Bella y Genial
Bella y Genial

10 Parejas de telenovelas que no lograron hacer clic en la vida real

Las telenovelas llevan a nuestros hogares las historias de amor de sus protagonistas, quienes a lo largo de la trama enfrentan diversas situaciones para estar juntos. La química que han logrado con sus actuaciones han hecho que se conviertan en nuestras parejas ficticias favoritas. Sin embargo, algunos actores y actrices no se llevaron tan bien en la vida real, lo que se pudo reflejar en pantalla.

1. José Ron y Ana Brenda Contreras en La que no podía amar

Una de las características principales de las telenovelas son los enredos de amor que se entretejen entre los personajes. Pues bien, La que no podía amar, del 2011, no es la excepción. La novela tuvo muy buena aceptación. Sin embargo, pese a que los actores principales eran Ana Brenda Contreras y José Ron, fue Jorge Salinas quien comenzó a robarse el corazón de los televidentes.

En algún momento, los comentarios de la audiencia llevaron al productor a plantearse un final alternativo en el que Ana Paula (Ana Brenda) se quedara con Rogelio (Jorge Salinas) y no con Gustavo (José Ron). De hecho, ese terminó siendo el verdadero final de la novela.

2. Cristián de la Fuente y Karyme Lozano en Quiero amarte

Quiero amarte fue una telenovela del 2013 en la que Cristián de la Fuente y Karyme Lozano estuvieron en los papeles protagónicos. No obstante, el trabajo en el set se hizo algo difícil debido a los roces que había entre los dos.

Martha Carrillo, encargada del guion, contó en una entrevista que al principio los dos actores tenían una buena relación, pero luego las cosas se pusieron tan tensas que Karyme pidió tener una doble de cuerpo para las escenas de amor, incluso para las de besos.

3. Yadhira Carrillo y Sergio Reynoso en Barrera de amor

Aquí tenemos otro caso de una pareja de actores con una diferencia de edad notoria. Yadhira Carrillo nació en 1972, mientras que Sergio Reynoso es de 1952. Al parecer, la mayor parte de los televidentes no aprobó este romance ficticio. Ernesto Alonso, conocido como “el señor de las telenovelas”, decidió darle la oportunidad de ser el protagonista de Barrera de amor a un hombre mayor y sin el típico estereotipo del hombre guapo. Es decir, a Sergio Reynoso.

Por cierto, en Colombia se realizó un experimento parecido en 1988. En la telenovela multipremiada Caballo viejo, de Romero Pereiro, Carlos Muñoz, un hombre mayor y sin el atractivo físico de los galanes, es el protagonista que se enamora de Silvia de Dios, su sobrina en la serie.

4. Daniel Arenas y Livia Brito en Médicos, línea de vida

David y Regina, personajes de Médicos, línea de vida, fueron interpretados por David Arenas y Livia Brito. Aunque permanecieron juntos (durante la serie), todo parece indicar que su amor no fue tan intenso como se esperaba. De hecho, sus problemas tuvieron más protagonismo.

Esta pareja no tuvo el inconveniente de la edad, pero la actriz confesó en sus redes sociales que había salido con Daniel y que se había decepcionado por un comentario que él hizo con respecto a su maquillaje. Imaginemos cómo sería trabajar con alguien que podría haber sido tu novio, pero no funcionó.

5. Anahí y Sergio Goyri en Dos hogares

Anahí interpreta a Angélica, una veterinaria que pierde al amor de su vida, Santiago, en un accidente; dos años después se enamora de Ricardo (Sergio Goyri), pero descubre que Santiago aún está vivo.

¡Qué drama! Sin embargo, para muchos la pareja de Anahí y Sergio no logró convencer, y eso afectó el raiting. Posiblemente, una de las razones fue la diferencia de edad, pues ella contaba al momento de grabar con 28 años, y él con 52. Prácticamente, Goyri hubiese podido ser el padre de Anahí.

6. Maite Perroni y Pedro Fernández en Cachito de cielo

Cachito de cielo se estrenó con la esperanza de ser número uno en sintonía. Sin embargo, la pareja de protagonistas no pudo convencer a la audiencia y la producción terminó con números poco favorables.

Pedro Fernández se encargó de darle vida a un sacerdote, que en realidad era un joven futbolista que había muerto para volver en un cuerpo ajeno, del que Maite Perroni debía enamorarse. Pero ese amor, al parecer, no logró cautivar a la audiencia pese al cariño que despiertan ambas estrellas.

Observemos con atención. Cachito era interpretado por Manu de la Parra, que justamente era el novio de Maite mientras filmaban sus escenas; por supuesto, la pareja derrochaba química y amor frente a las cámaras. Pero cuando Manu sale de la novela y aparece Pedro Fernández interpretando al sacerdote Salvador, todo cambia. Maite es una gran actriz, pero no es lo mismo estar enamorada realmente que actuarlo.

7. Zuria Vega y Mario Cimarro en Mar de amor

En el 2009, cuando Mario Cimarro tenía 38 años y Zuria Vega 20, se estrenó la telenovela Mar de amor, en la que ambos fueron los protagonistas. Sin embargo, parece que esa diferencia de edad afectó la credibilidad de su romance novelesco.

Incluso en algún momento la productora, Nathalie Lartilleux, reveló que Cimarro no quiso besar a Zuria.

8. Dulce María y Gonzalo García Vivanco en Verano de amor

Dulce María y Gonzalo García protagonizaron en el 2009 la telenovela Verano de amor. Aunque tuvo una buena acogida dentro de la audiencia, no fue precisamente por la química que había entre ellos. Todo parece indicar que más bien se debió a lo que generaban las diferencias de sus personajes Miranda y Mauro y a sus constantes peleas.

9. Marjorie de Sousa y Pedro Fernández en Hasta el fin del mundo

Esta historia daría para un guion de novela, así que ponte cómodo. Comencemos diciendo que en la telenovela del 2014, Hasta el fin del mundo, Pedro Fernández y Marjorie de Sousa se encontraron como pareja protagónica. Sin embargo, pocos meses después Pedro renunció y fue reemplazado.

Fernández adjudicó su salida a problemas de salud. Sin embargo, hasta el día de hoy sigue siendo un misterio la verdadera razón de su renuncia. Sousa confesó en el 2014 que se sentía avergonzada con la presencia de la esposa del actor, Rebeca Garza, y sus tres hijas al hacer escenas románticas.

10. Thalía y Arturo Peniche en María Mercedes

María Mercedes, de 1992, fue la primera telenovela de la trilogía de Las Marías, protagonizada por Arturo Peniche y Thalía. Su éxito fue rotundo y, pese a que juntos convencieron al público de la verdad de su amor, al parecer la química entre ellos era mínima y solo fueron compañeros de trabajo.

Incluso Arturo Peniche confesó en una entrevista que le costaba besar a Thalía debido a que ella era amante de los mariscos y de la comida picante, que le dejaba un “terrible olor a ajo”.

Para ponerle todavía más sabor a esta historia, Thalía dijo en su momento que Arturo Peniche era el actor que mejor la había besado. Mientras tanto, Arturo compartió la anécdota de cuando lloró mordiendo una cebolla para echarle el aliento a María Mercedes en “venganza”, lo que resultó en un momento muy divertido.

Bella y Genial/Famosos/10 Parejas de telenovelas que no lograron hacer clic en la vida real
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos