Bella y Genial
Bella y Genial

“Nunca se trató de perder peso, sino de volverme fuerte”, la historia de Adele sobre cómo superó la ansiedad

La hemos visto crecer, desarrollarse como artista y esta vez es el turno de conocer la admirable historia detrás de la cantante que ha tocado el corazón de miles con su música. Ella es Adele, la cantautora que logró sobresalir gracias a su inigualable voz y talento, demostrándole al mundo que no se necesita tener una figura esbelta y “perfecta” para ser exitosa.

En Bella y Genial, buscamos compartirte las historias de mujeres que nos han inspirado, y por eso queremos mostrarte más sobre la vida de esta gran artista que no se ha dejado vencer por nada.

De un proyecto escolar a romper récords mundiales

Adele es una de las cantantes más famosas de esta época, por lo que cuesta trabajo creer que su éxito inició por un descubrimiento en internet. Cuando empezaba su carrera, grabó tres demos con algunas canciones como tarea para una clase. Le compartió la grabación a un amigo, quien la subió a la red social MySpace. Ahí, un productor la escuchó y la citaron para ofrecerle un contrato para su primer disco: 19. Aunque estaba incrédula, se reunió con el productor y ese fue solo el inicio de una gran carrera musical.

Adele continuó haciendo música, escribiendo sobre sus relaciones y sentimientos y usando la música para contar lo que le pasaba. Con su segundo y tercer álbum (21 y 25) logró reconocimiento internacional, posicionando varias canciones en el número 1 de los tops de música alrededor del mundo. Hoy en día, ha roto varios récords mundiales por las ventas de sus discos físicos, discos digitales, vistas en sus videos en internet, cantidad de premios ganados en diferentes eventos y por el innegable éxito de sus canciones.

El poder de la música en su vida

Adele siempre encuentra en su música maneras de expresarse, desahogarse y conectar con miles de personas a través de sus propios sentimientos. Más allá de solo escribir sobre corazones rotos, habla de todas sus experiencias ahora como una mujer más adulta, más madura y más segura de sí.

Desde sus primeros años, ha escrito canciones sobre rupturas amorosas, recuerdos de la infancia, cambios y crecimiento que dejan conocer sus historias personales y que se conectan con las experiencias que todos tenemos alguna vez. Tal vez por eso su música hace que tantas personas se sientan identificadas y que el público no quiera dejar de escuchar sus éxitos.

Su batalla con la ansiedad y la separación

Adele ha comentado que suele sentir pánico y ansiedad al presentarse en escenarios. Incluso alguna vez expresó intención de no hacer más giras ni incluirse en festivales masivos, por el miedo de tener un ataque de ansiedad al salir a grandes auditorios. Aun así, gracias a su éxito, ha tenido que encontrar maneras de hacer frente a la ansiedad. Dijo que ha tenido que crear una especie de alter ego en su mente para darse fuerzas al dar conciertos.

En 2018, Adele contrajo matrimonio con Simon Konecki, quien es padre de su hijo (nacido en 2012) y de quien se divorció al poco tiempo de casarse después de muchos años de relación. Cuando comenzó a hacerse público su divorcio, aumentó su ansiedad, pues estaba avergonzada de su separación. Sentía que había fallado y que tenía muchas miradas encima, pero aun así, ella se tomó el tiempo de vivir su proceso y darle atención a su hijo y a ella misma. Adele quería tener un respiro de la fama y comenzó a trabajar en su siguiente disco en un ambiente menos acelerado y con un proceso que tomaría varios años.

Cómo reconectó con su hijo a través de sus canciones para explicarle su divorcio

“A lo largo del camino, he aprendido muchas duras verdades sobre mí misma. Me he despojado de muchas capas, pero también me he envuelto en otras nuevas. Descubrí mentalidades genuinamente útiles y sanas con las que liderar, y siento que finalmente he encontrado mi sentimiento nuevamente. Me atrevería a decir que nunca me he sentido más tranquila en mi vida. Y así, estoy lista para finalmente sacar este álbum”.


Su álbum 30 tuvo un proceso de casi 3 años para salir a la luz. Para ella fue una herramienta para comunicarse con su hijo. Encontró en la música una forma de explicarle su divorcio, educarlo para tratar bien a sus parejas y entender mejor las relaciones. Además, quería incluir el punto de vista de su hijo en el divorcio, pues entendía lo confundido que estaba porque sus padres ya no vivirían juntos.

“Nunca se trató de perder peso, sino de volverme fuerte”

Después de un tiempo sin apariciones públicas, Adele sorprendió a muchos con un cambio de apariencia que implicaba que había perdido peso. Surgieron opiniones divididas en los medios sobre si era mejor que estuviera delgada o no. Adele declaró que el ejercicio para ella solo fue un espacio en el que puso sus momentos de ansiedad. Se puso una rutina intensa y rigurosa para distraerse. Siempre ha sido positiva con su cuerpo y además dijo sentirse decepcionada por las críticas, pues sea cual sea su peso, siempre es un tema de conversación para los medios.

En su más reciente álbum, la cantante halló también un camino para sanar algunas heridas pasadas. Su experiencia con el divorcio y la maternidad la hicieron comprender mejor, como adulta, la separación de sus propios padres y las decisiones que tomaron cuando ella era más pequeña. Cada álbum ha documentado una parte de su vida, y escribir este disco fue un proceso de entendimiento, de autorreconocimiento, e incluso, de redención.

La historia de Adele es admirable por la forma en que superó cada dificultad que se le presentó. ¿Qué opinas sobre su historia? ¿Cómo habrías enfrentado tú los mismos retos?

Bella y Genial/Mujeres/“Nunca se trató de perder peso, sino de volverme fuerte”, la historia de Adele sobre cómo superó la ansiedad
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos