Bella y Genial
Bella y Genial

8 Acciones que podrían estar dañando tu cabello durante su lavado

Hoy en día, una completa rutina de autocuidado incluye el cabello, una parte importante de nuestro look que puede incidir mucho en nuestra apariencia. Todas solemos fijarnos en los detalles, si lo tenemos seco, grasoso, si las puntas están abiertas, etc. Sin embargo, en algunas ocasiones, cuando estos síntomas aparecen no sabemos identificar las causas, y muchas de ellas están en la rutina de lavado.

Nosotras, en Bella y Genial, sabemos lo grato que es tener un cabello saludable y hermoso, por eso investigamos cuáles son los errores que podríamos estar cometiendo a la hora de lavarlo.

1. Te estás cepillando el cabello cuando está mojado

No hay una forma libre de daños de cepillar el cabello mojado, porque es cuando está más débil. Frotarlo con una toalla también puede dañar los mechones. Lo más recomendable es desenredarlo cuando esté seco, y después del lavado acariciarlo suavemente, dejando que termine de secarse de manera natural.

2. Te estás lavando el cabello con agua caliente

La mejor temperatura del agua para lavarse el cabello es tibia. Lavar con agua caliente puede hacer que tus mechones sean fáciles de romper y que se debiliten las raíces. El agua ligeramente tibia ayuda a abrir las cutículas del pelo, haciendo que este absorba mejor el aceite y los efectos hidratantes del acondicionador. Es mejor terminar la rutina enjuagando con agua fría, ya que esto ayudará a cerrar las cutículas y evitará que el cabello se encrespe.

3. Te lavas el cabello con demasiada frecuencia

Según los expertos en medicina, no es necesario usar champú cada vez que te laves el cabello para mantenerlo limpio. Enjuagarlo con agua varias veces a la semana es suficiente para eliminar la suciedad visible. La aplicación de champú tiene razones puramente cosméticas, y la rica espuma que crea puede eliminar el aceite natural de tu pelo. Este es esencial para un cabello saludable, ya que lo mantiene hidratado y lo protege del daño.

4. Aplicas el acondicionador después del champú

Estamos acostumbrados a lavar nuestro cabello primero y luego agregar acondicionador. Pero una rutina inversa en realidad funciona mejor para algunos tipos de pelo. Aplicar el acondicionador primero hará que tu cabello se vea con más volumen. Este método funciona mejor para el pelo fino, que necesita humedad, ya que la mayoría de los acondicionadores pueden aportar peso e incluso hacer que se vea grasoso.

5. Estás aplicando acondicionador al cuero cabelludo

Aplicar acondicionador en el cuero cabelludo hará que tus raíces sean cada vez más grasas. Tu cabello y las puntas son las zonas que más requieren de hidratación. Poner este producto cerca de tu cuero cabelludo o directamente en él puede obstruir los folículos pilosos, lo que ralentizará el crecimiento del cabello y aumentará la producción de aceite.

6. Estás aplicando champú hasta las puntas

Si aplicas el champú en las raíces y luego agregas un poco más al resto de tu cabello, puedes dañar las puntas. Las raíces son a menudo las más grasas, y debes poner champú en el cuero cabelludo en lugar de en las puntas de tu cabello. Los extremos generalmente están más secos, y lavarlos con este producto los hará ver aún más deshidratados.

7. No te enjuagas el cabello lo suficiente y usas demasiado champú

Enjuagar bien el cabello durante al menos un minuto antes de aplicar el champú ayuda a eliminar cualquier residuo del último producto para el cuidado que se utilizó. Dejar que tu pelo se humedezca completamente antes de aplicar el champú es un paso esencial para lavarlo de manera efectiva. Si tu cabello está mojado de la raíz a la punta, el champú creará más espuma y esta se extenderá de manera más uniforme. Esto también te ayudará a usar menos cantidad al momento del lavado.

8. Estás frotando el cuero cabelludo con las uñas

Frotar vigorosamente el cuero cabelludo con las uñas puede causar abrasiones y posibles infecciones en la zona. El cabello es más frágil cuando está mojado, y el lavado agresivo puede causar enredos, rotura e incluso debilitar los folículos. La mejor manera de lavarse el pelo es masajear suavemente las raíces con los dedos y las palmas de las manos.

¿Tienes algún otro consejo respecto al lavado de cabello que lo haga lucir más sedoso y brillante?

Imagen de portada Parilov / Shutterstock
Bella y Genial/Bienestar/8 Acciones que podrían estar dañando tu cabello durante su lavado
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos