Bella y Genial
Bella y Genial

Cómo Kirsten Dunst encontró el equilibrio entre su demandante carrera y su familia

Muchas personas dicen que tener una familia es un trabajo a tiempo completo. ¿Estás de acuerdo? Dinos tu respuesta en los comentarios. Mientras, sigamos con el tema. Aunque formar una familia es algo hermoso, sin duda, es demandante, considerando, por un lado, el factor laboral. Encontrar el equilibrio entre la familia y el trabajo, siendo sinceras, no es algo fácil. Pero no por eso dejamos de buscarlo.

Un ejemplo de perseverancia en la búsqueda del equilibrio entre la familia y el trabajo es la vida de la actriz Kirsten Dunst, y en Bella y Genial queremos contarte sobre ella.

A los 3 años, Kirsten Dunst empezó su carrera como actriz, convirtiéndose en toda una estrella del cine. Su debut cinematográfico fue en la película de Woody Allen Historias de Nueva York, en 1989, cuando la pequeña actriz tenía solo 6 años. Pero fue cuando su familia se mudó a Los Ángeles que su trabajo profesional despegó.

En el filme Entrevista con el vampiro, de 1994, Dunst demostró sus grandes habilidades de actuación, compartiendo escenario junto a famosos como Brad Pitt y Tom Cruise. En 1995, la revista People nombró a Kirsten como una de las 50 personas más bellas. Posteriormente, realizó una serie de cintas exitosas como Mujercitas (1994), Jumanji (1995) y Pequeños guerreros (1998).

De todas las películas en las cuales ha trabajado, Dunst aseguró que la que más recuerda es Triunfos robados, ya que fue su primera cinta como protagonista y tuvo mucho éxito. También Las vírgenes suicidas, con cuya directora aún tiene contacto, e imposible olvidar la trilogía de Spider-Man.

Aunque Kirsten ha participado en importantes filmes y ha logrado popularidad desde su juventud, a sus 39 años no había sido nominada al Óscar. Pero todo cambió este 2022, cuando ella y su esposo y también actor, Jesse Plemons, recibieron una nominación doble como mejores actores de reparto por El poder del perro.

En 2015, Kirsten Dunst, también conocida por su personaje de Mary Jane, conoció a su actual esposo cuando trabajaron juntos en la segunda temporada de la serie televisiva Fargo, pero no fue hasta un año después de que terminó la producción que se convirtieron en pareja. Ambos comparten muy felices el rol de padres de sus hijos, Ennis, de 3 años, y James, de 10 meses. Dunst comentó para una entrevista que es una madre feliz y orgullosa, tratando de equilibrar su sencilla vida personal con su profesión.

La actriz confesó cómo ella y Jesse llevan su relación como pareja después de haberse convertido en padres. Según Kirsten, su comunicación es muy buena, y siente que es mejor incluso ahora. Notó que están más unidos que antes. También comentó que las mujeres, cuando se convierten en madres, asumen más responsabilidades porque sus mentes funcionan distinto a la de los hombres. “Somos mucho más ansiosas, sentimos miedo de lo que podría suceder. Es bueno tener equilibrio, porque cuando me altero, él me calma”.

Como casi toda madre, también le resulta una labor muy agotadora. Ambos aprovechan las visitas recurrentes de sus amistades para dejarles a cargo a sus niños, así ellos pueden descansar y relajarse un poco.

“Cuando me levanto por las mañanas y veo las caritas de mis hijos, es el mejor sentimiento del mundo”, comentó Kirsten en una entrevista. Como madre, sentir el amor tan puro de sus pequeños, verlos crecer y cambiar día a día es lo más especial que le ha sucedido. “Me siento muy agradecida de tener a estos dos niños en mi vida”.

Aunque ella y su pareja son actores, y Dunst tuvo la oportunidad de incursionar en el mundo del estrellato cuando era niña, no quiere que sus hijos sigan esos mismos pasos. Reveló que nunca los incentivaría a trabajar en la industria a una edad temprana, ya que cree que es importante que crezcan con una infancia normal para darles libertad para que elijan qué hacer cuando sean adultos.

Kirsten Dunst y su familia viven de forma muy tranquila. La actriz nominada al Óscar considera que su filosofía de vida es “no hay necesidad de estar frente al ojo público, a menos que me encuentre promocionando algunos de mis proyectos. Y esa es una buena manera de vivir”.

Para ella, lo más importante actualmente es su familia. “Lo único que tengo que me hace sentirme completa en este mundo es mi familia, mis amigos y punto. Me agrada sentir esa comunidad cuando estoy en casa, sin necesidad de tener que salir”. Dunst mencionó que cuando está en su hogar, se convierte en ermitaña, y permanece allí, en su mundo, hasta que debe salir a trabajar.

¿Cómo mantienes el equilibrio entre estas cosas? ¿Cómo haces para no perder el control cuando tienes que lidiar con más de una a la vez?

Bella y Genial/Famosos/Cómo Kirsten Dunst encontró el equilibrio entre su demandante carrera y su familia
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos