Bella y Genial
Bella y Genial

8 Consejos para evitar que tus hijos crucen la delgada línea entre la autoconfianza y el narcisismo

Toda madre desea que sus hijos se realicen y sean los más exitosos en lo que hagan. Pero al mismo tiempo, quiere que sean responsables, empáticos y que no caigan en actitudes ególatras o narcisistas. Por eso, es importante saber que el narcisismo no es un trastorno “de nacimiento”, sino que se origina y se favorece en la crianza, por lo que es completamente prevenible con solo cuidar ciertos aspectos en la educación de los niños.

En Bella y Genial queremos ayudarte un poco en la compleja labor de la maternidad, por eso investigamos qué consejos dan los expertos para que nunca tengas que enfrentarte con un hijo narcisista.

Entendamos lo que es realmente el narcisismo

A veces, usamos términos psicológicos a la ligera sin dimensionar lo que realmente significan Por ejemplo, decimos “ando deprimida” aunque solo estemos tristes y no clínicamente deprimidas; decimos: “traigo ansiedad” refiriéndonos a estar nerviosas y no a un verdadero trastorno de ansiedad. Lo mismo pasa con la palabra “narcisista”, a veces, se utiliza para hablar de alguien con alta autoestima y que está consciente de su propio valor, pero no es lo mismo en absoluto.

El trastorno de la personalidad narcisista se caracteriza porque la persona se cree exageradamente importante, no es capaz de generar empatía y cree merecerlo todo, pero esto, en el fondo revela una autoestima baja y una constante necesidad de validación externa. Todos los niños pequeños tienen ciertos comportamientos egoístas (y es normal dentro de su proceso de crecimiento), pero es recomendable que te mantengas atenta a que tales actitudes no se prolonguen más allá de los 5 años.

Consejo 1: No lo compares

Las personas narcisistas necesitan sentirse mejores que los demás. Ahí radica la importancia de que nuestros hijos aprendan que su valor no depende de los éxitos o fracasos de las personas que los rodean, sino de su mismo esfuerzo. Por eso no debemos alimentar este tipo de comportamientos comparando a nuestros hijos entre ellos o con amigos y familiares.

Además, el hecho de compararlos constantemente, puede generar el efecto contrario y hacer que los niños se conviertan en adultos ansiosos e inseguros. Esto porque, al buscar complacer siempre al padre o a la madre y al querer “ser mejor que todos”, los niveles de estrés suben y se pueden detonar crisis de ansiedad incluso a edades tempranas.

Consejo 2: Incúlcales desde pequeños la empatía

A los narcisistas les importa poco qué sienten o piensan los demás, solamente valen ellos y sus deseos y sentimientos. Por eso es necesario que tu hijo entienda y aprenda lo que es la empatía. El entender a las otras personas y sentir realmente compasión son elementos muy útiles para su desarrollo emocional y social. Recuerda que tú eres su primer modelo, por lo que tendrás que dar el ejemplo con tus acciones de todos los días.

Consejo 3: Busquen algo que lo apasione y entretenga

Uno no suele pensar que un pasatiempo podría servir de algo al momento de desarrollar la forma de ser de un niño. Pero ayudarlo a encontrar algo que lo apasione, como un deporte o alguna actividad artística, por ejemplo, le permitirá entusiasmarse con algo y con las personas que también estén involucradas en sus mismos gustos y aficiones.

Consejo 4: Establece límites no negociables

Un narcisista siempre querrá “negociar” para lograr hacer las cosas a su manera y salirse con la suya. Por eso los padres deben saber establecer límites sin coartar la libertad o las opiniones de sus hijos. Por ejemplo, establecer horarios para la comida, los descansos y el juego sirve para darle al niño un sentido de estabilidad y seguridad. Los límites fijados por los padres hacen que un niño madure y entienda que no siempre se puede hacer lo que él quiera, lo cual le permitirá desarrollar su paciencia.

Consejo 5: Ayúdalo a desarrollar su sentido de la responsabilidad

Las personas narcisistas no suelen asumir la responsabilidad de sus acciones y sus consecuencias, en especial si estas son negativas. Por eso enseñarles a tus hijos a partir de sus propios errores o de un mal comportamiento, explicándoles por qué lo que hicieron está mal, puede ayudar mucho para que los niños asuman la responsabilidad de sus errores y se mitigue un poco esta característica de los narcisistas.

Consejo 6: Mantenlo enfocado y con desafíos

Un narcisista suele sentirse superior al resto y puede ser que efectivamente lo sea, pero no le es suficiente con demostrarlo, sino que necesita ser reconocido por eso. Para evitar este tipo de comportamiento en los niños, es bueno retarlos a nuevos desafíos. De esta manera también sabrán que tienen limitaciones y que no poseen todas las respuestas, todo el tiempo.

Consejo 7: Que nunca duden de que son seres amados

Para no fomentar actitudes narcisistas en nuestros hijos, es más importante decirles y hacerlos sentir niños amados sin condiciones, que decirles y hacerlos creer que son niños especiales. De esta forma, ayudas a que se sientan valorados como personas, generando así las bases de una buena autoestima, en lugar de crearles la ilusión de que son superiores o mejores que los demás.

Consejo 8: Mide y escoge bien tus elogios

Es normal que los niños busquen constantemente la aprobación y la atención de sus padres. Pero hay una gran diferencia entre decirle todo el tiempo a una niña que es la más linda y la más lista de su clase, y decirle que está haciendo algo bien, que vale mucho su esfuerzo o su preocupación por otros niños. El elogio es de gran ayuda en el desarrollo de la autoestima del niño, pero debemos utilizarlo con medida, ya que sobreelogiarlos podría ser contraproducente.

¿Qué otro consejo podrías dar para favorecer la empatía en los niños?

Bella y Genial/Familia/8 Consejos para evitar que tus hijos crucen la delgada línea entre la autoconfianza y el narcisismo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos