Bella y Genial
Bella y Genial

15 Secretos de belleza de las italianas, que con razón se consideran tan atractivas

Aunque algunos pueden considerar a Francia la cuna de las tendencias, el título de capital mundial de la moda pertenece a la ciudad italiana de Milán. En general, las italianas prestan mucha atención a los detalles y a los accesorios, tienen un estilo bien definido y saben cómo crear looks brillantes y únicos que nos encantan.

1. Los lentes de sol son un accesorio esencial

En Italia, los lentes de sol no son solo un objeto funcional, sino también un detalle integral del look. Por lo general, una verdadera seguidora de la moda tendrá en su colección varios modelos: desde clásicos hasta extravagantes. Con la ayuda de unos lentes de sol puedes complementar tu look y hacerlo más brillante.

Al mismo tiempo, las gafas de sol no deben ser costosas ni pertenecer a alguna marca. Al estar cerca de una mujer italiana, es poco probable que leas el nombre de la marca en el arco. Lo principal es que sean nuevas. Esto se debe a que los materiales nuevos se ven diferentes bajo los rayos del sol: no tienen arañazos y brillan maravillosamente.

2. Las italianas no temen usar muchos anillos

A muchas mujeres les encantan los accesorios, pero las italianas los usan de una manera muy especial. Si otras seguidoras de la moda temen sobrecargar su look con accesorios innecesarios, en Italia a menudo se pueden ver en las manos de las mujeres varios que, a primera vista, pueden lucir incompatibles. Sin embargo, lo que al principio puede parecer una variedad extraña, después de examinar detenidamente todo el conjunto, resulta un gran ejemplo del estilo barroco.

Las mujeres locales saben cómo usar bisutería económica y anillos familiares lujosos con piedras preciosas. Se ve descuidado y original al mismo tiempo. El único consejo a aquellas que se atreverán a realizar tal tipo de experimento: es mejor si todos los accesorios están hechos de un metal del mismo color. Es decir, es aconsejable combinar anillos de plata con joyas de oro blanco o platino. Aunque para cada regla siempre hay excepciones.

3. Las pulseras tampoco están de más

Además de los anillos, a las italianas les encantan las pulseras. Quizás este amor por la multitud de accesorios en las manos esté relacionado con el hecho de que ellas son emocionales y gesticulan mucho, por lo que a menudo la atención del interlocutor se centra precisamente en las manos. Por lo tanto, la abundancia de pulseras es un atributo importante de una seguidora de la moda italiana.

Estos accesorios también pueden tener diferentes formas, texturas y precios, y su combinación puede ser la más inesperada: ¿turquesas y amatistas en la misma mano?, ¿cristales de Swarovski y pulseras de cuero?

4. El mejor vestido es el tubino

A las italianas les encanta usar vestidos, especialmente el tubino, es decir, entubado. Este es un elemento indispensable del guardarropa de una mujer local, dado que este vestido es universal. Se adapta a casi cualquier código de vestimenta, es cómodo para la vida cotidiana y para una ocasión especial si se complementa el look con accesorios brillantes.

Además, en Italia, las damas se sienten libres de hacer hincapié en su feminidad. De tal modo, les gusta usar ropa que le siente bien a su figura. Por ello logran lucir atractivas y elegantes al mismo tiempo.

5. El negro es primordial

A pesar del clima cálido, a los habitantes locales les gusta mucho usar ropa negra en cualquier estación del año. En primer lugar, es práctico. En segundo lugar, se combina bien con la piel bronceada. Y en tercero, te hace ver esbelta. Además, el traje negro se ve más elegante. Por ello, un consejo de las italianas: si quieres lucir espectacular con 30 grados de calor, usa atrevidamente un vestido de algodón negro y no te equivocarás.

6. Las italianas prefieren usar tonos oscuros de barniz de uñas

Por muy raro que parezca, en Italia a las mujeres no les gusta mucho pintarse las uñas de color rojo. Prefieren los tonos más oscuros: burdeos, azul oscuro, marrón e incluso negro, que se ven bien en la piel oscura. En general, a las mujeres italianas, a diferencia de las francesas, les gusta la manicura. Este procedimiento no es costoso aquí y lo hacen bastante rápido. Y también prefieren el barniz al gelish.

7. Las italianas cuidan la piel de sus piernas y brazos

Un detalle importante que distingue a una mujer italiana bien arreglada es la piel de sus piernas y brazos. Dado que algunas italianas tienen pelo oscuro, le dan especial atención a la depilación. Uno de sus métodos favoritos para deshacerse del vello corporal innecesario es la depilación con cera. Por lo tanto, no solo quitan el vello, sino también las células muertas de la piel y, como resultado, las piernas y los brazos se ven muy suaves y cuidados.

8. El guardarropa básico es una excelente inversión

A las italianas no les cuesta trabajo lucir elegantes. Todo lo que necesitan es comprar una bonita blusa o una playera blanca, un pantalón de mezclilla que les quede bien y una chamarra de cuero negra clásica. Si echas un vistazo a las fotos de la calle de las mujeres locales, puede parecer que usan casi lo mismo temporada tras temporada.

Quizás el secreto estriba en que la ropa debe ser de alta calidad y ajustarse a la figura. Es decir, no olvides la regla de que la calidad es más importante que la cantidad, y lo mejor es invertir en prendas atemporales que te servirán durante muchos años.

9. Las italianas les prestan mucha atención a los zapatos

Para las mujeres italianas, es importante la textura: los zapatos no deben ser aburridos. Los pies tienen que brillar, los zapatos pueden estar decorados con plumas, cristales y diamantes de imitación. Hay que reconocer que, bajo el sol radiante, se ven impresionantes.

Además, a las seguidoras de la moda local les gustan mucho los zapatos al estilo masculino: botines rústicos, botas vaqueras. Estos zapatos grandes destacan perfectamente la belleza de las piernas de las mujeres. Al mismo tiempo, al elegir el siguiente par, las italianas no le prestan atención a su edad en absoluto: tanto una adolescente como una señora respetable pueden ponerse tenis o botas al estilo militar.

10. El orgullo de todas las italianas es su cabello

Las mujeres italianas son conocidas por su cabello grueso y bastante áspero. Esto significa que pueden permitirse el lujo de hacerse casi cualquier peinado: con plancha, rizador o incluso una permanente, y el cabello no sufrirá mucho.

En general, las italianas eligen peinados ligeramente ondulados, ya que los cortes de cabello no son habituales allí. La mayoría de ellas prefiere tener un cabello más largo, que llegue a los hombros como mínimo.

11. Las italianas se ponen las botas sin medias

Estamos acostumbrados a que las botas sean un calzado para la temporada de frío, por eso las usamos con abrigo. Pero las italianas piensan lo contrario. Es raro que encuentres mujeres locales con botas durante la temporada de frío. Prefieren usar las botas, no con medias, sino con calcetines, para que sus piernas permanezcan desnudas y se vean sus rodillas. El atuendo estándar para ellas es un vestido corto o una falda y botas altas.

12. Las italianas no olvidan destacar su cintura con un cinturón

El cinturón es un accesorio del guardarropa muy importante para las italianas, dado que crea instantáneamente una silueta esbelta y elegante. El cinturón puede ser ancho, estrecho, funcional o simplemente decorativo. Las italianas lo complementan todo con un cinturón: comenzando con un vestido clásico y terminando con pantalones palazzo.

13. La gabardina es la mejor prenda de media estación

Una prenda indispensable en el guardarropa de una italiana es una clásica gabardina alargada de colores neutros. Se combina muy bien tanto con faldas como con vestidos y pantalones de mezclilla. Además, se puede complementar con cualquier tipo de zapatos: comenzando con tenis y terminando con zapatos de tacón. Este es un gran ejemplo de prenda que te servirá durante muchos años y nunca perderá su relevancia. Además, ahora puedes encontrar gabardinas de calidad para casi cualquier presupuesto.

14. El sombrero se usa en cualquier estación del año

Este es un accesorio popular y elegante que puede complementar exitosamente casi cualquier look. Por supuesto, en la temporada de calor, los sombreros son importantes en muchos países, pero las italianas usan esta prenda independientemente de la estación.

Asimismo, en verano también puedes usar sombreros de lana bastante gruesos y combinarlos con vestidos. Y, por supuesto, sus colores pueden ser muy diversos: desde beige hasta fucsia. El ancho del ala también queda a discreción de cada seguidora de la moda.

15. A las italianas les encantan los atuendos monocromáticos

El monocromo es tendencia y las italianas son las primeras que lo ponen en práctica en sus atuendos. Ya sea en la pasarela de grandes casas de moda o en la vida cotidiana, ellas eligen unificar su atuendo mediante el color, desde un elegante negro hasta los colores más vibrantes que puedas imaginar. No solo está de moda, sino que es muy práctico elegir un solo color para su look.

¿Cuáles son los trucos que demuestran tu estilo?

Bella y Genial/Mujeres/15 Secretos de belleza de las italianas, que con razón se consideran tan atractivas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos