Bella y Genial
Bella y Genial

13 Telenovelas mexicanas en cuyo detrás de cámara hubo más risas que drama

Las telenovelas mexicanas son sinónimo de drama, intriga, romance y pasión. Algunas de ellas nos han enganchado a tal punto que los fines de semana pasan a ser una ansiedad constante por saber cómo continuará la historia cada lunes. Pero no solo los personajes de la telenovela se enfrentan a un montón de problemas y contratiempos, también los actores que les dan vida se las ven negras en ocasiones.

1. Teresa tuvo tres finales distintos dependiendo de la región

  • A diferencia del típico personaje dulce y bondadoso, en Teresa, la protagonista era totalmente interesada y cruel. Teresa llegó a desafiar tanto el estereotipo de las telenovelas que causó furor en 2010. Pero no por completo, pues al final terminó aprendiendo la lección y ganándose el perdón y el amor de Arturo.
  • Lo que muchos no saben es que la historia tuvo finales alternativos, y la medalla al drama se la llevó el desenlace en la versión transmitida en Brasil, que acabó en una tragedia para Teresa. El conocido final feliz en el que Teresa y Arturo se casan se televisó, por supuesto, en México y la mayoría de los países latinoamericanos, además de que hubo un tercer final donde la protagonista decide volver a los malos pasos.

2. La escena del lodo de Marimar fue completamente real

  • Cómo olvidar la icónica escena en la que Marimar saca la pulsera que le avienta su archienemiga, Angélica Narváez, del lodo con la boca y bajo la peor humillación. Pues bien, Thalía en realidad solo metió la cara en una mezcla de chocolate, cosa que no ocurrió cuando la protagonista decide vengarse y regresarle el favor a Angélica, ¿karma?
  • Chantal Andere, la actriz que interpretaba a la odiosa Angélica, confesó que la producción no pudo crear la misma mezcla de chocolate. La escena se rodó en el jardín, así que Chantal tuvo que sacrificarse como toda una profesional de la actuación y sumergir la cara en lodo de verdad.

3. Belinda casi se queda con el papel de Mía Colucci

  • Hay actrices que hacen tan bien su papel que el personaje se queda grabado en la mente de los televidentes, como Anahí en el rol de Mía Colucci. Sin embargo, para los ejecutivos de Televisa, la primera opción para interpretar a la niña mimada era Belinda. El productor, Pedro Damián, fue quien insistió en que Anahí era la indicada para el papel después de pasar por un exhaustivo casting.

4. Fernando Colunga fue el único actor que formó parte de toda la trilogía de las Marías

  • Thalía consolidó su carrera como actriz y cantante en los 90 después de protagonizar María Mercedes, MarimarMaría, la del barrio. El actor Fernando Colunga fue el galán protagonista de esta última; sin embargo, también logró colarse en los otros dos melodramas. En María Mercedes, protagonizada por Arturo Peniche, Fernando hizo el papel de Chicho, un joven despreocupado que quería conquistar al personaje de Thalía.
  • En Marimar, Colunga fue el encargado de interpretar al ingeniero Adrián Rosales, uno de los principales pretendientes de la protagonista y rival de amores del personaje de Eduardo Capetillo. Parece que en María, la del barrio por fin logró conquistar a Thalía y quedarse con el protagónico.

5. Los protagonistas de Rubí eran comparados con los personajes de Shrek

  • Hablando de galanes, cuando se estrenó la famosa telenovela Rubí, en 2004, la película animada Shrek ya era tendencia mundial con su segunda parte. En un reencuentro virtual, el actor Eduardo Santamarina, quien interpretó a Alejandro, confesó que sus compañeros de reparto lo comparaban con el popular ogro verde de los pantanos, mientras que a su compañero Sebastián Rulli, quien le daba vida a Héctor, lo relacionaban con el personaje del príncipe Encantador.

6. Lucero escondía siempre un chicle bajo su lengua

  • La apodada Novia de América fue captada in fraganti en el set de grabación de Alborada bromeando con un pequeñín, a lo que en un tuit confesó que siempre llevaba un chicle en la boca, escondiéndolo bajo la lengua en cuanto el director comenzaba la escena.
  • Sin duda, Alborada fue la telenovela de época que marcó el inicio de los años 2000. Además de Lucero, contó con la participación de grandes personalidades de las telenovelas en México, como el galán Fernando Colunga, Daniela Romo, Arturo Peniche y Mariana Garza.

7. Angelique Boyer conoció a su mejor amiga gracias a Teresa

  • Para Angelique, esta telenovela ha sido uno de sus trabajos más importantes, no solamente porque fue su primer papel protagónico, sino también porque la unió a las personas más especiales de su vida. La actriz tiene una bella relación con su compañero Sebastián Rulli, pero además, en el set del melodrama surgió su gran amistad con Fernanda Castillo, quien le dio vida a la ingenua Luisa.
  • Aunque en Teresa los personajes llegaron a ser enemigas y rivales, en la vida real, Angelique y Fernanda son casi hermanas, e incluso compartieron hogar durante unos años, antes de que ambas iniciaran su vida con sus respectivas parejas.

8. Gabriela Spanic solía quedarse dormida en el set de La usurpadora

  • Para la actriz venezolana, alcanzar el éxito en México fue todo un reto, pero la telenovela de 1998 marcó el gran inicio de su carrera. Sin embargo, Gaby tuvo que pasar jornadas agotadoras trabajando en cambiar su acento venezolano y metiéndose en el papel de dos personalidades: la gemela buena, Paulina, y la gemela malvada, Paola.
  • Todo eso le provocó un cansancio extremo, y sus compañeros recuerdan que Gaby aprovechaba cada momento libre en el set para dormir. No cabe duda de que su esfuerzo valió la pena y rindió frutos, dado que La usurpadora es uno de los melodramas más exitosos.

9. Angélica Vale no viajaba en avión con sus compañeros de Amigas y rivales

  • Hoy en día, Angélica es una mujer dedicada a su familia y a su carrera. Sin embargo, cuando grababa Amigas y rivales, la actriz mexicana estaba en sus 20, y confesó que le encantaba salir de fiesta. Angélica recuerda que mientras todos sus compañeros viajaban en avión para grabar en las locaciones de playa el mismo día, ella se iba un día antes para conocer los alrededores y bailar toda la noche antes de ir a trabajar.

10. Belinda fue la actriz más joven de la historia de las telenovelas en interpretar un papel doble

  • Además de dejarnos el famoso baile del sapito, la telenovela juvenil Cómplices al rescate consolidó a Belinda como toda una estrella adolescente. La cantante y actriz fue la más joven en la historia de las telenovelas en interpretar un papel doble, ya que a los 12 años encarnó a las gemelas Silvana y Mariana. A pesar del éxito alcanzado, Belinda tuvo que abandonar el proyecto y fue reemplazada más tarde por Daniela Luján.

11. Gaby Rivero le ganó el papel a Salma Hayek en Carrusel

  • Para interpretar a la dulce maestra Jimena, quien les alegraba la vida a sus alumnos, los productores de Carrusel tuvieron que hacer un casting con muchas candidatas. Entre las opciones se encontraban Lucero y Salma Hayek, pero Gaby Rivero les ganó el papel gracias a su experiencia en teatro.

12. Catalina Creel estaba inspirada en un personaje de la actriz Bette Davis

  • Para crear a la icónica villana de Cuna de lobos, el escritor Carlos Olmos se inspiró en la señora Taggart, una viuda malvada y manipuladora con un parche en el ojo izquierdo. El personaje fue interpretado por la popular actriz Bette Davis en la película El aniversario, de 1968. En la telenovela, quien le dio vida a este peculiar personaje fue María Rubio.
  • El trabajo de la actriz mexicana interpretando a Catalina Creel fue tan brillante que 35 años después de su estreno, sigue siendo recordada como una de las villanas más emblemáticas en la historia de las telenovelas.

13. Biby Gaytán tuvo que usar una doble para ocultar su embarazo en Dos mujeres, un camino

  • Esta telenovela cautivó a su audiencia con su peculiar historia, que enfrentaba a dos mujeres por el amor de Juan Daniel, el personaje interpretado por Erik Estrada. Biby había alcanzado la cúspide de su carrera interpretando a una de ellas, Tania, con tan solo 21 años. Sin embargo, durante la segunda mitad de la telenovela, la actriz estaba embarazada de su primer hijo.
  • La producción no incluyó el embarazo en el guion y, para encarnar a Tania, Biby se vio obligada a utilizar ropa holgada e incluso una doble de cuerpo en algunas escenas. Poco después del final de las grabaciones, Biby acabó con el misterio y mostró su embarazo de 7 meses durante su boda con Eduardo Capetillo.

En la cultura mexicana, las telenovelas están fuertemente ligadas a la convivencia familiar. Quién no recuerda llegar a casa y encontrar a la abuela sin pestañear frente al televisor, o a las vecinas discutiendo acaloradamente sobre el futuro de la pareja protagonista. Por algo, de un modo u otro, el drama que llegaron a vivir los actores durante las grabaciones les añade un toque picante a los melodramas más populares de la televisión en México.

Si tuvieras que elegir una, y solo una telenovela como tu favorita, ¿cuál sería esa que ha marcado una época en tu vida?

Bella y Genial/Famosos/13 Telenovelas mexicanas en cuyo detrás de cámara hubo más risas que drama
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos