Bella y Genial
Bella y Genial

12 Famosos personajes “buenos” que desesperan más que los villanos

Nos ha pasado en más de una ocasión: por más que tratemos de que nos agraden ciertos personajes “buenos” de nuestras películas favoritas, sus acciones dejan mucho que desear. Por ejemplo, en la saga Crepúsculo, el personaje de Jacob Black se enamora perdidamente de Bella Swan, y aunque sus intenciones siempre parecen buscar lo mejor para ella, su preocupación es más una obsesión; o Cady en Chicas pesadas, quien al inicio se nos presenta como un personaje inocente, pero poco a poco desarrolla actitudes muy parecidas a las de su rival, Regina George.

En Bella y Genial compartimos contigo una lista con algunos de los “bienhechores” que nos han hecho perder los estribos en más de una ocasión, ¿habías notado este lado de ellos?

1. Bella Swan en la saga Crepúsculo

Bella Swan es un personaje que nos confunde en más de una ocasión. Ella conoce a Edward, y él pronto se convierte en el centro de toda su atención. Cuando el romance entre estos dos personajes comienza, Bella abandona a sus amigos para pasar todo el tiempo que puede con el vampiro.

En la segunda película de esta saga, Cullen se muda y la deja abandonada a su suerte; por esta razón, Bella cae en una fuerte depresión y se pone a sí misma en situaciones de riesgo para llamar la atención de Edward. En algún punto de esta película, Bella nos hace creer que tiene sentimientos por Jacob, pero tan pronto como reaparece Edward, ella deja en claro que Jacob siempre estuvo en un segundo plano.

2. Mary Jane Watson en El hombre araña

Mary Jane es una típica “damisela en apuros” en constante necesidad de rescate. Cuando cae en las garras de los villanos, solo puede pedir ayuda y esperar a que el mismo superhéroe vuele por ella. Recién al final de la trilogía, Mary Jane ayuda un poco a Peter Parker en la batalla contra Venom, arrojándole un bloque de hormigón en la cabeza. Aunque aquí es donde terminan sus hazañas.

Tal vez las circunstancias de la vida de la heroína le hayan dado fuerza. Era una actriz caprichosa que exigía la atención y la reverencia de Peter por su talento. Recuerda cómo Mary Jane se molestaba con Peter si este se perdía una actuación de ella, y ni siquiera se preguntaba por qué no podía ir. Pero en la tercera parte, cuando la despiden del teatro y empieza a ganarse la vida en un club, tuvo que bajar del cielo a la tierra.

3. Peeta Mellark en Los juegos del hambre

Peeta da la impresión de ser un joven sensible, incluso vulnerable, con un alma delicada. Pero, cegado por su amor a Katniss, no se da cuenta de que cuando la vida de ambos está en juego, no es el momento de hacerse el héroe. Peeta intenta constantemente manipular los sentimientos de la chica. En un momento le dice que la ama, luego miente diciendo que están casados y que Katniss está embarazada, obligándola a seguirle el juego con sus mentiras.

El tierno Peeta quiere parecer obstinadamente abnegado: se ofrece como voluntario para los juegos cuando su participación no es necesaria; se separa de Katniss y decide actuar por su cuenta. Pero se encuentra en problemas una y otra vez, obligando a su amada a rescatarlo. Por culpa del indefenso pero arrogante Peeta, mueren personas inocentes, como la anciana muda Mags. De hecho, durante la mayor parte de la serie, Peeta es una carga para todos los que lo rodean. Y sobre todo para Katniss.

4. Cady Heron en Chicas pesadas

Regina es vista como la mala de la película. Pero la tranquila Cady resulta ser peor que la principal antagonista. Con su llegada, se desata el caos en la escuela. Al principio, queriendo afianzarse en el grupo de nuevas amigas, acompaña a Janis y a Damian y acepta ir en contra de Regina, por lo cual abandona por completo sus estudios. Al mismo tiempo, quiere conquistar al exnovio de Regina, Aaron, razón por la cual deja que bajen sus notas en álgebra, para solicitar ayuda de su nuevo interés romántico.

Tratando de hacerse un lugar en el grupo de las chicas “populares”, la heroína se olvida de Janis y Damian y ni siquiera los invita a la fiesta. En el final, Cady hace las paces. Pero todas sus acciones son alarmantes y te hacen esperar más artimañas de su parte. Esto se acentúa especialmente por el hecho de que Cady compara constantemente las relaciones de equipo con las duras leyes del reino animal. Y al final, incluso insinúa que el nuevo grupo popular de la escuela será masacrado.

5. Jacob Black, de la saga Crepúsculo

Aunque algunos fanáticos de la saga creen que Jacob se adapta más a Bella que Edward, su comportamiento suele sugerir lo contrario. Su enamoramiento a veces parece un interés enfermizo, incluso una obsesión. De hecho, Jacob persigue a Bella, imponiéndose como si fuera su novio. Por ejemplo, en las partes dostres, le dice constantemente que es mejor que Edward, mientras insulta a este último a sus espaldas.

La amistad de Jacob se basa en motivos egoístas: no es un hecho que hubiera ayudado a su amiga con las motocicletas si no hubiera esperado sentimientos mutuos. Posteriormente, Jacob se comporta como un manipulador y un tirano. Acusa a Bella de supuestamente usar su ayuda, se ofende porque ella no pudo amarlo, no la deja ver a Edward en Italia y la besa a la fuerza. En comparación con Edward, quien siempre le da libertad de elección a Bella, Jacob parece obsesivo y egoísta.

6. Alice Cullen, de la saga Crepúsculo

Alice es otro personaje de Crepúsculo que deja mucho que desear; aunque parece amable y positiva, se termina metiendo mucho más de lo que debería en la vida de los demás. Queriendo ser amiga de Bella, “se apropia” de la joven de una manera avasalladora. Es como si Alice no viera a través de su constante y a veces excesivo optimismo que a Bella le resulta doblemente difícil adaptarse a su nueva conocida. No solo es una persona reservada, sino que se encuentra con vampiros por primera vez en su vida, y son criaturas realmente peligrosas.

Alice siempre le impone sus decisiones, a veces polémicas e incluso arriesgadas, a todo el mundo. Invita a la gente a otra fiesta en la casa de los vampiros, tras el precedente del ataque de Jasper a Bella. Luego llena la casa de Edward y Bella de ropa que delata su, por no decir más, inusual gusto. Y cada vez que Edward detiene con tacto a su insistente hermana, ella no sabe qué está haciendo mal.

7. Ralph de Bricassart en El pájaro canta hasta morir

El joven y carismático sacerdote, cuya belleza parece perfecta y cuyo mundo interior es misterioso e inescrutable, cautiva inicialmente a millones de espectadoras. Irradiando energía, es muy diferente del resto de los ministros de la iglesia. No es de extrañar que Maggie se sienta atraída por él.

Sin embargo, cuanto más avanza la narración, más se disipa el velo causado por la primera impresión. Ralph quiere alcanzar el ideal de la existencia dedicándose a su trabajo. Pero bajo la máscara de guardián de los valores espirituales, se esconde en realidad un cínico hombre de carrera. Después de todo, durante su vida Ralph no ha buscado el servicio desinteresado, sino posiciones cada vez más altas.

En principio no hay nada de malo en la sed de logros profesionales. Pero al darse cuenta de que eso requiere renunciar a una mujer, Ralph sigue sin poder superarlo. Quiere satisfacer sus necesidades espirituales y físicas al mismo tiempo, pero ni siquiera piensa en el hecho de que está jugando con los sentimientos de la pobre Maggie y que hiere su corazón. Ralph resulta ser un ególatra insensible y de voluntad débil que solo pretende quedarse con el pan y con la torta.

8. Shaggy y Scooby-Doo

Ambos se parecen poco a los héroes que deben salvar al mundo de los villanos. Son cobardes y, en lugar de ayudar a sus amigos, solo huyen del peligro en pánico. Y estaría bien si solo tuvieran miedo, pero Shaggy y Scooby también arruinan constantemente los planes del equipo en el momento crucial, arriesgando la vida de todos los chicos.

Este fue el caso, por ejemplo, durante la lucha con el Fantasma Lunar que había capturado a Daphne. Luego de fallar en cumplir con su parte del plan y de molestar al fantasma, Shaggy y Scooby simplemente se escaparon e impidieron que Velma y Fred hicieran todo bien en el camino. Y como siempre, fue solo por casualidad que no metieron la pata y capturaron al fantasma después de todo.

Shaggy y Scooby ni siquiera se disculpan por sus torpezas. Además, acompañan todo con humor y risas tontas. Nada les gusta más que divertirse, comer delicioso y no hacer absolutamente nada. Y encima, tienen una absoluta falta de modales y un comportamiento tedioso para los demás.

9. Kate en Last Christmas: Otra oportunidad para amar

Kate es una chica introvertida y acomplejada que trabaja como vendedora en una tienda de artículos navideños. La falta de armonía en su relación consigo misma y con el mundo que la rodea se nos explica por el hecho de que ha sufrido graves problemas sentimentales en el pasado. Sin embargo, esto no es una excusa para que una persona se comporte de forma tan indiferente e irresponsable como lo hace Kate.

La chica está acostumbrada a que todo el mundo la cuide en una situación difícil. Ahora quiere deshacerse de la custodia, pero no sabe cómo llevar una vida adulta. Piensa que está bien visitar a sus amigos cuando quiere y hacer cualquier cosa en sus casas. Kate no intenta conseguir un trabajo normal o tener una vida personal. Se pelea con su madre y su hermana. Actúa como una adolescente infantil, siempre quejándose de los problemas y culpando a todo el mundo menos a ella misma.

10. La Reina Blanca en Alicia en el país de las maravillasAlicia a través del espejo

Siempre elegante, vestida con ropas blancas, educada con todo el mundo, la Reina Blanca es extravagante y delicada al mismo tiempo. Pero es engañosa. En realidad, Mirana es igual que su hermana. Es tan prepotente como la Reina Roja, solo que esconde sus deseos tras una bonita sonrisa. Mirana no quiere aguantar a Iracebeth y está dispuesta a luchar contra su propia hermana por el trono.

Aunque la Reina Blanca tenga el sentido común de salvar al mundo de la cruel gobernante, no está claro por qué no habla con su hermana y resuelve pacíficamente el verdadero motivo de su disputa. En cambio, Mirana elige el camino de la agresión pasiva. Aunque ella es la culpable del conflicto. Mirana, de niña, calumnió a Iracebeth frente a sus padres, por lo que Iracebeth, por despecho, huyó, se tropezó y se golpeó la cabeza, de modo que esta quedó hinchada para siempre.

11. Harry Potter

Harry pierde a menudo los nervios y descarga su ira en los demás. Incluso en sus amigos. Recuerda su irritabilidad cuando sale a buscar los horrocruxes. Harry se desquita con Hermione y se pelea con Ron. Tanto es así que Ron dejó a los chicos porque se sintió muy atacado por Harry. Puedes culpar al medallón de horrocrux. Pero los tres lo llevaban. Hermione no se comportó de esa manera y Ron, a pesar de que se enojó, volvió. No se sabe si Harry habría ido primero a reconciliarse.

La agresividad y la venganza de Potter llegan a tal punto que incluso sus ataques a Draco no siempre están justificados. Y a veces son muy rebuscados. Por ejemplo, en Harry Potter y el misterio del príncipe, le aplica un hechizo a Malfoy que casi lo mata.

Harry es arrogante. Por ejemplo, en Harry Potter y el cáliz de fuego, celebra su victoria en una de las competiciones, olvidándose de sus amigos. Y una vez, en una conversación con Hermione, Harry declara directamente que él es el elegido, por lo que recibe un merecido golpe en la cabeza por parte de su amiga.

Harry suele hacer cosas de manera precipitada, como crear el ejército de Dumbledore. No solo se imaginó a sí mismo como un experto en protección contra las artes oscuras, sino que también incriminó sin saberlo al director: después de que el ejército fue expuesto, el profesor fue despedido.

Potter ignora los problemas de sus amigos por completo. No piensa en cómo se siente Ron, constantemente a la sombra de su compañero “elegido”. La relación de Ron y Hermione pasa inadvertida para él. Uno tiene la sensación de que la función de los amigos en la vida de Harry es únicamente la de salvarlo en todas sus desventuras.

Finalmente, Harry es insolente. Constantemente se lanza a la batalla contra el mal en solitario, sin haber aprendido a aceptar la ayuda de sus amigos a lo largo de los años. Al mismo tiempo, es tímido en su relación con Ginny, y ella siempre da los primeros pasos.

¿Qué es lo que más te sacaba de quicio de estos personajes? ¿A cuál otro agregarías a este listado? Cuéntanos en los comentarios.

Bella y Genial/Famosos/12 Famosos personajes “buenos” que desesperan más que los villanos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos