Bella y Genial
Bella y Genial

7 Consejos que pueden ayudarte a darle vida a tu calzado favorito y consentir tus pies

¿Pies sudorosos o con mal olor? ¿Zapatos con manchas o sin brillo? ¿Zapatillas que representan un verdadero sufrimiento para tus pies? Seguramente has tenido que enfrentarte a alguna de estas situaciones, pero eso no tiene por qué continuar. Es hora de adquirir nuevos trucos que te ayuden a portar mejor tu calzado favorito.

En Bella y Genial, queremos compartir contigo algunos consejos para conservar tus zapatos en el mejor estado, además de una guía para que utilizar esos tacones que te encantan no se convierta en un martirio.

1. Las toallas sanitarias absorben el sudor

Gracias a este simple truco puedes deshacerte del incómodo sudor en los pies. Puede parecer extraño, pero las toallas sanitarias, específicamente los pantiprotectores, absorben el sudor y, al mismo tiempo, evitan el deslizamiento y brindan un poco más de comodidad.

2. Remedios para pies y zapatos con mal olor

Muchos hemos pasado por una situación en la que no queríamos quitarnos los zapatos delante de los demás porque olían demasiado mal. Afortunadamente, hay un espray natural que puedes hacer fácilmente en casa para combatir el mal olor. Todo lo que necesitas hacer es mezclar estos ingredientes en una botella de 60 ml con atomizador:

  • 30 ml de alcohol isopropílico
  • 30 ml de vinagre de sidra de manzana
  • 4 gotas de aceite de árbol de té

El aceite del árbol de té es muy bueno para usar contra los hongos, por lo que te recomendamos que lo agregues también. Puedes aplicar de 3 a 5 gotas en las plantillas de tus zapatos, esto ayudará a eliminar las bacterias y el mal olor.

A veces, los zapatos nuevos pueden oler muy raro y también pueden hacer que tus pies huelan mal. Para deshacerte de ese olor, puedes verter un poco de bicarbonato de sodio y dejarlo reposar durante al menos 12 horas, o colocar algunas bolsitas de té dentro del calzado.

3. Usa vinagre para quitar manchas de tus zapatos de cuero

Si tus zapatos de cuero tienen manchas, un poco de vinagre puede ser la solución. Este simple truco también te ahorrará mucho tiempo y dinero. Todo lo que necesitas es un cepillo de dientes y vinagre blanco. Vierte un poco de vinagre en un tazón y sumerge el cepillo de dientes en él. Empieza a limpiar las manchas y tu calzado volverá a estar reluciente.

4. Coloca agarres en el talón para evitar ampollas

Los agarres de talón brindan un mejor control sobre tus zapatos. Ya sea que se trate de zapatillas, tacones, zapatos formales, etc., estas almohadillas son perfectas para evitar que el pie resbale dentro del calzado, reduciendo la fricción y con ello también la posibilidad de que se formen ampollas.

5. Compra tus zapatos por la tarde para escoger el tamaño correcto

La tarde o la noche son el mejor momento para comprar un nuevo par de zapatos que te queden perfectamente durante todo el día. Esto se debe a que, durante el día, nos la pasamos caminando, sentados y nuestros pies permanecen bajo presión todo el tiempo. Esto significa que se pueden hinchar, sobre todo en días calurosos. Si compras zapatos por la mañana, cuando tus pies se hinchen por la tarde, esos zapatos ya no te quedarán.

6. Utiliza cáscara de plátano para limpiar tus zapatos de cuero

Las cáscaras de plátano hacen un gran trabajo limpiando el cuero. Le darán brillo a tu calzado y no quedará pegajoso. Todo lo que necesitas hacer es limpiar los zapatos con el interior de la cáscara y luego dejarlos reposar durante unos minutos. Luego, retira todo lo que quede en los zapatos con un paño.

7. Comprueba si los zapatos son originales o falsos

La versión barata de Adidas Yeezy Boost 350 tiene patrones aleatorios en las suelas y son completamente diferentes entre sí, como una huella dactilar. Esta es una de las mejores formas de detectar si un par de 350 es original o no.

Ten siempre en cuenta que las grandes empresas no cometen errores tan fácilmente, por lo que incluso detalles como el tamaño de la caja pueden indicarte si es una réplica o si estás frente al producto real.

Bono: siéntete cómoda en tus zapatos de tacón

El uso prolongado de los zapatos de tacón puede ocasionar dolores de espalda, deformaciones y daños en los pies; sin embargo, muchas veces por etiqueta o simplemente porque nos gusta cómo nos estilizan la figura, no podemos resistirnos a usar esos tacones de infarto. Para esos casos, ten en cuenta estos consejos que pueden ayudar a tus pies a estar más cómodos.

  • Evita los zapatos con puntas demasiado puntiagudas.
  • Trata de utilizar tacones de no más de 5 cm de altura.
  • Reconoce el dolor de pies como una señal de advertencia para cambiarte los zapatos a un calzado más cómodo.

Si no estás acostumbrada a llevar zapatos de tacón y quieres empezar a hacerlo, puedes optar por tacones anchos o zapatos de plataformas; evita los que tienen suelas delgadas, ya que pueden causar dolor en la planta de los pies. Independientemente del tipo de tacones, cuando están nuevos lo más recomendable es usarlos por periodos de tiempo cortos y caminar distancias cortas; puedes probar caminando dentro de la casa.

Para mayor comodidad, elige zapatos que tengan la horma de tu pie y asegúrate de que haya un espacio de 1/2 pulgada entre tus dedos y la punta del zapato. Sea cual sea el tipo de tacón, recuerda que su uso no es recomendable por largos periodos de tiempo. Es importante que tomes descansos, incluso si son breves, tus pies y tus piernas lo agradecerán.

¿Eres de las que no puede resistir la tentación de usar tacones altos? ¿Qué otros tips de calzado conoces?

Imagen de portada AndreyPopov / Depositphotos
Bella y Genial/Estilo/7 Consejos que pueden ayudarte a darle vida a tu calzado favorito y consentir tus pies
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos