Bella y Genial
Bella y Genial

8 Mitos de belleza y cuidado personal que han sido desmentidos

Ya sea por presión social y de los medios, o por gusto personal, el hecho es que usualmente las mujeres nos preocupamos bastante (quizá más de lo que deberíamos) por temas de cuidado personal, al punto que una mujer puede gastar hasta 220,000 dólares en productos de belleza a lo largo de su vida. Es tanta la información sobre el tema, que muchas veces hasta estamos convencidas de cosas que nos dice una amiga o una tía y que ni siquiera son ciertas.

En Bella y Genial queremos compartirte estos mitos de belleza muy comunes, para que sepas de una vez por todas cuál es la verdad al respecto.

Mito 1: Mientras más alto el FPS del bloqueador solar, mejor protege la piel

Que la etiqueta diga FPS 50 no significa que la protección dure 10 horas. Es probable que caigas en la trampa y te apliques el protector solar con el FPS más alto solo una vez. Pero el hecho es que no importa el nivel de FPS, sino la frecuencia con que re-apliques el protector solar, la cual debe ser de aproximadamente 2 horas. Si sudas o nadas mucho, debes hacerlo incluso más a menudo.

Mito 2: Beber mucha agua cura la piel seca

Beber agua es excelente para la salud y puede ayudar en muchas cosas, incluso puede prevenir la resequedad de la piel cuando esta proviene de un clima muy frío, pero no es eficaz cuando se trata ya de un problema dermatológico. La piel no se deshidrata porque no se beba suficiente agua, sino porque esta se evapora rápidamente; un buen cuidado de la piel debe evitar que esto ocurra y retener la humedad durante más tiempo, para ello, lo mejor son productos especializados recomendados por tu dermatólogo(a).

Mito 3: Vestir de color negro te hace lucir más delgada

En lugar de adelgazar mágicamente tu figura, el negro hace lo contrario. Hace que parezcas más grande, ya que el color está quieto. Además, atrae la atención hacia lo que intentas ocultar, puesto que el negro es en realidad un color “llamativo”. La ilusión óptica no funciona a la luz del día, así que la ropa monocromática no te ayuda a parecer más delgada.

En su lugar, intenta optar por los verdes oscuros, el azul marino y el gris.

Mito 4: Se pueden eliminar las ojeras hereditarias

Desgraciadamente, no hay mucho que se pueda hacer con la pigmentación hereditaria de las ojeras. Puede que duermas mucho y lleves un estilo de vida saludable y sigas teniendo esas ojeras. También pueden empeorar si te expones a la luz del sol. No puedes deshacerte de ellas por completo porque estás genéticamente predispuesto a tenerlas, pero al menos es posible cubrirlas con maquillaje.

Mito 5: Los productos capilares pueden curar las puntas abiertas

Los productos capilares solo ofrecen una solución temporal a los cabellos dañados. Sin embargo, no resuelven realmente la raíz del problema. Los sueros y acondicionadores para el cabello pueden hacer que las puntas abiertas sean menos perceptibles y también pueden ralentizar el proceso. Sin embargo, no pueden eliminar el problema por completo. Las mascarillas capilares regulares, el recorte de las puntas del cabello y la protección del cabello de la luz solar directa deberían funcionar mejor.

Mito 6: Lavarse el pelo todos los días es perjudicial

Lavarse el pelo todos los días es perfectamente correcto y saludable. Todo depende de tu tipo de cabello y de tu nivel de actividad. Lo que no debes ignorar son los ingredientes de tu champú. Asegúrate de que no sean agresivos (que contengan siliconas, pantenol, etc.). Incluso puedes utilizar un acondicionador sin enjuagar todos los días después de lavarte el pelo.

Mito 7: Nunca debes reventarte los granos

Todos hemos oído que reventar los granos solo hace que aparezcan otros nuevos. Sin embargo, puede beneficiar a tu rostro si sabes qué granos reventar y cuándo. Los amarillos e inflamados deben ser removidos, ya que esto estimula el proceso de curación y libera las bacterias que crean la presión bajo la piel.

También es aconsejable hacerlo con una herramienta especial para este propósito esterilizada. Ten en cuenta que es mejor que confíes en un profesional para esto, puesto que es muy fácil que se produzca una infección o incluso una cicatriz.

Mito 8: Ponerte crema antiestrías previene su aparición

Este es uno de los problemas estéticos que más mitos tiene a su alrededor, pero uno de los más comunes es que si te embadurnas de crema antiestrías desde los primeros meses de embarazo puedes prevenir su aparición. Esto no es realmente cierto, ya que las estrías son rupturas de las capas más profundas de la piel, por lo que ninguna crema que compres en el supermercado penetrará tan adentro como para evitar el desgarre de las fibras de la dermis.

La única forma comprobada de prevenirlas o repararlas en cierta medida es utilizar productos dermatológicos (como cremas con retinoides) o terapias con luz y láser. Eso sí, recuerda siempre consultar a tu dermatólogo(a) para que prescriba el tratamiento adecuado a tu situación.

¿Cuál de estos mitos te creíste alguna vez en tu vida? ¿Qué otros consejos de belleza escuchas constantemente y no sabes si son o no reales?

Bella y Genial/Mujeres/8 Mitos de belleza y cuidado personal que han sido desmentidos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos