Bella y Genial
Bella y Genial

10 Formas de conservar los alimentos en el congelador, y cómo descongelarlos de manera segura

Hasta no hace mucho tiempo, se decía que los alimentos al congelarse perdían sus compuestos, de que se volvían malos para el organismo, etc. Lo cierto es que congelar alimentos es una excelente opción cuando el mundo corre deprisa y no siempre tenemos tiempo de preparar cosas frescas. Pues, al disponer de los comestibles cuando queramos, la vida se vuelve más fácil.

En Bella y Genial sabemos que el tiempo es valioso y lo que comemos también, así que hemos investigado para ti algunos consejos para cuidar las propiedades de tus alimentos sin necesidad de abandonar su almacenaje en el congelador.

1. Congelar alimentos ya cocinados

Existe la creencia extendida de que congelar alimentos ya cocinados es una mala práctica, pero esto es un mito. Al congelar la comida solo pierde algunas de sus propiedades originales como la textura y el sabor. Se recomienda cocinar muy bien los alimentos antes de congelarlos nuevamente, sobre todo los que estén crudos como las carnes. Sin embargo, recongelar alimentos preparados que previamente ya habían sido congelados podría restarle todavía más nutrientes y quizá ya no sea una buena idea.

2. Vigilar la temperatura correcta

La temperatura del congelador siempre debe ser la adecuada y mantenerse estable. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) recomienda que el congelador se mantenga a una temperatura de −18° C ( 0° F) y que se revise la temperatura periódicamente ya que si se llega a a alterar, la comida puede comenzar a descomponerse.

3. El frío no mata todas las bacterias

Al congelar los alimentos los microbios, bacterias, levaduras y hongos se inactivan, pero al descongelarlos estos pueden activarse nuevamente y multiplicarse en las condiciones adecuadas. Por eso, lo ideal es calentar los alimentos antes de consumirlos, ya que la alta temperatura mata las bacterias.

4. Descongela de manera segura con el microondas

Usar el microondas para descongelar se ha vuelto una práctica común gracias a su velocidad y facilidad de uso. Para hacerlo con seguridad hay que tener en cuenta que el microondas calienta de manera irregular por eso hay que estar muy pendientes de que la comida gire adecuadamente mientras se está calentando.

5. Usa recipientes adecuados

Una de las propiedades que debe tener un recipiente para poder ser usado en el congelador es que no deje pasar el aire al alimento, ya que la circulación del mismo hace crecer las bacterias rápidamente. Es por eso que se recomienda usar bolsas con cierre y botes con tapa. Usar aluminio doméstico no es muy recomendable por que es muy delgado y se pincha fácilmente.

6. Etiqueta los productos dentro del congelador

Una gran ayuda para localizar rápidamente los productos dentro del congelador es usar etiquetas. Así, aunque esté completamente cubierto de hielo, podremos saber qué es y no tendremos que adivinar dónde está nuestra comida preferida.

7. Separa porciones

Otras de las ventajas de congelar alimentos es la de poder dividir porciones de comida para los menús planeados o para racionar cantidades según el número de las personas. Con eso evitamos descongelar todo el producto para tomar solo una parte y organizamos mejor nuestros platillos y nuestro bolsillo.

8. No hay que congelar todo

Congelar la comida es muy útil para preservarla más tiempo pero debemos considerar que afectará la textura y su sabor. Si bien para las comidas crudas como la carne y la comida ya cocinada el congelador es lo ideal, hay otras que no debemos meter ahí porque se arruinarán. Los huevos, los vegetales, las hierbas, salsas, papas y lácteos, como el queso, no deberían congelarse sino almacenarse en el refrigerador normal.

9. Evita descongelar a temperatura ambiente

Los tres métodos para descongelar los alimentos, según la USDA son colocarlos en el refrigerador, sumergirlos en agua fría o a través del microondas. Descongelarlos a temperatura ambiente ya no está recomendado, ya que existe un riesgo de aparición de bacterias y microorganismos que van creciendo con el aumento de la temperatura. Lo recomendable es meterlos en una bolsa hermética y sumergirlos en agua o a través del microondas donde se reduce el tiempo de exposición por el cambio repentino de la temperatura.

10. No congeles el pescado

Cuando se te antoje comer un rico pescado te recomendamos que lo planifiques con tiempo para que lo compres fresco y lo comas ese mismo día. De no ser posible su consumo pronto, puedes congelarlo solo si está lo suficientemente fresco; así evitaras el cúmulo de bacterias. Además, es importante congelarlo en un recipiente o envasado que no permita la entrada de aire para que conserve sus propiedades y no se eche a perder.

11. Cuidado con los apagones

¿Si llega a ocurrir un corte de luz largo hay que desechar toda la comida que se descongele? Según el sitio de seguridad alimentaria del gobierno de los Estados Unidos, la comida puede permanecer segura en el congelador durante aproximadamente 48 horas (24 horas si está medio lleno y la puerta permanece cerrada). Pasadas esas horas la comida puede empezar a echarse a perder, por lo que es necesario evaluar cada producto para desecharlo inmediatamente.

¿Qué otros beneficios conoces sobre la comida congelada? Cuéntanos en los comentarios sobre tu experiencia con ella y si recomendarías esta práctica, nos encantaría saber tu opinión.

Bella y Genial/Bienestar/10 Formas de conservar los alimentos en el congelador, y cómo descongelarlos de manera segura
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos