadero).

A cada zona se le debe asignar al menos media hora. Empieza el lunes con la primera zona. Luego a tu criterio: el martes puedes tomarte un día libre o ir por la segunda zona. En total, hay cuatro días de limpieza y tres días libres por semana.

2. El método de las señoras de limpieza

Este método es adecuado para aquellos que desean limpiar inmediatamente todo el apartamento y no estirar la limpieza para toda la semana. Lo más importante de este sistema es el orden en el que te mueves por la habitación. Debes comenzar desde la esquina más alejada y limpiar todo en el sentido de las agujas del reloj.

  • Primero: tirar la basura, sacudir las colchas, las mantas
  • Segundo: mientras baja el polvo, aplicar productos de limpieza a las superficies contaminadas
  • Tercero: hacer la cama, aspirar, sacar el polvo
  • Las áreas de difícil acceso se pueden limpiar con un cepillo de dientes e hisopos de algodón. También es importante que los trapos utilizados para la limpieza sean de alta calidad y no sea necesario limpiar el lugar por segunda vez después de usarlos.

3. Método de los tres círculos

  • Al principio, todas las tareas se agrupan en tres círculos. Todas las tareas se anotan en tarjetas que se pueden guardar en una caja. En el círculo pequeño: tareas diarias obligatorias; en el medio: tareas semanalmente obligatorias, y en el círculo grande: aquellas que se pueden realizar con menos frecuencia (unas veces al año).

  • Es mejor dividir la caja con tarjetas en secciones. La primera sección se llama “Hoy”. Aquí debes poner todas las tarjetas con las tareas que se deben hacer durante el día. Luego van las tareas semanales, seguidas de las tarjetas de tareas que realizas varias veces al año.

  • Una vez que completas las tareas del círculo pequeño, asignadas para el día, puedes pasar al mediano y luego al grande.

  • Cada mañana o la noche anterior, completas un conjunto de tarjetas de tareas para ti, colocándolas en la sección “Hoy”. Al final del día, las tarjetas con tareas completadas regresan a sus lugares (excepto las diarias). Luego se utilizan las siguientes tarjetas.

4. Método de limpieza de los monjes budistas

Esta práctica simple te ayudará a evitar posponer las tareas del hogar y reducir la ansiedad.

Todos los días, después de las oraciones matutinas, los monjes budistas hacen limpieza durante 20 minutos. Algunos barren, otros lavan platos y los terceros limpian ventanas. Nada fuera de lo común, todos limpiamos así, pero hay una diferencia importante.

Cuando se acaba el tiempo asignado, los monjes se detienen, incluso si no han terminado el trabajo. Su propósito no es limpiar lo acumulado o deshacerse del desorden en la mesa de la cocina. Hacen la limpieza por el proceso mismo y la tratan como una forma de meditación.

5. 20 minutos en 30 días

¿Quieres dedicar no más de 20 minutos al día limpiando? Con este método, podrás mantener las cosas limpias y no acumular desorden.

  • En la entrada al apartamento, reserva un rincón para todo lo que traigas a la casa. Debes ser pequeño y debes ordenarlo frecuentemente y poner todo en su lugar.
  • Lava los platos de inmediato.
  • Lava un poco todos los días para no empantanarse en un millón de toallas y calcetines.
  • Puedes cantar, silbar una melodía o poner música mientras limpias la casa, aumentará tu productividad.
  • Utiliza un temporizador para evitar empezar una limpieza de tres horas.

De esta manera, no perderás mucho tiempo ni te sentirás incómodo si tienes tu perfeccionista interior.

6. Limpieza según los principios de gestión del tiempo

¿La limpieza te agota y empiezas a hacer otras cosas mientras y te cansas aún más? Entonces este método es para ti. Empieza a limpiar por las zonas más complicadas mientras estés lleno de energía. Comienza por el baño y la cocina, luego pasa a todas las demás habitaciones.

No desvíes tu atención. Primero saca el polvo y solo luego aborda otra cosa. De lo contrario, te cansarás y, al final, las cosas estarán limpias a medias.

Limpia de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha para evitar que el polvo y las gotas sucias caigan sobre superficies limpias.

7. El principio del Kaizen

Los principios de la metodología nacieron en las fábricas de Toyota para llevar el trabajo a la perfección, gastando un mínimo de fondos para organizar la producción.

Se basa en las siguientes reglas de 5S:

  • 1S — separar innecesarios. Dividir las cosas en necesarias y no tan necesarias.
  • 2S — situar necesarios. Organizar el almacenamiento para que puedas encontrar las cosas rápidamente y no buscar en todos los espacios.
  • 3S — suprimir suciedad. Pensar en los pasos que te ayudarán a mantener tu casa ordenada y simplificar tu vida cotidiana todos los días.
  • 4S — señalizar anomalías. Estandarizar el sistema de recompensas: si alguien ofrece algo nuevo y simplifica la vida cotidiana, úsalo.
  • 5S — seguir mejorando. Los principios del sistema deben convertirse en un hábito para que tú quieras mejorar tu hogar y hacer tu vida más fácil con cada limpieza.

Bono: cómo organizar tu vida diaria para que haya menos desorden

Recuerda que puedes crear tu propio método según tus necesidades, incluso puedes tomar algunas estrategias de los métodos que te hemos presentado. La idea es que estas tareas diarias no se extiendan más del tiempo necesario, y que puedas organizar tu tiempo y a la vez disfrutar de un espacio agradable para hacer tus actividades. A continuación, unos últimos tips de limpieza:

Método japonés: una persona — un estuche

Fumio Sasaki es un ferviente partidario del minimalismo. Ofrece una forma radical de poner las cosas en orden en el apartamento: simplemente no comprar cosas que se puede no comprar. Según él, si hay un terremoto, puede salir fácilmente de su casa con todas sus pertenencias, ya que caben en un pequeño estuche.

Esta teoría, “ten todo lo que puedes llevar contigo”, también es popular en Occidente. Por alguna razón, se considera que 15 es la cantidad de cosas grandes que debería tener una persona.

Un hogar donde es fácil respirar

La autora de este método es Lu Wei, una popular diseñadora de interiores en China. Recientemente, escribió un libro sobre cómo hacer que el almacenamiento sea cómodo y llene todo el espacio. Aquí están sus recomendaciones básicas:

  • El espacio de almacenamiento debe ocupar al menos el 12 % de la superficie de la vivienda. Cuanto más pequeño sea el departamento, más espacio necesitarás asignar para almacenamiento.
  • Haz un sistema de almacenamiento incorporado, en lugar de un armario, para que no llame la atención.
  • El 80 % de tus cosas deben estar ocultas a la vista, y solo el 20 % (las cosas importantes) pueden permanecer visibles para que el espacio no parezca desordenado.
  • Utiliza contenedores iguales: crean una sensación de orden. Los contenedores deben ser rectangulares, apilables, transparentes y multifuncionales.
  • Aprovecha la altura al máximo. El almacenamiento vertical ayuda a organizar cómodamente muchas más cosas que el almacenamiento horizontal.
  • Pon papel adhesivo. En este caso, es más difícil poner en el contenedor algo que no debe guardarse ahí. Tus parientes tampoco se confundirán.
  • Para almacenar tus recuerdos, haz “cápsulas del tiempo”, cajas en las que se guardan todas las cosas memorables del año en curso.

¿Qué otras estrategias consideras que pueden hacer que una rutina de limpieza sea más ágil? ¿Cuál es la tuya?

Bella y Genial/Hogar/7 Métodos de limpieza que pueden ayudarte a tener una rutina más eficiente (más un bono)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos