Bella y Genial
Bella y Genial

10 Errores de continuidad de “¿Y dónde están las rubias?” que no habíamos notado antes

Hay películas que tienen un lugar especial en nuestra memoria y una de ellas es ¿Y dónde están las rubias?, que aunque se estrenó en 2004, a muchas de nosotras nos sigue haciendo reír como la primera vez que la vimos. Ahora bien, así la hallamos visto en repetidas ocasiones, a lo largo del metraje podemos encontrar varios errores de continuidad difíciles de detectar. A continuación te mostramos varios de ellos. Puede que cuando vuelvas a disfrutar la cinta los notes fácilmente.

1. Los zapatos de Kevin cambian durante la escena de la persecución

En la escena de la persecución, cuando un hombre tira de la bolsa de uno de los protagonistas y sale corriendo, se puede ver que este lleva zapatos negros. Unos segundos después, aparece descalzo y en la siguiente escena se lo ve usando tenis blancos para correr.

2. Los pechos de Kevin “crecen” radicalmente de una escena a la siguiente

Otro error que también puede haber pasado desapercibido es que los pechos de Kevin parecen crecer de la nada. En la escena de llegada al hotel, son de cierto tamaño. Sin embargo, cuando entran al vestíbulo, estos se ven más grandes.

3. La luz del sol parece cambiar en la escena de la playa

La escena de la playa también genera muchas risas entre los espectadores. Sin embargo, un detalle que puede haber pasado desapercibido es cómo la luz del sol parece cambiar de un momento a otro. Primero, el día parece estar soleado, e inmediatamente después, se ve nublado.

4. Los árboles “desaparecen” cuando la música comienza a sonar

Al comienzo de la escena en la que las hermanas Wilson están con sus amigas en el auto, se pueden ver varios árboles al fondo. Sin embargo, cuando la música comienza a sonar, el escenario cambia a un lugar sin árboles y con un fuerte sol.

5. El audífono del agente en la recepción del hotel aparece de una escena a otra

En el hotel, cuando los hermanos llegan a la recepción, el agente Harper, que también está disfrazado, aparece sin su audífono. Sin embargo, unos segundos después, en la escena que lo muestra de frente, ya lo tiene pegado a la oreja.

6. Un hombre se baja de la camioneta con una gorra que desaparece nada más entra a la tienda

Uno de los errores de continuidad se puede encontrar justo en las primeras escenas de la película, cuando dos hombres estacionan un camión de helados. Al principio, aparecen con gorra. Sin embargo, cuando entran en la tienda donde los protagonistas los esperan disfrazados, ya no llevan este accesorio.

7. Algunas cajas desaparecen de la mesa de trabajo en la escena de la pelea al comienzo de la película

En la pelea que tiene lugar al principio de la película, a Marcus lo arrojan contra una mesa, por lo que tira algunas cosas al suelo. Sin embargo, todavía puedes ver algunas cajas en el lugar, solo que desaparecen en la siguiente escena.

8. Los lápices cambian de lugar

Cuando los protagonistas están hablando con el agente Harper, terminan dejando caer algunas cosas en la mesa, especialmente varios lápices, que quedan regados por todas partes. Sin embargo, en la siguiente escena solo aparecen de lado y en menor cantidad.

9. El cabello de Marcus aparece arreglado de la nada

Cuando los protagonistas, ya disfrazados de las hermanas Wilson, llegan al hotel donde se hospedarán, Kevin le dice a Marcus que actúe como una chica normal. Así que intenta echarse el cabello hacia atrás, lo que termina dejándolo muy desordenado, pero en la siguiente escena, los mechones aparecen perfectamente alineados.

10. Los ojos cambian de color automáticamente al quitarse la máscara

En la parte donde se revela que las protagonistas no son las verdaderas hermanas Wilson y se quitan las máscaras, también hay un error de continuidad. Al principio, aparecen con ojos azules, pero inmediatamente después de quitarse el disfraz, sus ojos se ven cafés, solo que nunca mostraron que se quitaran los lentes de contacto.

¿Cuál es tu parte favorita de esta icónica película?

Bella y Genial/Famosos/10 Errores de continuidad de “¿Y dónde están las rubias?” que no habíamos notado antes
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos