Bella y Genial
Bella y Genial

15 Trucos para vestir que pueden transformarte en un ícono de la moda

Cada una de nosotras tiene un estilo propio con el que expresamos cómo nos sentimos y quiénes somos. Esto es muy importante, porque se trata ni más ni menos que de nuestra carta de presentación. Y aunque a veces nos resulte complicado encontrar un estilo adecuado, esto puede llegar a ser mucho más simple de lo que nos imaginamos: basta con conocer algunos pequeños trucos de vanguardia que en un abrir y cerrar de ojos nos harán lucir renovadas y auténticas.

1. Optar por bolsos con una forma dura

El cuero blando y su variante ecológica se desgastan rápidamente y aportan al bolso un aspecto descuidado. Un bolso básico mantiene su forma incluso si no se le ha introducido nada. Estas estrictas formas rígidas hacen parecer que este accesorio fue hecho así por el diseñador y además duran más tiempo. Quedan impresionantes los modelos de charol, pero es necesario tener en cuenta el siguiente hecho: si surgen defectos en ellos, se percibirán enseguida.

2. Combinar los colores gris y marrón

El color marrón aportará a un conjunto gris un toque de calidez. Los tonos claros y arenosos camel se ven especialmente nobles y elegantes en combinación con el gris. No resulta extraño que precisamente esta sea la peculiaridad favorita del diseñador Giorgio Armani.

3. Subirse las mangas

Es necesario precisamente subirse y no remangarse las mangas. Dado que estas caerán constantemente, se recomienda fijarlas con una fina goma elástica directamente encima, un poco por debajo del codo. La imagen enseguida se vuelve juguetona e interesante. Puedes girar ligeramente las mangas al revés, pero como si esto se hubiera producido de manera casual.

Nuestra autora comprobó este pequeño truco en sí misma y con toda seguridad afirma que funciona. No importa si se trata de una chaqueta, una camisa o un suéter, las mangas recogidas aportan un toque de frescura a la apariencia.

4. Llevar un solo pendiente. O mejor, dos diferentes

Puedes llevar tu “botón” favorito a todas partes y elegir un segundo pendiente grande con base en tu estado de ánimo. En general, son aceptables las diferencias de color, tamaño y estilo entre los dos. No es necesario ir a una tienda para buscar una solución ya preparada.

Es fácil hacer conjuntos interesantes con lo que ya está en tu estuche de bisutería, porque estas combinaciones no las verás en nadie más. Por fin habrá un uso para los pendientes solitarios que perdieron a su media naranja (a ti también te ha pasado, ¿verdad?).

5. Llevar zapatos de colores

Un toque llamativo en la imagen se consigue con unos zapatos de colores “no clásicos”. Además, no hace falta optar por tonos chillones o neón, lo importante es que este calzado sea fácil de combinar con prendas cotidianas. Los zapatos clásicos llamativos de cualquier tienda de mercado de masas se ven igual de hermosos que los fabricados por marcas costosas. Con ellos, incluso un atuendo compuesto por unos pantalones de mezclilla triviales y una camiseta enseguida adquirirá nuevos matices.

6. Atar el cinturón con un leve descuido

Incluso un cinturón común y corriente puede cambiar la apariencia más allá del reconocimiento. Por ejemplo, un cinturón de ancho medio será un excelente aliado de las chaquetas alargadas o abrigos oversize, que están de moda actualmente. Aquí hay un truco sencillo que puede hacerte subir varios niveles en cuanto a estilo a la hora de vestir: este accesorio tiene que verse como si hubieras decidido ponértelo en el último momento. Para esto, es mejor fijar el extremo del cinturón con un leve descuido, alejándolo un poco del centro.

7. Agregar a la imagen lentes de sol cuadrados

Vale la pena añadir este accesorio elegante al vestuario, porque este tipo de montura les queda bien prácticamente a todos. Los lentes de sol aportarán un toque de misterio y elegancia. Y no es necesario esperar a la llegada del verano para aprovecharlos; llevar lentes de este tipo en invierno es beneficioso para la vista.

Tal vez muchos conozcan esa sensación cuando en invierno no puedes abrir los ojos debido a un brillo deslumbrante. Entonces, estos se vuelven llorosos y tienes que entrecerrarlos. Para evitar tal incomodidad, vale la pena utilizar lentes de sol y, al mismo tiempo, tener una apariencia más sofisticada.

8. Adquirir artículos de gamuza sintética

Cuando resulta imposible adquirir zapatos hechos de cuero genuino, entonces, entre todos los materiales artificiales, lo mejor es dar preferencia a la gamuza. Gracias a su textura, este material se ve más caro y estético que la piel artificial. Este truco puede funcionar tanto con los zapatos como con la ropa, ya que es muy difícil distinguir la gamuza artificial de la genuina a simple vista.

9. Adornos con carácter

Para tener una apariencia de lujo y elegante, no vale la pena llevar muchas piezas de oro, y menos todavía utilizar conjuntos de este metal. Trata de encontrar “tus propias” joyas; tal vez, tu madre o abuela guarden un anillo familiar, o hayas tenido suerte comprando una baratija original en un viaje. Utiliza este accesorio sin quitártelo y luego cuenta historias interesantes sobre él.

Por cierto, ahora es fácil crear un elemento decorativo único gracias a los brazaletes de piezas sueltas, tan populares en la actualidad, donde cada elemento recuerda momentos importantes de tu vida. Para no convertirte en un “árbol de Navidad”, vale la pena seguir una regla sencilla: es mejor adornar solo una zona, es decir, o bien las muñecas y dedos, o el cuello y orejas.

10. Empezar a amar las prendas de color blanco

El color blanco refresca, te hace lucir más joven y aporta solemnidad a toda la imagen. Vestirse de blanco de pies a cabeza brinda una elegancia especial. Este tipo de atuendos no es muy práctico, por lo que hará que una mujer se vea de lujo. La ropa de abrigo blanca se ve aún más elegante. Y no importa cuánto hayas pagado por el abrigo, el efecto será el mismo. Por supuesto, hay que saber cuidar las prendas de color blanco, pero todas estas preocupaciones valen la pena.

En contraste, el color negro es un tono muy versátil, el cual puedes combinar de muchas maneras y en cualquier ocasión. Ayuda a estilizar la figura y aporta sobriedad a nuestra apariencia. No olvides que también puedes jugar con estos dos tonos. Ahora que sabes qué función cumplen, puedes usarlos estratégicamente para resaltar y disimular zonas de tu cuerpo.

11. Llevar varios bolsos a la vez

Cada mujer tiene varios bolsos favoritos, y aquí viene la buena noticia: ahora está de moda una mezcla de varios de estos accesorios. Pueden ser de diferentes tamaños y tonos. Los diseñadores ya llevan tiempo recurriendo a este truco en las pasarelas, pero en la vida diaria también se ve bastante apropiado.

12. Utilizar accesorios llamativos

La ropa sencilla y de un solo color adquirirá otros matices si agregas un toque llamativo, por ejemplo, un bolso o una bufanda que quedan fuera del conjunto en general. Por cierto, los accesorios llamativos, pero sin un estampado, no pueden competir con aquellos que sí lo tienen. Es suficiente con un solo elemento con un dibujo para que el atuendo se transforme de uno sencillo a uno original.

13. Optar por pantalones anchos

Hoy día, las mujeres valoramos mucho la comodidad a la hora de vestirnos, y nada más cómodo que utilizar pantalones holgados, que actualmente son la tendencia favorita entre las celebridades. Ya sea para una ocasión formal, casual e incluso para estar en casa, estos pantalones se adaptan para acompañarnos y darle un toque único a nuestro look.

14. Permitirse un toque de descuido

Si nos olvidamos de los estándares y dejamos de llevar camisas, camisetas y blusas de acuerdo con las reglas (solo sueltas o metidas por dentro), entonces el resultado será interesante. Puedes dejar la parte lateral o delantera suelta. Esto puede parecerles extraño a los partidarios de lo clásico, sin embargo, esta técnica se ve realmente moderna y atrevida.

15. Utilizar chaquetas grandes

Por la misma línea de los pantalones anchos viene esta tendencia de chaquetas de talla grande oversized, como se le llama a esta forma de vestir donde predomina el confort. El secreto para tener éxito usando tallas grandes es mezclarlas con prendas ajustadas. Otra manera de vestir este tipo de piezas adecuadamente es resaltando tu cintura con un accesorio. Los bolsos o accesorios pequeños también lucen muy bien con prendas anchas.

Para ti, ¿qué debe prevalecer a la hora de vestir? ¿Cómo definirías tu estilo?

Bella y Genial/Mujeres/15 Trucos para vestir que pueden transformarte en un ícono de la moda
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos