Bella y Genial
Bella y Genial

5 Razones por las que debemos dejar de usar el teléfono en el baño

El teléfono se ha vuelto parte importante de nuestra vida, a tal punto que casi nunca se despega de nuestras manos. Así, la tecnología ha tomado el control de la era actual, y aunque haya traído bastantes beneficios, también ha ocasionado alteraciones en nuestro estilo de vida, e incluso, en nuestro cerebro.

Aunque parezca muy inofensivo utilizar el celular, en realidad puede ocasionarte riesgos en la salud. Así que, en Bella y Genial hemos recopilado información importante para que cuides de ti misma y conozcas más acerca de los riesgos del uso de este dispositivo electrónico, especialmente cuando se emplea en el baño.

1. Puede causar una disfunción del suelo pélvico

Pasar mucho tiempo en el baño mientras nos distraemos con el celular puede acarrear problemas para nuestros músculos. En particular, ciertos órganos como el intestino, la vejiga y la vagina pueden “bajar” porque el músculo del suelo de la pelvis ya no es lo suficientemente fuerte para soportarlos.

Esto se debe en parte a nuestra postura mientras estamos sentados en el inodoro, especialmente si estamos inclinados sobre nuestro teléfono durante mucho tiempo.

2. Puede limitar nuestra capacidad de pensamiento

Incluso cuando no los usamos, los teléfonos celulares realmente interrumpen nuestra concentración y nuestros pensamientos, limitando nuestra capacidad de trabajar en un problema.

Un tiempo sin distracciones es esencial para nuestra mente; por lo tanto, apagar el teléfono y pasar momentos a solas es, a veces, exactamente lo que necesitamos. Esto significa que llevar nuestros teléfonos al baño nos quita las preciosas pausas que nuestro cerebro requiere.

3. Puede aumentar la posibilidad de tener hemorroides

Esto probablemente ocurre debido a la cantidad de tiempo que pasamos en el inodoro, donde se ejerce presión sobre nuestros órganos.

Aunque se necesita realizar más investigaciones para verificar esta conexión, los casos de hemorroides han aumentado desde la introducción de los teléfonos inteligentes. Por lo tanto, aunque perderse en nuestros teléfonos mientras estamos en el inodoro es relajante a veces, puede estar causando algunos problemas de salud incómodos.

4. Aumenta tu dependencia del teléfono

Mientras que los teléfonos inteligentes nos conectan al mundo como ninguna otra cosa, también son altamente adictivos. De hecho, 1 de cada 10 Millennials preferiría perder un dedo que su móvil. Esto, evidentemente, no es una buena señal, ya que muestra que hemos empezado a desconectarnos de nuestro entorno.

5. Puede propagar muchas bacterias dañinas

Recientes investigaciones muestran que los teléfonos están más sucios que los asientos del inodoro, un hecho bastante desagradable.

Durante un estudio realizado con niños de secundaria, se descubrió que sus teléfonos móviles estaban cubiertos de la bacteria E. coli. Una infección con esta bacteria puede causar severas diarreas u otros problemas intestinales, pero además existen otros gérmenes peligrosos para nuestra salud que se pueden detectar en el baño.

¿Qué recomendaciones tienes para reducir el uso del teléfono móvil?

Bella y Genial/Bienestar/5 Razones por las que debemos dejar de usar el teléfono en el baño
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos