Bella y Genial
Bella y Genial

20 Pares de zapatos antiguos que nos hacen preguntar ¡¿cómo caminaban con eso?!

Probablemente, alguna vez te hayas cuestionado el origen de nuestros queridos zapatos. Aunque también depende de la cultura, el calzado de nuestros ancestros era radicalmente diferente a lo que conocemos hoy. Algunos pares lucen tan extraños como incómodos, y nos cuesta imaginar cómo podían vivir sin unos flats o tenis para andar. Pero en la actualidad, hemos heredado unos cuantos estilos del pasado como: plataformas enormes y ornamentos poco prácticos.

En Bella y Genial, la moda de nuestros predecesores nos sorprendió mucho y quisimos compartirte un breve recorrido por el origen del calzado. No te pierdas el final, porque preparamos un bono con los zapatos más creativos de la actualidad (algunos no se ven tan cómodos).

1. Fort Rock Cave es el sitio de la evidencia más temprana de asentamiento humano en el estado de Oregon. La cueva tenía numerosas sandalias de artemisa bien conservadas, que tienen entre 9.000 y 13.000 años

2. Un zapato de cuero de 5,500 años de antigüedad que se encontró en la cueva Areni-1 en la provincia Vayots Dzor de Armenia. Es el calzado de cuero más antiguo del mundo conocido hasta ahora

3. Padukas son unas sandalias que ya tienen 5 mil años. Todavía se usan en la India. Estas, e incluso sus huellas, se consideran sagradas en el budismo y el hinduismo

4. Estas sandalias para niños tienen 3000 años. Egipto

5. Los coturnos eran zapatos de teatro de la Antigua Roma que los actores de las tragedias usaban para parecer más altos. Aquí hay un par de museo

6. Namakshin: son una especie de botas de goma antiguas. Este es un calzado coreano para los días lluviosos hecho de madera, conocido desde el año 220–280 d. C.

7. Los chapines eran una muestra de alto estatus social y alcanzaban una altura de 50 cm. Estos zapatos fueron llamados “vulgares”, pero este hecho apenas afectó su popularidad. Venecia, siglo XV

8. Hace 200 años, las mujeres montaban solo en una silla de montar lateral, ya que hacerlo en una normal se consideraba indecente para una dama. Y los estribos en forma de zapatos sin talón se utilizaban como reposapiés. Perú, siglo XVIII

9. Los zuecos de baño permitían no resbalar sobre un suelo mojado y reflejaban el estatus social elevado de su propietario. Por el sonido de traqueteo recibieron el nombre de qabqab. Turquía, 1800–1850

10. Los zapatos de loto caben en la palma de la mano: los usaban mujeres chinas cuyos pies eran vendados desde la infancia, impidiendo que crecieran. El tamaño natural del pie se consideraba poco estético. China, 1800–1943

11. Sí, también es calzado. Estas sandalias de madera pueden haber pertenecido al sultán de Witu, Fumo Omari. Kenia, finales del siglo XIX

12. Zuecos con cascabeles ​​para llevar en casa. Pertenecieron a una mujer armenia que emigró a Siria. Finales del siglo XIX

13. Sandalias con pompones gigantes, calzado tradicional del pueblo indígena wayú, del norte de Venezuela y Colombia, 1980

14. Botas calcetín. Suecia o Alemania, finales del siglo XIX

15. Zapatos bordados de Jean-Louis François Pinet, el zapatero más famoso de Francia. Finales del siglo XIX

16. Los hombres tallaban estos zuecos de una sola pieza de madera y se los regalaban a sus novias como símbolo de fidelidad. Se creía que cuanto más larga era la punta, más fuertes eran los sentimientos. Francia, principios del siglo XX

17. Ichigi son botas de cuero de suela fina que usaban en casa tanto hombres como mujeres. Kazajistán, 1900

18. Mocasines bordados con hilos dorados. Pakistán, 1900-1930

19. Los klompen son zuecos de madera tradicionales holandeses. Todavía los usan algunos granjeros y jardineros. Países Bajos, 1948

20. Botas de boda para hombre, Moravia del Sur (territorio de la actual República Checa)

BONO: Algunos de los zapatos más creativos de la actualidad

Ahora ha llegado tu turno de presumirnos tu par de zapatos preferidos, ¿cuáles son?, ¿qué es lo que tienen de especiales?

Bella y Genial/Estilo/20 Pares de zapatos antiguos que nos hacen preguntar ¡¿cómo caminaban con eso?!
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos