Bella y Genial
Bella y Genial

11 Productos de belleza que no funcionan ni son tan buenos como pensábamos

Desde que se inventaron los productos para resaltar nuestra belleza nos hemos vuelto adictas a usarlos. Prometen de todo y nos gustan porque nos hacen sentir bien. Sin embargo, algunos de ellos resultan en falsas promesas, que además de no aportarnos nada, pueden afectar nuestra salud. Por ello, es mejor asegurarse de la calidad, de que sí funcionen y de que no nos causen contratiempos.

En Bella y Genial queremos compartir contigo algunos productos de belleza que posiblemente sean un engaño y te diremos cómo podrías remplazarlos para obtener mejores resultados.

1. Pestañas postizas

Aunque creas que al ponerte pestañas plásticas, estas lograrán verse como las reales, pocas veces eso sucede. No solo se nota que son falsas, también son complicadas de manipular y de colocar, lo que hace que se vean bastante más irreales.

2. Extensiones de cabello con clip

Esperar a que crezca el cabello puede llegar a ser un proceso muy largo, más si lo que quieres es lucirlo en un evento que llegará pronto. Pero no caigas en la tentación de utilizar extensiones de clip: estas pueden sobrecargar el peso que puede soportar tu cuero cabelludo y dañarlo a largo plazo.

El resultado podría llegar a ser que jalen tanto tu cabello que este se caiga (especialmente si tu pelo es fino). Si aun así decides usarlas, no lo hagas todos los días.

3. Peine de plástico

A la hora de elegir un cepillo para tu cabello, inclínate por los que tengan cerdas de materiales naturales, como pelo de jabalí, o los que están hechos de madera. Los de plástico pueden irritar tu cuero cabelludo y causar estática, logrando que tu peinado se desaliñe.

4. Depiladora de láser casera

Si bien estos dispositivos son seguros, es una realidad que las opciones de depiladoras que puedes comprar para tu casa son bastante menos efectivas que las profesionales. El problema aquí es que suelen ser más compactas, y eso hace que sus baterías no tengan la fuerza suficiente para librarte completamente del vello corporal.

Además, al ser más pequeñas que las que puedes ver en un salón, tardas mucho más tiempo en depilar el mismo espacio de piel. Es por eso por lo que es recomendable realizarse estos procedimientos en un lugar especializado, ya que así ahorrarás tiempo y tendrás un resultado mucho más efectivo.

5. Lámparas de uñas led

Las máquinas de manicura con luz led prometen dejarte las uñas perfectas sin salir de tu casa. Las que puedes comprar son similares a las de los salones y funcionan muy bien. Sin embargo, recuerda que, al funcionar con bombillas led, emiten rayos UV.

Si bien varios estudios han demostrado que la exposición a esos rayos es muy pequeña como para aumentar el riesgo de cáncer de piel, evita utilizar esta máquina todos los días. Tenerla en casa puede resultar en una tentación y traer inconvenientes a largo plazo.

6. Rodillos con velcro

Estos rodillos han vuelto a estar de moda. Sin embargo, como sabemos, lo popular no siempre es lo mejor. Estos accesorios pueden causar mucho daño si los utilizas regularmente, ya que es posible que parte de tu cabellera se quede enredada en ellos y, cuando intentes quitarlos, se rompa.

También es necesario administrar mucho calor sobre ellos para que el pelo adquiera su forma, y si lo haces excesivamente, puedes dañar el cuero cabelludo. Por eso, la mejor recomendación es utilizarlos con suavidad y a temperaturas bajas.

7. Bandas elásticas

Evita siempre que puedas las bandas elásticas hechas de un material plástico, ya que sujetan con mucha fuerza tu pelo y tiran de tu cuero cabelludo, lo que agrava la caída. Es mejor reemplazarlas por bandas hechas de tela suave, que pueden ajustar tu peinado sin causar la fricción que lo desgasta.

8. Bálsamos para limpiar el maquillaje del rostro

Aunque los bálsamos se consideran una buena opción para desmaquillar nuestro rostro por sus aceites, podríamos estar equivocadas en nuestra rutina si es lo único que usamos. Pues sus residuos pueden potenciar la aparición de acné. Por eso se recomienda una rutina de varios productos que combatan tanto los agentes aceitosos como los no aceitosos.

9. Palillo de hilo dental

Estos palillos son propensos a lastimar el tejido entre los dientes. Al no tener la libertad de movimiento que sí te da el hilo dental común, este objeto genera mayor fricción sobre las encías, lo que causa mucho sangrado. Además, se corre el riego de propagar los gérmenes de una parte infectada de la boca a una sana.

Otra de las razones por las que no deberías usarlos es para disminuir la cantidad de plástico de un solo uso que utilizamos, ya que luego de que cumplen su función, terminan en la basura.

10. Clips de cabello de metal

Si lo que buscas es un peinado en el que tienes que sujetar tu cabello, lo recomendable es no utilizar clips de metal, ya que sus dientes son más propensos a dañar las raíces del pelo y el cuero cabelludo. En su lugar, elige los de plástico o madera, que son menos agresivos y cumplen el mismo propósito.

11. Mascarillas faciales

Muchas amamos las mascarillas faciales. Pueden ser una buena idea si quieres hidratar tu rostro y devolverle los ingredientes nutritivos que suelen perderse por la resequedad o la contaminación. Sin embargo, hay que ser conscientes de los componentes que tiene cada fórmula.

De esa forma, sabremos qué necesitamos realmente, y entenderemos que algunas de ellas logran un efecto temporal demasiado corto como para invertir dinero en su compra. Las de papel, entre otras, pueden lograr que la piel se seque, irrite o se enrojezca si no se usan adecuadamente.

¿Con cuál producto de belleza te has sentido estafada?

Bella y Genial/Belleza/11 Productos de belleza que no funcionan ni son tan buenos como pensábamos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos