Bella y Genial
Bella y Genial

Cómo evitar que el baño se llene de bacterias (y otras 9 ideas para mantenerlo limpio)

La tarea de mantener un hogar limpio puede ser trabajosa, considerando que hay ciertos lugares de la casa que son más complicados de limpiar que otros. Uno de ellos es el baño, ¡y vaya que resulta bien difícil lograr que huela bien siempre! Sin embargo, las personas conocedoras y experimentadas comparten sus trucos, y con ellos creamos esta lista de ideas muy útiles.

1. Airea el espacio diariamente

El truco más sencillo es permitir el paso del aire dentro del baño. Ventilar el espacio permitirá que cualquier mal olor circule y se vaya, por lo que se recomienda abrir las ventanas diariamente durante al menos 20 minutos o media hora. No solo se respirará un aire mejor, sino que también se irán virus o bacterias que se hayan acumulado desde la última ventilación.

2. Añade detergente en la cisterna

Más allá de todos los productos que se venden para perfumar el agua de la cisterna del inodoro, el truco de añadir un poco de detergente (con un aroma agradable, claro) al agua hará que este se libere cada vez que oprimamos el botón. De esta manera, emanará un agradable olor que permanecerá en el ambiente durante un buen tiempo.

3. Combina agua y suavizante

Un gran truco para mantener un buen olor en las toallas, sobre todo en las de uso constante, como las de manos, es rociarles una mezcla de agua y suavizante. De este modo, siempre olerán rico, a pesar de estar expuestas a malos olores constantemente.

4. Confía en el bicarbonato

Otro ingrediente en el que siempre podemos confiar es el bicarbonato, pues ya es famoso por acabar hasta con el olor más apestoso. Lo ideal es usarlo en tu rutina de limpieza y combinarlo con agua hirviendo, verterlo sobre las superficies y dejarlo reposar un rato antes de retirarlo. Como toque final, puedes aplicar nuestro punto número 2.

5. Perfuma el cepillo sanitario

Uno de los mejores trucos que usan los hoteles es perfumar el cepillo sanitario. Sí, como lees. A diferencia de lo que muchos creen, este objeto no está condenado a oler mal. Lo recomendable es terminar de limpiar todo y añadirle unas gotas de aceite esencial al cepillo para que se evapore poco a poco y emane un aroma agradable.

6. Ubica jabones aromáticos

Un punto muy importante que debemos tomar en cuenta es la elección de los jabones según su perfume. Está claro que el aroma que estos desprendan afectará el olor del ambiente en general. Si lo que quieres lograr es un espacio con una fragancia agradable, elige jabones perfumados, sobre todo si van a estar expuestos, como en el lavamanos, por ejemplo.

7. Mantén las toallas secas

Conservar las toallas húmedas es una mala idea, no solo en el baño, sino en cualquier punto de la casa. Lo recomendable es ponerlas a secar luego de usarlas, preferentemente al sol, y después colgarlas nuevamente en el baño cuando estén bien secas. Además, también es muy importante cambiarlas frecuentemente y evitar guardarlas dobladas. Es mucho mejor colgarlas.

8. Aprovecha el poder ácido del limón

El limón tiene propiedades fabulosas cuando de limpiar se trata. Además de dejar un aroma agradable y neutralizar malos olores, es un poderoso limpiador natural gracias a su ácido cítrico. Lo ideal es pasarlo por todo tu baño luego de haber limpiado con tu detergente habitual; de esta manera, su efecto permanecerá en las superficies y hará su trabajo.

9. Aromatiza con aceites

Los aceites aromáticos son grandes aliados al momento de perfumar el hogar, y esto también se aplica para el baño. En este lugar en particular, la clave está en empapar un algodón en aceite de bebé (o el de tu preferencia) y ubicarlo en puntos estratégicos: dentro de la papelera antes de poner la bolsa de basura, así cada vez que la abras, el ambiente se llenará de perfume; otro en el cartón del papel higiénico, otro dentro del bote de los cepillos dentales, etc.

10. Haz ambientadores caseros

Desde hace un tiempo, los ambientadores caseros se han convertido en una tendencia que la mayoría decide seguir dada la practicidad y economía de la idea. Hacer uno es realmente muy sencillo, pues solo necesitas un frasco bonito, palitos, agua, alcohol y tu aceite preferido. Si todavía no has definido qué aceite te gusta más, te contamos cuáles son los más populares para perfumar los hogares:

  • Lavanda
  • Árbol del té
  • Eucalipto
  • Menta
  • Naranja dulce
  • Hierba de limón

¿Qué otro truco usas para perfumar el baño de tu hogar?

Bella y Genial/Bienestar/Cómo evitar que el baño se llene de bacterias (y otras 9 ideas para mantenerlo limpio)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos