Bella y Genial
Bella y Genial

10 Errores en la apariencia que juegan en contra y agregan años

Existen muchos hacks de belleza que nos pueden ayudar a complementar nuestras características físicas para lograr un look de envidia. Sin embargo, cuando dejamos pasar ciertos detalles, estos pueden jugar en nuestra contra y aumentar algunos años a simple vista.

1. Color de cabello muy oscuro

Los colores oscuros pueden hacer que se noten más las líneas de expresión de nuestro rostro y, como resultado, agregarnos algunos años. Al momento de elegir un tono, debemos tomar en cuenta colores un poco más claros que nuestro pelo natural y de esta forma aprovechar las ventajas que nos ofrece el tinte de cabello.

2. Maquillaje mate

El maquillaje mate suele ser utilizado activamente por quienes tienen la piel grasa. Sin embargo, a medida que envejecemos, la secreción de sebo disminuye de forma natural y la deshidratación se convierte en un problema mayor que los productos mate solo acentúan. Al igual que un cabello sano y brillante, una piel bien hidratada y radiante es una prioridad, ya que este maquillaje es menos propenso a mostrar arrugas y hace que el rostro parezca más fresco.

3. Uñas demasiado largas

Seguro que te has dado cuenta de que los dedos de las personas mayores son bastante finos. Unas uñas más largas pueden acentuar su longitud y hacerlos parecer más delgados y, en consecuencia, más viejos. Por lo tanto, es mejor mantener la forma de las uñas cortas, pero no cortarlas hasta la raíz, ya que esto les dará un aspecto descuidado. Lo ideal es que la uña sobresalga un par de milímetros de la yema del dedo.

4. Tacón alto y poco equilibrio

Los tacones pueden hacernos ver con mucho glamur, sin embargo, si no estamos acostumbradas a mantener el equilibrio en este tipo de zapatos, podría tener un efecto contrario. Sin habilidad, es más probable que se pierda la longitud de la zancada, la inclinación del cuerpo y la posición de las rodillas, lo que en última instancia también tendrá un impacto negativo en la postura. Para evitarlo, hay que ceñirse a una altura de tacón más cómoda o aprender realmente a caminar con estos zapatos: dar pequeños pasos de talón a punta y controlar la espalda.

5. Lápiz delineador en un tono más oscuro que el labial

El uso de un delineador de labios oscuro, sobre todo en combinación con un tono más claro de labial, es en sí mismo una técnica de maquillaje bastante anticuada que, además, aporta edad. Incluso un delineador oscuro de un color que contraste llama la atención sobre las finas arruguitas del contorno de los labios. Por el contrario, utilizar uno que coincida con el tono del lápiz labial hace que los labios parezcan más carnosos y atractivos.

6. Ropa en colores pastel

A medida que envejecemos, el tono de nuestra piel se va apagando, y la abundancia de tonos pastel en la ropa no hace más que agravar el aspecto pálido. Esto es especialmente cierto en el caso de la clásica combinación de rosa y azul. Si todavía no estás preparada para renunciar a los tonos claros en la ropa, es mejor que te quedes con los más neutros, como el carne, el marfil, etc. Otra opción es diluir el pálido con tonos brillantes o al menos saturados: un azul suave, por ejemplo, funciona bien con el negro.

7. Lentes sin marco

Parece que los lentes sin o casi sin marco son prácticamente invisibles, por lo que no deberían afectar realmente a la apariencia. De hecho, lo hacen, y negativamente, convirtiendo la imagen en antiestética y demasiado apagada y, por lo tanto, añadiendo una edad extra al aspecto. Por otro lado, un marco completo visible y bastante grueso es una adición ganadora a la mirada, haciendo que el usuario sea más atractivo y elegante.

8. Sombra de ojos metalizada

Todo el mundo sabe que, a medida que envejecemos, nuestra piel pierde firmeza. Esto dificulta el uso del maquillaje porque las texturas de los productos tienden a introducirse en las líneas de expresión y las arrugas y, por ende, acentuarlas. Las sombras brillantes y metálicas, por ejemplo, tienden a subrayar la edad de esta manera. Si quieres un look más festivo, pide a un maquillador que aplique el color en el centro del párpado, lejos de las líneas de expresión, u opta por un tono más claro.

9. Manicura en tono durazno

Además del tono lila, el esmalte de color durazno tiene un efecto muy desfavorable en el aspecto de la piel. Hace que parezca demasiado apagada y más envejecida de lo que realmente es. En su lugar, prueba los blancos, grises y, por supuesto, los clásicos rosas pálidos. Con ellos, la piel tendrá un aspecto más vivo y saludable.

10. Cabello largo

A medida que envejecemos, nuestros rasgos faciales se van naturalmente hacia abajo, y el cabello demasiado largo solo empeora las cosas. En cambio, un corte acertado puede tener el efecto de “levantar” el rostro. Y para un look definitivamente más juguetón y fresco, opta por la técnica de las capas, que crea más textura, parece más dinámica y enmarca la cara.

Sin lugar a duda, es muy importante poner atención a todos los detalles que forman parte de nuestro look, ya que el aplicarlos correctamente no solo llamará más la atención, también pueden hacernos lucir incluso más jóvenes. ¿Qué otros errores agregarías a esta lista?

Bella y Genial/Mujeres/10 Errores en la apariencia que juegan en contra y agregan años
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos