Bella y Genial
Bella y Genial

11 Lecciones de moda que “Emily en París” nos enseñó con sus memorables atuendos

La exitosa serie Emily en París no solo cuenta la historia de la protagonista en la ciudad del amor, sino que nos muestra su pasión por la moda. Los looks de Emily son hermosos y difíciles de olvidar, tanto es así que se llegó a comparar a la actriz Lily Collins con Audrey Hepburn, un ícono de belleza y estilo.

En Bella y Genial nos encanta seguir las tendencias y, por eso, hicimos una lista de los mejores trucos de moda que nos enseñó esta serie.

1. El rojo y el rosa sí combinan

Algunos dicen que las prendas que usa la protagonista de Emily en París contienen pistas sobre lo que está ocurriendo u ocurrirá en cada capítulo. Por ejemplo, en el episodio 7 de la segunda temporada, el romance de Emily con su compañero de francés está a la vuelta de la esquina; tal vez sea por eso que la chica luce un atuendo en tonos rojos y rosados que simbolizan el amor. Pero, más allá de las especulaciones, lo que sí salta a la vista es lo bien que queda la combinación de estos dos colores que, en algún momento, era impensada. Hoy el rojo se luce mejor con rosa, y Emily lo demuestra.

2. El monocolor no tiene por qué ser aburrido

Usar varias prendas del mismo color podría parecer aburrido; sin embargo, Emily deja a la vista que esto no es así. En uno de los capítulos, luce un vestido amarillo con una chaqueta haciendo juego que le queda de maravilla. Lo mejor del estilo monocromático es que es imposible fallar y te permite ahorrar tiempo, porque no tienes que pensar en combinaciones. ¿Un consejo? Crea contrastes con distintos tonos del mismo color.

3. Vestido + detalles que llamen la atención

Los vestidos sueltos, que caen por debajo de la rodilla o un poco más abajo, son grandes aliados si queremos estar cómodas y a la moda. Pero Emily Cooper, la protagonista de la serie Emily en París, nos demuestra que podemos agregarles un toque distintivo para tornarlos más personales y llamativos. ¿Cuál es ese toque? Los accesorios: bolsas, sombreros, cinturones y hasta guantes pueden hacer que un look simple se convierta en sofisticado. Y lo mejor es que no hace falta que combinen: cuanto más coloridos, mejor.

4. Mezcla de estampas = éxito total

Mezclar estampados no es una tarea sencilla, aunque Lily Collins haga que así lo parezca. En varios capítulos de la serie, la vimos con outfits que combinaban diferentes tipos de estampas de la manera más extravagante. Una chaqueta con un dibujo de una ciudad y una falda animal print de pronto lucen fabulosas juntas, lo mismo que una playera a cuadros con una falda de colores y rayas. ¿Cuál es la clave del éxito? Que las prendas tengan algunos tonos en común. Pruébalo y nos cuentas.

5. Un rotundo sí a los sombreros

Si hay un accesorio que Emily Cooper supo lucir perfectamente en la serie, es el sombrero. Y con esto nos demostró que siempre podemos usarlo para darles un toque personal a los atuendos. Anímate al sombrero de pescador liso o con estampas para complementar un look de día y no pasar inadvertida. ¿O por qué no sumar una boina colorida que agregue sofisticación? Un tip: deja tu cabello suelto por debajo y, si te animas, agrega unos pendientes.

6. Apostar al espíritu retro

Emily Cooper parece ser especialista en mezclar lo viejo y lo nuevo en sus atuendos. Y, sin dudas, las gafas enormes de sol con el pañuelo en la cabeza y el vestido de corazones con el peinado abultado son dos de los looks más llamativos de la serie. Como ella, puedes apostar por las combinaciones vintage que destaquen tu figura sin perder elegancia.

7. Todas deberíamos tener un saco oversize

El oversize está en tendencia y Emily Cooper lo sabe muy bien. Por eso completa sus atuendos con sacos enormes, lisos y coloridos que le sientan a la perfección. La clave para estar a tono con esta moda sin verte más ancha es comprar prendas que efectivamente sean oversize y no comprar uno o dos talles más grandes.

8. Crop top para cualquier ocasión

El crop top es otro de los favoritos de Emily, pues lo usa para cualquier ocasión, desde el primer día de trabajo en una oficina nueva hasta para hacer un poco de ejercicio por el parque. En los días más calurosos, es más simple llevar este tipo de prenda. Sin embargo, también puedes lucirla en una jornada de invierno con un pantalón largo y un saco oversize por encima.

9. Bolsas pequeñas que completan el look

Es obvio que dentro de esas minibolsas, Cooper no puede guardar demasiadas cosas. Sin embargo, ¡qué lindas que se ven! Y es que este accesorio pequeñito puede ayudarte a darle algo de color a tu atuendo y terminar de completarlo. Opta por los colores lisos o las estampas y anímate a obtener ese toque distintivo.

10. Labiales nude para un outfit de día

En los maquillajes de Emily, los labios ocupan un lugar central. Con una buena capa de máscara de pestañas y una piel impecable, la boca toma todo el protagonismo. La maquilladora de la actriz eligió tonos nude con acabados cremosos para los looks de día, que le permitían marcar perfectamente el contorno de los labios. Esta es otra de las lecciones de estilo que podemos llevarnos de la serie: los tonos claros con base rosada son excelentes aliados para vernos prolijas, frescas y naturales.

11. Peinados recogidos arriesgados

Si bien en la mayoría de los capítulos Emily luce unas ondas increíbles, en algunos episodios también podemos verla con recogidos realmente atrevidos. Y aunque algunos se ven un poco sofisticados, la realidad es que no lo son tanto. Para el que utilizó con su vestido rojo, por ejemplo, solo debes hacerte unas trenzas en la parte superior e inferior del cabello y sujetarlas por detrás, luego suma accesorios brillantes y ¡listo!

¿Cuál de estos atuendos es tu preferido? ¿Qué otras protagonistas consideras que han marcado tendencias?

Bella y Genial/Mujeres/11 Lecciones de moda que “Emily en París” nos enseñó con sus memorables atuendos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos