Bella y Genial
Bella y Genial

9 Parejas de famosos que dijeron “sí, quiero” por segunda vez para renovar su amor

El amor puede ser como una montaña rusa, y para los famosos esto suele intensificarse. Muchos de sus matrimonios generalmente no duran mucho, pero pese a todo, aún hay parejas con relaciones estables y duraderas que deciden renovar su amor al casarse en más de una ocasión.

En Bella y Genial, reunimos parejas del mundo del entretenimiento que nos devuelven la fe en el amor, pues a pesar de cualquier altibajo, al final siempre vuelven a elegirse para compartir sus vidas.

1. David y Victoria Beckham

David y Victoria se casaron el 4 de julio de 1999. Hoy comparten cuatro hijos y una enorme fortuna. Corría el año 1997, Victoria era una de las Spice Girls, banda pop que por ese entonces vendía millones de discos y triunfaba rotundamente en el mundo; y David era ya una promesa futbolística. Sus destinos se cruzaron cuando ella, junto con su mánager y otra Spice Girl, asistió a un partido de fútbol benéfico del equipo en el que el deportista daba sus primeros pasos, el Manchester United. Según él mismo contó en el programa de televisión The Tonight Show Starring Jimmy Fallon, todos los jugadores estaban al tanto de la presencia de Victoria en el área VIP del estadio ese día.

Si bien la primera vez la pareja no cruzó palabra, la semana siguiente volvieron a coincidir y él se animó a hablarle y pedirle su teléfono. Un dato tan romántico como encantador: David aseguró aún conservar el ticket en el que la cantante anotó su número. Hoy, ya más de 20 años después, ambos se mueven en el mundo de la moda: él ha sido la cara de marcas de fama mundial, mientras que ella creó su propia marca de ropa. Juntos forman una de las parejas más glamurosas y famosas del Reino Unido.

La primera boda fue en Irlanda, en 1999. La celebración tuvo detalles que ya marcaban su espíritu sofisticado. Al principio, hubo dos eventos: uno íntimo al que asistieron 29 personas (entre las cuales estaba su hijo Brooklyn de apenas 4 meses de edad) y otra fiesta más grande a la que asistieron 250 invitados. La primera ceremonia se llevó a cabo en un castillo gótico, el castillo de Luttrellstown; mientras que a la segunda llegaron futbolistas amigos del novio y cantantes amigas de la novia, además de otros famosos, como Elton John.

Los Beckham tienen hoy lazos con la realeza británica. En 2003, David fue condecorado con la Orden del Imperio Británico; 14 años después, también lo fue su mujer, quien recibió tal distinción de manos del príncipe William por su contribución a la industria de la moda. Su pequeña hija Harper, la única heredera mujer de la familia, festejó su cumpleaños número 6 en el palacio de Buckingham; una de sus invitadas fue Beatriz de York, nieta de la reina Isabel II.

David y Victoria son inseparables. Para corroborarlo, renovaron sus votos el 8 de mayo de 2006, esta vez lejos de cualquier estridencia; se trató de una boda íntima, solo presenciada por sus familiares más cercanos. Ambos decidieron dejar marcada esta fecha en sus cuerpos, ya que se hicieron tatuajes que llevan el día de la ceremonia escrito en números romanos. El evento tuvo lugar en las afueras de Londres, en su mansión conocida como el Beckingham Palace. No hay dudas de que esta pareja aspira a codearse con la realeza, y, al parecer, lo consigue.

2. Beyoncé y Jay-Z

Se casaron en Nueva York, el 4 de abril de 2008. La boda fue secreta y asistieron solo 40 invitados. Hoy, la pareja musical tiene 3 hijos y más de 10 años de matrimonio. Se conocieron en 1999, él tenía 30 años y ella 18. En ese entonces, Beyoncé estaba grabando en el videoclip del rapero Amil para la canción “I Got That” y Jay-Z la dirigía. Sin embargo, no fue sino hasta el 2002 que comenzaron a salir a escondidas, y llevaron la clandestinidad al altar en 2008. Entre sus invitados había celebridades como Gwyneth Paltrow y George Clooney. La fiesta fue en el departamento que el rapero tenía en Manhattan. Para deleite de los ojos de la novia, cerca de 60 000 orquídeas en flor traídas de Tailandia decoraban el ambiente.

Luego, en 2017, la familia se agrandó con el nacimiento de los gemelos Sir y Rumi, hermanos de Blue Ivy Carter, la primera hija de la pareja que había nacido varios años antes, en 2012. Un año después, la pareja decidió renovar sus votos. Fiel a su estilo, mostraron fotos de la ceremonia en su última presentación de On the Run II, en Cardiff, la segunda gira de conciertos que realizaron juntos. Las imágenes los mostraban vestidos de blanco y acompañados de sus tres hijos y un selecto grupo de invitados en las playas de Malibú.

3. Matt Damon y Luciana Barroso

Matt Damon y Luciana Barroso se conocieron en Miami Beach en el 2003. Él estaba filmando la película Pegado a ti y ella era camarera en un bar en la playa donde el equipo solía ir en sus ratos de descanso. Así fue que se conocieron, como si se tratara de una escena más de las taquilleras películas que Matt protagoniza. El afamado actor se vio rodeado por un enjambre de fans y, queriendo huir de la invasión, se escondió detrás de la barra del bar. Allí estaba ella y, al verlo, le preguntó: “¿Qué haces aquí?”. El actor asegura que, al verla, sintió que lo fulminaba un rayo.

Y para Luciana Barroso también todo fue digno de una novela latinoamericana. Un tiempo antes, estaba en Salta, Argentina, su país natal, haciendo las maletas junto con su pequeña hija de cuatro años, Alexia. Viajó a Miami tras un trabajo como camarera que le habían prometido, dejando atrás una vida difícil. Puede que haya tenido esperanzas, sí. Pero, sin duda, la realidad superó sus expectativas.

Matt y Luciana se casaron el 9 de diciembre de 2005 en Manhattan. Fiel a su bajo perfil, la ceremonia fue pequeña y privada: no hubo medios, ni portadas de revistas, ni invitados famosos. Con los años, la familia se agrandó rápidamente. Tuvieron tres hijas, Isabella, Gia y Stella; y Matt adoptó legalmente a Alexia, la primera hija de ella. La familia completa solo puede verse en alguna postal de vacaciones o cuando la pareja asiste al estreno de alguna película.

En 2013, volvieron a confirmar su amor, esta vez en la playa durante un fin de semana completo en un resort de la isla caribeña de Santa Lucía. Al festejo asistió toda la familia junto con exclusivos invitados, como Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones. La ceremonia también fue íntima (no hubo más de 50 invitados) y lejos de las tapas de revistas. Al parecer, Luciana accede a un pedido expreso de su marido: ayudarlo a vivir una vida sencilla, a pesar de la fama, las cámaras y las alfombras rojas.

4. Salma Hayek y François-Henri Pinault

La superestrella mexicana y “el rey del lujo francés” (así se le conoce en el mundo de la moda a François-Henri Pinault) se casaron el 14 de febrero de 2009 en una ceremonia civil. Dos meses después, la ceremonia religiosa se celebró en Venecia, en el mismo palacio donde la pareja se había conocido en abril de 2006 en una cena de gala en la que ella había sido la invitada de honor. Era la inauguración del palacio de Grassi; Salma y François-Henri estaban sentados en la misma mesa y, al parecer, el flechazo fue mutuo e inmediato. Más tarde, el magnate pidió ver todas las películas de la talentosa mexicana, ya que quería saber todo sobre ella. Cuando celebraron su unión, ya tenían una hija: Valentina Paloma, que había nacido dos años antes.

A Salma, recién llegada de México, no le resultó fácil triunfar en Hollywood en 1991. La propia estrella cuenta que, en ese entonces, era impensable que una mujer de origen latino protagonizara una película. Sin embargo, estos obstáculos hicieron más fuerte a la actriz, quien no se detuvo hasta triunfar, protagonizar taquilleras películas y aparecer en las portadas de las revistas más famosas del mundo.

Pinault, cuya compañía es dueña de las marcas más exclusivas del mundo, como Gucci, Balenciaga e Ives Saint Laurent, no estaba en los planes de Salma, quien había decidido vivir sola, sin hijos y alejada de lujos, autos y joyas. Sin embargo, el amor no siempre entra en nuestros planes, a veces simplemente irrumpe y revoluciona nuestro universo. Y aunque, en los primeros años, la distancia (ella vivía en Los Ángeles y él en Francia) hizo algo compleja la relación, con el tiempo, la fuerza del amor arrasó con todo. Ella dejó Los Ángeles y se instaló junto a su esposo en París, donde vive abocada a la crianza de su niña.

A casi diez años de su primera unión, la pareja renovó sus votos en el paradisíaco escenario natural de Bora Bora, enmarcada por caracolas, coronas de flores y collares. La celebridad cuenta que fue una sorpresa de su marido. El pelo al viento, la cara lavada y el vestido casual que llevaba puesto ese día lo confirman.

5. Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones

Comenzaron a salir en marzo de 1999. Él había quedado deslumbrado al verla en la película que acababa de filmar, La máscara del zorro, y quiso conocerla. Y así fue, se presentaron en el festival donde Catherine promocionaba el ya taquillero filme. Michael quiso conquistarla enseguida, pero ella, quizás fiel a la dureza de sus orígenes irlandeses, se resistió. Catherine había oído hablar del actor y su afán por las mujeres. Esa misma noche, él le envió un ramo de flores. Así comenzaba una historia que avanzaría a paso lento, pero firme.

Se casaron en el año 2000. Ella tenía 31 y él 56. Por ese entonces, eran de las dos figuras más cotizadas de Hollywood y ya esperaban a Dylan, su primer hijo. Él le había pedido matrimonio de rodillas y con un anillo de más de un millón de dólares. La celebración, que se realizó en el Hotel Plaza de Nueva York, fue comparada por los invitados con las bodas de la realeza. Y la vida de película seguiría para estos actores, los dos se mantenían en el podio de Hollywood mientras la familia se agrandaba. En 2003, Catherine recibía el Óscar a mejor actriz de reparto por la película Chicago, embarazada de 9 meses de su hija Carys.

Aunque en el año 2013 la pareja estuvo distanciada, esta situación estuvo muy lejos de ser definitiva; menos de un año después, el 2 de enero de 2014, se reconciliaron. El 25 de septiembre de ese mismo año, el día exacto en el que ambos cumplen años, renovaron sus votos en la sinagoga situada en la calle Monseñor Palmer de Palma de Mallorca. Querían comenzar una nueva etapa. ¿Final feliz? La vida estable que desde entonces lleva la familia lo demuestra.

6. Gisele Bündchen y Tom Brady

La modelo brasileña y el jugador de fútbol americano se conocieron en 2007 y se casaron dos años después. Hoy tienen dos hijos, Vivian y Benjamin, y una numerosa familia de seguidores. Cuando en su aniversario número 10, la modelo compartió en las redes sociales un mensaje a su amor junto con tres fotografías de los dos juntos, la publicación superó el millón de “me gusta”.

Desde el 2009 hasta hoy, la pareja se ha vuelto más y más mediática y ha llegado a formar una exitosa marca. A pesar de que actualmente está alejada de las luces y la pasarela, Bündchen es una de las modelos más cotizadas de su generación y Brady es uno de los jugadores mejor pagados de la NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano).

La vida de esta pareja tiene una característica que la resalta del resto: se casaron dos veces en poco menos de dos meses. La primera vez fue en Santa Mónica, California, el 26 de febrero de 2009, en una iglesia a solo dos kilómetros de la playa. Fue una ceremonia íntima a la que asistieron apenas algunos amigos y familiares. La segunda fue en Costa Rica, en abril de ese mismo año. Los recién casados (por segunda vez) invitaron a familiares, compañeros de Brady del equipo de los New England Patriots y a modelos amigas de ella a una cena el viernes, 3 de abril, y luego a repetir la ceremonia en Cosa Rica, que se celebró bajo estrictas normas de seguridad.

Actualmente, viven en su mansión de California. Ella está alejada de los desfiles, pero no de la moda, y Tom tomó recientemente la decisión de abandonar el deporte. Fiel a su estilo, escribió una carta de despedida para compartir con sus seguidores en las redes sociales. La publicación en las redes tiene más de un millón de “me gusta” y casi 60 000 comentarios. Al parecer, la familia virtual se agranda a pasos agigantados.

7. Thalía y Tommy Mottola

Llevan 20 años de casados y tienen dos hijos, Sabrina Sakae y Matthew Alejandro. Se conocieron en 1999, en la ciudad de Nueva York. Ella, en la cúspide de la fama; él, en entonces, presidente de Sony Music. Se casaron en el año 2000. Su boda fue de las más esperadas y acaparó los reflectores de la época en Estados Unidos, México y toda Latinoamérica. Hoy, la cantante sigue siendo famosa y él es el copropietario de la compañía discográfica Casablanca Records.

Al parecer, la primera cita fue a ciegas. La famosa cantante y actriz contó en una entrevista que los presentó el productor musical Emilio Estefan, un amigo en común. Según cuentan, Thalía estaba en Nueva York, era su última noche allí, y fue ella misma quien llamó a su amigo para decirle que, si el presidente de Sony quería conocerla, esa era su última oportunidad. ¿Audaz? Puede ser. Quizás intuía el futuro color de rosa que la aguardaba.

La boda fue el 2 de diciembre del año 2000 en la catedral de San Patricio, en la ciudad de Nueva York. Cientos de invitados, decenas de medios de comunicación y fanáticos de la flamante novia no quisieron perderse el evento, que fue considerado la boda del año. Si algo llamó la atención de aquella noche fue el vestido de Thalía: de una cola larguísima de 17 metros de largo, pesaba casi 70 kilos. Los invitados fueron cientos de famosos, incluyendo a Michael Jackson, Emilio y Gloria Estefan, Jennifer López y Danny DeVito.

Trece años después de la inolvidable boda, la pareja renovó sus votos en el mismo altar. La famosa actriz y cantante lo publicó en su Instagram junto con una foto donde se los ve a ellos de espaldas frente al cura. Lejos de su larguísima cola y su pesado vestido (y también de los flashes de los medios), esta vez, la diva eligió un sencillo traje blanco de pantalón y chaqueta.

8. Alec e Hilaria Baldwin

La vida de Alec e Hilaria ha corrido velozmente desde que sus destinos se cruzaron. En 2011, se conocieron y en 2012 se casaron en Nueva York, en la catedral de San Patricio. Hace poco anunciaron que esperan a su séptimo hijo, para finales del 2022.

Alec le lleva casi 30 años a su mujer: él tiene 64 y ella, una instructora de yoga de origen español, 38. Cuando esperaban su cuarto hijo, el actor hizo uso de las redes y contó en su cuenta de Instagram que había conocido a la mallorquina en el restaurante Pure Food and Wine, en Irving Place. Hoy, asegura no saber qué habría sido de su vida si sus destinos no se hubieran cruzado.

Y, al parecer, a Hilaria le sobra sentido el humor. En una entrevista que le realizó su propio marido, quien estaba reemplazando a la presentadora Ellen DeGeneres en su famoso programa The Ellen DeGeneres Show, contó que el famoso actor tardó muchísimo tiempo en darle su primer beso y que, aún hoy, no sabe español. A pesar de que sus hijos lo están aprendiendo, él solo lo escucha cuando discuten: en esos momentos, ella levanta su voz en castellano y, cuando él le pregunta qué le dijo, la española le traduce al inglés una versión dulcificada.

Para celebrar su quinto aniversario, la pareja renovó sus votos. Fue una ceremonia íntima a la que asistieron sus hijos y la hija adolescente del actor. Fue una celebración al aire libre en los viñedos de Wolfer Estate Winery, en Long Island, Nueva York. Ella, vestido blanco de la firma de novias Amsale; él, elegante traje negro. Juntos son la postal de la familia, la estabilidad y el amor.

9. Bruce Willis y Emma Heming

La primera boda de Bruce y Emma fue en marzo de 2009 en la isla caribeña de Turcas y Caicos, donde el actor tiene una residencia. Diez años después, volvieron a dar el sí, también en una playa paradisíaca, frente a sus dos niñas, Mabel Ray y Evelyn Penn. Él, camisa de lino, pantalón y sombrero blanco; ella, vestida también de blanco, con flores rosadas y al tono con sus dos hijas pequeñas, que tuvieron la tarea de lanzar pétalos de rosa al final y al comienzo de la ceremonia.

Cuando se casaron por primera vez, él tenía 54 años y ella, 32. Se habían conocido un año antes, aunque la historia del primer encuentro entre el actor y la modelo es algo confusa y ha quedado, quizás voluntariamente, tapada por la bruma. Al parecer, la estrella estuvo muy involucrada en la elección del reparto del thriller Seduciendo a un extraño, que protagonizó junto a Halle Berry.

El protagonista de Duro de matar habría seleccionado él mismo los currículums y estado muy interesado en que se tomaran modelos para participar como extras. También se dice que pidió estar allí para cada casting y que quedó flechado cuando vio a Emma, futura madre de sus hijas. El famoso actor nunca ha confirmado ni desmentido el rumor.

Hace pocos días, la familia de Bruce Willis anunció su retiro de la actuación debido a problemas de salud al ser diagnosticado con afasia (enfermedad que afecta la capacidad de comunicarse de manera verbal o escrita). Su amada esposa, Emma, ha expresado que es muy duro ver a su esposo debilitarse, pero que mantiene la fortaleza por sus dos pequeñas hijas, Evelyn, de 7 años, y Mabel, de 10, y para cuidar y ayudar a Bruce con todos los procedimientos médicos que necesite. Posteriormente, ha agradecido a los fans del actor en redes sociales por todo el amor que le han mandado luego de la triste noticia.

Si renovarás los votos con tu pareja, ¿en qué lugar del mundo les gustaría volverse a casar? ¿Cómo se conocieron? Nos encantaría conocer tu historia de amor.

Bella y Genial/Relaciones/9 Parejas de famosos que dijeron “sí, quiero” por segunda vez para renovar su amor
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos