Bella y Genial
Bella y Genial

10 Reglas de las que los miembros menores de edad de la familia real no pueden escapar

Ser miembro de la familia real tiene ventajas, pero también conlleva responsabilidades sin importar la edad que tengas. Algunas de estas normas pueden parecer estrictas, aunque crecer dentro de una estructura con tanta historia hace que para sus miembros sean actividades del día a día.
Los niños no dejan de ser niños, independientemente de la familia en la que se encuentren, pero los infantes reales siguen algunas peculiares reglas que nos recuerdan que su niñez es muy diferente de la nuestra.

En Bella y Genial nos dimos a la tarea de recopilar algunas de las singulares normas que los integrantes más pequeños de la familia real tienen que respetar. Al final, no olvides leer el bono que te dejamos.

1. No está permitido jugar al Monopoly

Durante las reuniones familiares, en las que pasar tiempo de calidad es la prioridad, el Monopoly queda fuera de la lista de opciones, ya que al parecer la reina prohibió este juego por sacar el lado más competitivo de los integrantes de la familia. Así que probablemente los niños prefieran jugar al Scrabble, como lo hacen sus padres. Nos podemos identificar con esta regla, ya que en este tipo de juegos pueden complicarse un poco las cosas.

2. Los niños pequeños deben llevar pantalones cortos

Como todos en la familia real, los niños también tienen cada detalle de su apariencia muy bien planeado. Es posible que te hayas dado cuenta de que el príncipe George lleva pantalones cortos la mayor parte del tiempo; esto no es ninguna casualidad ni preferencia. Según los códigos de vestimenta que han regido durante años, los niños pertenecientes a la realeza y la aristocracia inglesa deben evitar los pantalones largos hasta los 8 años aproximadamente.

3. Las niñas deben usar vestidos

Los cuidados que se tienen en la apariencia no solo se aplican a los infantes masculinos de la familia. La princesa Charlotte también lleva un vestuario detalladamente cuidado para no dejar nada librado al azar. Siempre que se la ve en público, la pequeña luce vestidos femeninos y con estilos florales, para lograr un atuendo limpio y tradicional.

4. Las niñas no pueden llevar tiaras

Al pensar en las princesas, se nos viene a la mente una brillante tiara posada sobre la cabeza de las mujeres integrantes de la realeza. Para sorpresa de muchos, lo que se nos muestra en los cuentos de hadas no se parece a la realidad. Según las normas, las niñas de la familia real no pueden utilizar este tocado hasta que se casan, y se acostumbra que las princesas lo usen por primera vez el día de su boda.

5. Los niños comen en un cuarto separado durante el almuerzo de Navidad

Las fiestas navideñas, para la mayoría de nosotros, representan una oportunidad de reunirnos con nuestros seres queridos alrededor de la mesa. Pero las costumbres de la corona británica tienen unas pequeñas diferencias. Según el nieto de la reina, los niños tienen designada su propia habitación con todos los elementos necesarios durante el almuerzo de Navidad.

6. Deben aceptar todos los regalos, pero no pueden quedárselos

Cuando pensamos en los niños de la realeza, podemos creer que reciben una lluvia de regalos durante el año, y los 774 obsequios que recibió el príncipe George durante el 2014 nos muestran que no estamos equivocados. Pero entre aceptar un regalo y quedarse con él hay un mundo de diferencia. Los pequeños miembros de la corona deben aceptar los presentes en nombre de la reina, aunque comúnmente no puedan usar todos.

7. No pueden decir ciertas palabras comunes

Los niños reales también tienen reglas acerca de cómo hablar y qué palabras tienen permitido usar. Este es el caso de términos como “té”, “pa” y “baño”. Según la antropóloga Kate Fox, estas y otras palabras que son comunes para nosotros están prohibidas para los miembros de la realeza.
Así que la próxima vez que busques el baño en una reunión con la corona británica, puedes preguntar dónde se encuentra el “tocador”.

8. No importan las actividades del día, necesitan pasar tiempo al aire libre

Al parecer, a la familia real le gusta pasar tiempo al aire libre, con todos los beneficios que esto trae para los más pequeños de la familia. Así que todos los días, los niños pasan tiempo afuera de la casa para jugar y conectarse con la naturaleza, sin importar el tiempo que haga: nada interrumpe las actividades en el exterior.

9. Los niños no se salvan de reverenciar a la reina

Los integrantes más pequeños de la familia real deben mostrarle respeto a la soberana a través de una reverencia cuando la ven, y también antes de marcharse.
Una historiadora explicó que se espera que los niños también formen parte de esta costumbre desde temprana edad.

10. Los herederos a la corona viajan por separado

Los herederos a la corona británica deben viajar por separado por si tienen algún inconveniente en el camino. No importa la edad de los niños o el parentesco que haya entre los sucesores, se trata de una regla real que existe desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, en los últimos años los duques de Cambridge han roto este protocolo en los viajes largos, al parecer para poder ahorrar un poco de dinero en el transporte.

Bono: A los miembros de la familia real les fascina combinar sus atuendos

En muchas de las fotos de las salidas oficiales de Kate, William y sus tres hijos, podemos ver lo coordinado de sus prendas, ya que suelen elegir paletas de colores similares. Es visualmente encantador observar sus vestimentas a juego, además de que nos ofrecen una sensación de unidad familiar. Agradecemos esta decisión y esperamos verlos combinados en sus atuendos en muchas ocasiones más.

¿Cuáles de estas reglas no hubieras podido cumplir de niño?

Bella y Genial/Famosos/10 Reglas de las que los miembros menores de edad de la familia real no pueden escapar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos