Bella y Genial
Bella y Genial

6 Frases que las personas con depresión suelen escuchar y que en realidad les hacen daño

Siempre nos dicen que hacer ejercicio y comer sano es importante, pero, ¿qué hay de la salud mental? Según la Organización Mundial de la Salud, más de 264 millones de personas padecen depresión en todo el mundo, y aunque muchas personas tienen buenas intenciones en intentar ayudar, sus palabras podrían hacer más daño que bien.

En Bella y Genial sabemos lo importante que es sentirse apoyada en esos momentos, por eso te decimos qué frases son mejor evitar cuando se trata de ayudar a alguien con depresión. Al final podrás encontrar un bono muy revelador, acerca de un famoso que padeció la depresión en silencio.

1. “No te ves deprimido”

Una persona deprimida no necesariamente tiene que parecer deprimida; la “depresión sonriente” es algo real. Estas personas, aunque se sienten terribles por dentro, nunca lo muestran en público y lucen una sonrisa como una máscara. De hecho, sus colegas y compañeros de trabajo nunca lo creerían si les dijeras que esta persona en particular tiene depresión.

En lugar de imponer tus opiniones sobre los demás o juzgarlos, te sugerimos que simplemente intentes comprenderlos, darles espacio y tratarlos con amabilidad. Nunca sabes por lo que alguien está pasando.

2. “¡Anímate!”

Aunque tengas buenas intenciones, pedirle a una persona deprimida que se “anime” puede empeorar las cosas. Al decirle que tiene que superar su estado, terminas negando su dolor. Si la persona realmente pudiera animarse, lo haría. Nadie desea estar triste.

3. “Estás exagerando”

Si una persona deprimida se queja de tener fuertes dolores de espalda, dolores de cabeza frecuentes o empeoramiento de la visión, no se lo está inventando ni reacciona de forma exagerada. Todos estos son síntomas físicos de depresión que pueden dificultar mucho la vida cotidiana.

4. “Para otros es más difícil”

Diferentes personas tienen distintos niveles de tolerancia. Comparar su dolor con el de los demás es algo que debe evitarse a toda costa. El hecho de que alguien parezca tenerlo “más difícil” no significa que los demás no tengan derecho a sentirse tristes por sus propios problemas.

5. “Deberías salir más”

Si bien es cierto que recibir la luz solar aumenta los niveles de serotonina, y caminar o hacer ejercicio, en general, puede ayudar a que uno se sienta mejor, es importante tener en cuenta que la depresión es una afección de salud grave. Una persona deprimida no puede simplemente “espabilarse” y salir al mundo. Para ellos, incluso la simple tarea de levantarse de la cama es un desafío de todos los días.

6. “Todo está en tu cabeza”

La depresión es un problema grave y no, no está solo en la cabeza de alguien. Sus síntomas van desde los cambios en el apetito y la pérdida de sueño hasta sentirse cansado y sin valor. Decirle “todo está en tu cabeza” a alguien implica que no crees que su condición sea real.

Bono: Robin Williams, un caso evidente de “depresión sonriente”

Todos recordamos a Robin Williams por sus actuaciones, especialmente por su humor contagioso en las películas que protagonizó. Sin embargo, pocos saben que el actor padecía Demencia por Cuerpos de Lewy, un raro padecimiento que se caracteriza por una combinación entre AlzheimerParkinson. Y lo que es más, su esposa, Susan Schneider, confesó que su marido padecía depresión.

La llamada depresión sonriente, que es cada vez más asidua, ya que parece ser indetectable, pues la mayoría de las personas asocia la tristeza con la depresión, y la felicidad con un estado de bienestar.

Pero, de acuerdo con Eva María González, psicóloga integrante de Doctoralia, la felicidad o la tristeza no son factores ni síntomas que determinen la depresión, pues una persona que la padece puede estar sonriente y aun así tener pensamientos pesimistas.

¿De qué forma has logrado salir adelante en los momentos difíciles? No lo olvides, la depresión es algo serio que requiere ayuda profesional.

Bella y Genial/Bienestar/6 Frases que las personas con depresión suelen escuchar y que en realidad les hacen daño
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos