Bella y Genial
Bella y Genial

11 Heroínas de películas que en realidad no eran tan buenas

En muchas ocasiones nos dejamos llevar tanto por la historia, que pasamos por alto actitudes tóxicas de personajes que aparentemente son las “heroínas”. Por ejemplo, está Glinda, el hada buena del Norte en El Mago de Oz, quien robó las zapatillas y engañó a Dorothy, exponiéndola a grandes peligros solo para “enseñarle una lección”.

1. Sophie Sheridan de Mamma mia!

Sophie es una verdadera egoísta. Primero, para encontrar a su verdadero padre, invita a la boda a tres antiguos amantes de su madre sin molestarse en decírselo. Y luego, después de haber puesto a todos en una posición incómoda más de una vez, abandona la celebración y se va de viaje alrededor del mundo. Los invitados, que tuvieron que venir desde muy lejos, seguramente no estaban encantados con este giro de los acontecimientos.

2. Janis de la comedia Chicas pesadas

La villana principal de Chicas pesadas es Regina, la chica más popular del colegio, que acosa a sus compañeras y teje intrigas. Pero Janis, la opositora de Regina, se comporta a veces de forma aún más cruel.

Ella trama un elaborado plan de venganza contra la popular chica y lo ejecuta de la mano de su amiga Cady, que acaba de incorporarse a la nueva clase. A pesar de sus actos ruines, Janis se muestra como una voz de la justicia, y esto es desconcertante.

3. Kate McCallister de la comedia Mi pobre angelito

En la infancia, era divertido ver las aventuras de Kevin, que lidiaba hábilmente con los bandidos mientras se quedaba solo en casa. Pero si vemos el éxito navideño a una edad adulta, enseguida se plantean preguntas sobre los padres del chico, en particular sobre su madre.

Kate McCallister no se molestó en despertar a su hijo de 8 años, ayudarlo a vestirse y a hacer la maleta para ir al aeropuerto. Durante mucho tiempo, nada la inquietó, hasta que, ya lejos de la ciudad, finalmente recordó: “¡Kevin!”.

Además, puso a su hijo en peligro en dos ocasiones: en las películas Mi pobre angelitoMi pobre angelito 2: Perdido en Nueva York. Hay que admitir que es difícil llamar a Kate una madre modelo.

4. Glinda de El Mago de Oz

Glinda, el hada buena del Norte en El Mago de Oz, no era realmente tan buena. Ella, sin pestañar, se apoderó de las zapatillas de la Bruja Mala del Este y se las dio a Dorothy. Luego mandó a la chica por el camino de baldosas amarillas hasta el misterioso Mago de Oz, diciéndole que solo él la ayudaría a volver a casa.

Al final, resultó que la pequeña Dorothy había hecho el peligroso viaje en vano: Glinda le había mentido. La chica podría haber regresado con sus tíos desde el principio, simplemente usando las zapatillas mágicas. Pero según la lógica del hada, si se lo decía desde el principio, la chica no habría aprendido una importante lección.

5. La protagonista de Angélica, marquesa de los ángeles

A pesar de su fuerza interior y su autosuficiencia, Angélica es una intrigante. Está dispuesta a hacer todo lo posible para salirse con la suya y utiliza hábilmente su belleza y su encanto para conquistar a los hombres. Y a veces para utilizarlos para sus propios fines.

Sus pretendientes se someten a todo tipo de pruebas, sacrifican su libertad y hacen todo lo posible por complacerla. Impresionante, pero difícilmente digno de aprobación.

6. Bridget Jones, de la comedia El diario de Bridget Jones

Bridget es adorable en su imperfección. La amamos por cantar en pijama, decir tonterías y llevar ropa ajustada. Y los líos en los que se mete la heroína son familiares para la mayoría de las mujeres. Sin embargo, hay un pero.

A lo largo de la franquicia, la señorita Jones no aprende nada de la vida. Ella rechaza a Mark Darcy, la pareja perfecta en todos los sentidos, una y otra vez por intrigas arriesgadas. Y demuestra regularmente que no es muy inteligente. ¿Quién en su sano juicio se animaría a esquiar sin preparación o se atrevería a saltar con paracaídas sin un instructor?

7. Julianne Potter de La boda de mi mejor amigo

Todos estábamos preocupados por Julianne Potter de la película La boda de mi mejor amigo y deseábamos secretamente que consiguiera arrebatar a Michael O’Neill de la encantadora pero aparentemente inapropiada para él Kimberly Wallace. Sin embargo, si lo piensas bien, el personaje de Julia Roberts era un auténtico monstruo.

Con una mejor amiga así, no necesitas enemigos. Es increíble cómo sus caprichos y payasadas fueron tolerados por el inteligente y delicado Michael. Pero aún más preocupante es el caso de la joven Kimmy, que, por culpa de Julianne, se arriesgó a adquirir un bagaje de complejos para trabajar con un psicólogo.

8. Elle Woods de la comedia Legalmente rubia

Puede que Elle Woods sea una estudiante con talento, pero su motivación era bastante extraña. Recuerda cómo entró a la facultad de derecho: todo fue culpa de una dolorosa dependencia de un chico. Él la había dejado, diciendo que Elle no era lo suficientemente seria para una relación.

Para demostrar lo contrario y recuperar a Warren, la heroína decide asistir a la facultad y termina estudiando con su ex. Todo lo que logra no lo hace por su propio bien, sino para fastidiar a Warren. No es un buen modelo a seguir.

9. Allie Hamilton de Diario de una pasión

Por muy conmovedora y romántica que parezca la historia de un joven y una chica de diferentes orígenes sociales en Diario de una pasión, en realidad su relación era más bien tóxica. Sobre todo por el comportamiento de Allie.

Provoca repetidamente escándalos en lugar de disfrutar de su prosperidad. Y años después se reúne con Noah engañando a su prometido. Algunos verán aquí una historia de almas gemelas, otros una historia de relaciones codependientes y acciones inmorales.

10. Katniss Everdeen de la saga de películas Los juegos del hambre

Katniss Everdeen, por supuesto, lucha valientemente por la justicia, pero no es tan irreprochable en sus relaciones personales. Por ejemplo, a lo largo de las películas, la heroína no puede perdonar a su madre por su estado depresivo que la hizo no cuidar de sus hijas.

Katniss también es cruel con los extraños. En la primera parte de Los juegos del hambre, la chica usa descaradamente a los hombres que se preocupan por ella, Gale y Peeta, para conseguir sus objetivos. El primero se arriesga para proteger a la familia de la chica, mientras que al segundo lo necesita para quedar bien ante el público y obtener bonificaciones durante los juegos.

11. Gabriella Montez de la saga High School musical

Gabriella es muy talentosa e inteligente, pero cuando se trata de relaciones... no solía ser muy estable que digamos. Sobre todo, lo vemos en la segunda película de la saga HSM. Gabriella necesita desesperadamente la atención de Troy, y cuando no la obtuvo, decidió dejarlo.

Además, Gabriella no podía entender que Troy quisiera enfocarse en su futuro o en conseguir buenas oportunidades. Tanto así que, de alguna manera, manipuló la decisión de Troy para que escogiera una universidad donde estaría cerca de ella. Todo a pesar de que él la había alentado a irse a la universidad que ella quería, aunque eso significara estar lejos.

¿Qué tipo de actitud tóxica te parece insoportable?

Bella y Genial/Famosos/11 Heroínas de películas que en realidad no eran tan buenas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos