Bella y Genial
Bella y Genial

10 Pequeñas cosas que nos pueden estar haciendo subir de peso, incluso cuando estemos a dieta

A muchas nos ha pasado que queremos perder algunos kilos de más para sentirnos bien y lucir nuestra mejor versión. Sin embargo, por más que intentamos, a veces bajar de peso parece una misión imposible. Lo que puede que no sepamos es que existen ciertos hábitos que, aunque parezcan inocentes, pueden ser la razón detrás de que no podamos llegar a nuestro peso ideal.

En Bella y Genial reunimos 10 hábitos que pueden estar obstaculizando nuestra pérdida de peso sin que lo sepamos.

1. No beber suficiente agua

El agua potable ayuda a quemar más calorías y beneficia la pérdida de peso. Un estudio de mujeres obesas examinó el impacto que el aumento en el consumo de líquidos tuvo en su cuerpo, y los resultados mostraron que beber más de un litro de agua por día produjo una pérdida de peso de 2 kilos en un año. Así que la próxima vez que pienses que beber algo, elige un vaso de agua potable.

2. Saltarse el desayuno

De acuerdo con un reporte, los adultos que comen regularmente un desayuno saludable tienen más probabilidades de: consumir más vitaminas y minerales, controlar su peso, controlar su nivel de azúcar en la sangre y tener mejor rendimiento en el trabajo. Por otro lado, es bastante lógico que, si te saltas la comida por la mañana, es más probable que estés hambrienta a la hora del almuerzo y comas más.

3. Escatimar en el sueño

Privarse de dormir realmente puede afectar tu peso. Cuando estás cansada, te saltas el ejercicio y tiendes a elegir bocadillos altos en carbohidratos y mucho más café. Además, la falta de sueño puede ralentizar el metabolismo. Intenta dormir al menos 7 horas todos los días.

4. Consumir alimentos sin grasa

Puede parecer paradójico, pero apegarse a una dieta libre de grasas en realidad puede conducir a un aumento de peso adicional. Eliminar este ingrediente de la comida nos hará tener más hambre y nos obligará a comer en exceso. Además, la eliminación de las grasas de los productos nos impide absorber calcio y vitaminas A y D.

5. Comer tarde por la noche

Estudios confirman que es mejor evitar las comidas copiosas tardías, a menos que desees aumentar algunos kilos. Si los alimentos se consumen en la tarde o en la noche, el cuerpo definitivamente almacenará esas calorías en forma de grasa en lugar de quemarlas. Un refrigerio ligero en esas horas estará bien, pero trata de mantenerte alejada de tu refrigerador antes de acostarte.

6. Consumo excesivo de alcohol

La próxima vez que te tomes un vaso de cerveza, piénsalo dos veces. El consumo de esta bebida causa exceso de grasa abdominal, mientras que beber alcohol de todo tipo incrementa el peso. Intenta tener menos “horas felices” si de verdad te preocupa tu estado de salud.

7. Distraerse mientras comes

Si vas a comer, intenta hacerlo sin mirar tus series favoritas o navegar a través de las redes sociales. La distracción durante la hora de la comida te hace ingerir más, dicen los investigadores. Mientras tanto, prestar atención a tus alimentos te permitirá disfrutarla más y tener un mejor control sobre la cantidad de comida que consumes.

8. No comer suficiente proteína

Mantener una dieta rica en proteínas puede parecer una mala idea, ya que muchas la relacionamos con el incremento en masa muscular. Sin embargo, existen estudios que han comprobado que las dietas ricas en este nutriente ayudan a incrementar la pérdida de peso saludable.

Consumir proteínas durante el día, en especial en el desayuno, ayudará a regular el hambre y a acelerar el metabolismo. Así que disfruta de los platillos ricos en proteína, como los huevos y el pollo, sin preocupaciones.

9. Estar sentada en el escritorio todo el día

Los estudios confirman que existe una correlación entre el tiempo que uno pasa sentado y la obesidad. Es por ello que se recomienda intentar moverse cada 60 o 90 minutos, además de configurar un temporizador para recordar cuándo levantarse.

Prueba ejercicios de silla o sal a caminar, incluso si es solo para visitar a un colega que trabaja en otro piso ¡Agrega un poco de movimiento a tu día!

10. Estar muy enfocada en seguir una dieta

¡Así es! Aunque suene contradictorio, abordar la pérdida de peso desde una mentalidad de dieta casi nunca funciona a largo plazo. En su lugar, puedes poner como objetivo adoptar hábitos más saludables y concentrar tus esfuerzos en nutrir tu cuerpo, en vez de restringirlo.

Hacerse el hábito de consumir alimentos balanceados será más eficaz para mantener tu peso ideal a largo plazo.

¿Cuántas horas duermes al día? ¿Te gusta desayunar o prefieres saltarte el desayuno?

Bella y Genial/Bienestar/10 Pequeñas cosas que nos pueden estar haciendo subir de peso, incluso cuando estemos a dieta
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos