Bella y Genial
Bella y Genial

16 Ejemplos de buenos modales que demuestran que estás ante una verdadera dama

¿Qué es ser una dama? El término puede variar según cada persona, pero todas podemos estar de acuerdo en que, una dama, es una mujer que se comporta con dignidad en cualquier situación. Sin embargo, nos intriga saber qué detalles hacen que una mujer encaje en este concepto. Por eso, hemos indagado en las opiniones de las personas para conocer mejor lo que significa ser una dama hoy en día.

  • Saber aceptar cumplidos es una de las habilidades que una dama posee. Ella entiende que merece escuchar palabras amables y responde con gratitud, expresando un breve “gracias” y una sonrisa cortés. En ningún caso comenzará una discusión o refutará el elogio, ya que esto puede confundir a quien lo expresa.
  • Durante una conversación es fundamental mantener una mirada firme y segura en los ojos de la persona que te habla, no importa si es un familiar, niño, adulto. Esto demuestra atención y respeto. Evita mirar a otras partes, como la pared, el techo o el suelo, ya que esto puede dar la impresión de falta de interés.
  • En el momento de saludar a alguien, el apretón de manos es una práctica que se lleva a cabo sin excepción. Es importante tener en cuenta que, en la vida cotidiana fuera del trabajo, las personas mayores son las primeras en ofrecer su mano. En el ámbito laboral, quien ostenta un cargo más alto siempre es el primero en saludar a sus empleados, sin importar su edad.
  • Cuando se sienta en una silla o sillón, una dama adopta una postura elegante al poner una mano sobre la otra o entrelazarlas.
  • La posición y los hombros rectos son los detalles principales para ella en cualquier situación. Y eso no solo permite conservar la salud de la columna vertebral, sino también de muchos órganos.
  • Controlar las emociones es esencial para una dama. Ella evita expresiones exageradas de alegría, enojo o sorpresa, y mantiene un gesto sereno y moderado. Si se siente molesta, puede fruncir el ceño con elegancia, y si está sorprendida, puede demostrarlo con una mirada y el levantamiento de las cejas. Pero siempre mantiene la calma y el control, más aún cuando se trata de lidiar con niños.
  • Los límites personales son fundamentales para una dama. No tolera la falta de respeto ni la intolerancia, y sabe cómo hacer saber con tacto a alguien que ha cruzado la línea, ya sea tocando su cabello o su hombro sin permiso. No es necesario discutir ni entrar en conflicto; basta con unas pocas frases expresadas con calma para que el interlocutor comprenda. Obviamente, al mismo tiempo respeta los límites de los demás y sabe identificarlos.
  • El desorden y la inquietud son señales de falta de control emocional y mental. Una dama no se permite balancear las piernas, tocar el borde de la mesa o jugar con su cabello. Tales gestos indican que la persona no tiene control de sí misma. Por eso, es importante mostrar a los demás y a sí misma que es un ejemplo de calma, dignidad y autocontrol.
  • ¿Qué temas evitar durante una charla informal? Es preferible no mencionar nombres, títulos o direcciones y limitarse a la información general, sin entrar en muchos detalles. Por ejemplo, en lugar de decir “Estaba en la cafetería ’Cielito Bonito’ con mi amiga, Rocío”, es mejor decir “Fuimos a tomar un café”. Los temas que deben evitarse incluyen la salud, la política y la religión.
  • ¿Se puede poner los codos sobre la mesa? En realidad, no está prohibido hacerlo, pero es importante recordar que solo se permite antes de comer o en el intervalo entre platillos.
  • Aplicar perfume es algo muy personal y debe hacerse cuando no hay nadie cerca. Lo ideal es ponerlo en los puntos donde los vasos están cerca de la piel: muñecas, pliegues de los codos, centro del pecho, sienes o en una zona de piel de 7 a 8 cm por debajo del lóbulo de la oreja. La regla principal es usarlo con moderación y recordar que el aroma del perfume no debe sentirse más allá de un brazo de distancia.
  • Para las mujeres de la alta sociedad, el maquillaje debe resaltar la belleza natural y no cubrirla en exceso. El maquillador de la princesa Diana recomienda el uso de colores naturales y prestar especial atención al tono de piel.
  • Durante la comida, es apropiado tener la servilleta en el regazo y doblada por la mitad. Durante una cena formal, la servilleta debe desplegarse completamente en el regazo. Y hay algunas otras reglas que debemos tomar en cuenta a la hora de comer ciertos platillos, conoce aquí cuáles son.
  • Cuando visites un país, es recomendable vestirse de manera conservadora y mantener los hombros, rodillas y codos cubiertos. Para entender qué tipo de atuendo es apropiado en una nación, es suficiente observar su vestimenta tradicional. Al comunicarte con los locales, debes ser cuidadoso en la elección de los temas de conversación y recordar las peculiaridades culturales. Por ejemplo, no es apropiado elogiar el té chino en Japón. Para saber qué otras conductas pueden ponernos en aprietos en otros países, puedes leer este artículo.
  • Antes de ir de compras, es mejor maquillarse al mínimo y asegurarse de quitar el labial. Esto evitará ensuciar accidentalmente la ropa al probarse las prendas.

    Aquí puedes aprender qué otras acciones pueden ser consideradas mala educación para los demás.
  • Si te encuentras en un avión y alguien tiene un comportamiento inapropiado o incómodo para ti o para los demás pasajeros, lo mejor es informar al asistente de vuelo. Ellos son los encargados de mantener la tranquilidad a bordo, por lo que es recomendable comunicarse con ellos.
Compartir este artículo