Bella y Genial
Bella y Genial

11 Trucos para aprovechar al máximo los atuendos blancos

La mayoría de las veces tendemos a evitar vestirnos de blanco porque pensamos que es un color muy delicado, que parece menos flexible que los demás. Pero, contrario a nuestras creencias, este es un color elegante, fresco y muy combinable que puede aportarnos un toque de elegancia a nuestros looks. En realidad, el blanco es perfecto para cualquier ocasión si sabemos explotar sus cualidades.

1. Recuerda que el mejor aliado del blanco es el negro

Si no sabes con qué combinar tu prenda blanca, siempre puedes optar por la opción más segura. Según la famosa diseñadora Coco Chanel el blanco y el negro lo tienen todo y juntos crean la armonía perfecta. Así que si quieres lucir impecable y añadirle un toque de sofisticación a tu outfit, optar por los dos clásicos, siempre te dará un excelente resultado.

2. Combina el blanco con tonos pasteles

El blanco es tan versátil que se puede combinar con prácticamente cualquier color, pero los tonos pasteles sin duda le van de maravilla. Si piensas que un atuendo blanco monocromático no es para ti, hay muchas opciones para darle un toque de vida a tu look. Puedes combinar el blanco con rosa, amarillo, azul, celeste, verde, o lila. Tendrás el atuendo ideal para la primavera o verano, además de resaltar el color de tu piel.

3. Combina el blanco con estampados y más

La versatilidad del blanco permite jugar con toda clase de estampados. Puedes combinar tu pantalón o falda con un estampado de flores, figuras, letras o rayas. También mezclar la clásica camisa o playera blanca con una falda de estampados. Incluso puedes combinar blusas blancas, rayadas o con pequeños estampados con colores claros como el beige y seguirás brillando. Hay decenas de opciones y colores, dependiendo de la ocasión y el resultado que estés buscando.

4. Juega con diferentes telas y texturas

Que todo el atuendo sea blanco no significa que tenga que lucir aburrido. Puedes jugar con diferentes telas y texturas. De esta forma evitarás que tu atuendo se vea como un bloque. Puedes combinar satén, encaje, terciopelo o gasa e incluso telas más densas como gamuza o piel. Para lucir impecablemente un atuendo de noche, puedes mezclar telas brillantes y lentejuelas con tonos mate.

5. Evita que se note tu ropa interior

Uno de los mayores inconvenientes de vestir de blanco es el peligro de mostrar la ropa interior. Para evitar un momento bochornoso lo mejor es optar por telas con más grosor. A la hora de elegir la ropa interior, lo más recomendable sería utilizar colores nude, sin costuras, para evitar cualquier tipo de marca.

6. No uses las prendas demasiado ajustadas

Una de las principales desventajas del blanco es que puede marcar en exceso cualquier pequeña imperfección o bulto. Trata de elegir prendas un poco más sueltas y con algo de volumen, principalmente si se trata de vestidos. También puedes crear una combinación equilibrada con tus prendas. Si el pantalón es demasiado ajustado, elige una camisa un poco más suelta, o por el contrario, si vas a llevar un top muy estrecho, trata de que el pantalón sea suelto y casual.

7. Añade brillo y contraste a tus accesorios

Si vas a optar por un look completo en blanco, no trates de combinar tus accesorios con el mismo color. Para darle un poco de vida a tu atuendo monocromático, añade bolsos, joyas y detalles en otros colores. Escoge los aretes, pulseras y anillos en tonos dorados, plateados o cobre para resaltar el brillo natural de tu piel.

8. Pon atención especial a la hora de elegir tu maquillaje

Los vestidos y ateuendos blancos en general llaman más la atención sobre la piel, así que es muy importante prepararla para lucir un maquillaje impecable. Puedes optar por añadir un suave bronceador natural para evitar que tu piel luzca pálida y ser más atrevida con los tonos de las sombras de ojos y labiales. Evita las bases de maquillaje en el cuello para evitar accidentes y escoge un rímel a prueba de agua.
.

9. El blanco también es informal

Creemos que usar blanco nos exige un estilo impecable y superformal por la delicadeza del color, pero puedes volverlo informal con blusas blancas de tela más resistente para llevar el cuello recto y acompañarlo con sacos modernos de estilo rockero para darle un aire más relajado. También puedes usar blusas con tirantes o tejidas para darle otro estilo menos cuidado.

10. Cuida el aspecto de tus prendas blancas

Aunque sigas todas las reglas de la moda, nada arruinaría más tu aspecto que una prenda blanca amarillenta o percudida. Para eso deberías utilizar los productos especiales para el cuidado de la ropa blanca, utilizar agua templada durante el lavado y separar las prendas por colores. No olvides revisar que tu lavadora esté limpia antes de colocar la ropa.

11. Prepárate para cualquier emergencia

A pesar de que ya descubrimos las numerosas ventajas de las prendas blancas, uno de los principales inconvenientes es que son demasiado delicadas y se pueden ensuciar con demasiada facilidad. Por supuesto, eso no debe detenerte a la hora de escoger tu outfit.

Trata de llevar un kit portátil para remover manchas o al menos unas toallitas húmedas en tu bolso para cualquier clase de emergencia. También puedes colocar un suéter o chaqueta en el caso de que no te quede otra opción más que cubrir la mancha. Otra recomendación es evitar los pantalones o faldas blancas en las fechas cercanas al período.

¿En qué ocasiones te gusta vestir de blanco? ¿Qué cuidados sueles tener con tu ropa blanca?

Bella y Genial/Estilo/11 Trucos para aprovechar al máximo los atuendos blancos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos