Bella y Genial
Bella y Genial

Cómo Sarah Jessica Parker pasó de hacer fila por comida gratis durante su infancia a convertirse en una gran estrella

La talentosa actriz Sarah Jessica Parker es sinónimo de estilo y moda, así como su icónico personaje Carrie Bradshaw, de la popular serie de los noventa Sex and the City. Allí pudimos verla como una mujer con una posición económica acomodada, rodeada de lujos, utilizando ropa y accesorios de diseñadores reconocidos. Sin embargo, a diferencia del papel que la hizo mundialmente famosa, la infancia de Parker estuvo marcada por la pobreza.

En Bella y Genial, queremos compartir contigo la historia de vida de esta fabulosa actriz, que logró dejar atrás la escasez con la que creció para ser una de las estrellas de Hollywood más exitosas. Adicionalmente, podrás encontrar un bono con otras personalidades que pasaron por experiencias similares.

La actriz no siempre tenía electricidad

Sarah Jessica Parker creció en Ohio junto con 7 hermanos. Como todos ellos se criaban con un solo ingreso, la familia a menudo no tenía recursos para cubrir sus necesidades básicas, por lo que recurrían a las ayudas estatales. La actriz recuerda esperar en una fila para recibir la comida gratuita durante los recreos en la escuela. Y como no siempre tenían electricidad, las celebraciones de Navidad y los cumpleaños eran una especie de lujo para ellos.

Aunque en la actualidad Sarah Jessica es un ícono de la moda, cuando era niña, llevaba ropa comprada en tiendas de segunda mano o heredada de sus hermanos mayores. No obstante, años después, la intérprete se inspiró en las prendas de su infancia para realizar una colección de ropa para niños; siempre puedes hacer limonada cuando la vida te da limones.

A pesar de las difíciles circunstancias económicas, la niñez de Parker estuvo llena de arte y cultura. Su madre era muy recursiva y aprovechaba todas las funciones matutinas gratuitas de teatro, ballet y ópera para llevar a sus hijos. Allí fue donde Sarah se vio atraída por la actuación. Su madre Barbra, al ver el gusto de Parker por actuar y cantar, a cambio de lecciones para su hija, limpiaba los estudios donde solía ensayar.

Sarah Jessica Parker, su madre Barbra Forste y su hermano, el director Pippin Parker

A los 11 años, Sarah Jessica obtuvo su primer papel en el teatro de Nueva York, luego tuvo éxito al actuar en la serie de televisión Square Pegs (1982) para eventualmente pasar a tener pequeños papeles en el cine hasta llegar al estrellato con Sex and the City. Todo esto la llevó a ser un gran soporte económico para su familia.

En definitiva, crecer con escasos recursos forjó el carácter de la actriz. Pues al saber de primera mano lo que implica, apoya fundaciones benéficas para luchar contra la pobreza en Nueva York y ayuda a la despensa de alimentos St. Francis en Manhattan.

Con respecto a las personas que necesitan asistencia, Parker expresó: “Algunas personas tienen suposiciones acerca de quién depende de nuestros gobiernos estatal y federal para satisfacer sus necesidades... El bienestar es para todas las variedades de personas, pueden ser personas cultas y educadas, que simplemente se encuentran en necesidad de ayuda. Eso no significa que sean perezosos o sin educación o que tengan bajos estándares. Es solo que no pueden arreglárselas en el momento y mi familia fue un buen ejemplo de eso”.

Bono: Otras celebridades que superaron las dificultades económicas

1. Leonardo DiCaprio vivió su papel de Titanic en la vida real

La estrella de El gran Gatsby y Titanic, Leonardo DiCaprio, ha vivido ambos papeles en la vida real. El barrio donde vivía no era nada seguro para los niños. DiCaprio presenciaba crímenes y peleas regularmente, lo que lo llevó a la necesidad de ver “el otro lado del espectro” a través de sus papeles. Sin embargo, ha demostrado exitosamente su valía como actor, por lo que el niño cuyos padres apenas podían poner comida a la mesa es ahora uno de los actores mejor pagados de Hollywood.

2. Selena Gómez tenía problemas económicos en su infancia

Selena Gómez, estrella de la música y el cine, reveló las luchas que ella y su madre atravesaron en el pasado. La madre de Selena la dio a luz cuando solo tenía 16 años. Criar a una niña a una edad tan temprana fue realmente difícil y, a veces, la madre de Selena tuvo que trabajar en 3 empleos solo para poder poner comida en la mesa.

3. Tom Cruise fue diagnosticado con dislexia

La familia de Tom Cruise luchó contra la pobreza desde que él era niño, pero los problemas económicos no fueron la única preocupación del joven Cruise. Siendo un niño inteligente y capaz, notó que no podía seguir el ritmo de sus compañeros en la escuela. Le diagnosticaron dislexia a la edad de 7 años.

Sin embargo, Tom no dejó que su discapacidad le impidiera alcanzar sus sueños. Después de que su madre se lesionara en el trabajo, él asumió el papel principal en la casa. Tom tuvo varios trabajos mientras actuaba con regularidad en clases de teatro y obras escolares.

4. Mila Kunis no tenía juguetes

La estrella de El cisne negro, Mila Kunis, recuerda que su familia era muy pobre durante su infancia. Los juguetes eran un lujo que ella no podía tener y, a veces, la única comida disponible era una sopa de kétchup. Sin embargo, Mila descubrió su talento como actriz y asistió a la escuela de teatro. Con su primer papel en That ’70s Show, consiguió salir de la pobreza.

5. Sylvester Stallone pasó unos años en una familia adoptiva

Los padres de Sylvester Stallone no vivían en un ambiente amoroso y eso los afectó a él y a su hermano menor. Como el hogar en el que vivía era disfuncional, tuvo que pasar algunos de sus primeros años en una casa de acogida. Stallone soñaba con una carrera de actor desde que era niño. Mientras no tenía ni un centavo esperando conseguir un papel, realizó todo tipo de trabajos, desde limpiar jaulas de leones hasta ser acomodador en una sala de cine.

6. Dolly Parton dormía en camas de paja

Dolly Parton era una de 12 hermanos que vivían en una zona rural del este de Tennessee. Crecieron en una casa que no tenía agua corriente, gas ni electricidad. Una de las cantantes de música country más famosas vivió una auténtica vida campestre: las camas en las que ella y sus hermanos solían dormir eran de paja.

7. Arnold Schwarzenegger no tenía plomería en casa

Arnold Schwarzenegger nació en Austria, donde pasó su infancia. Su familia no tenía mucho poder adquisitivo en aquel entonces y Arnold recuerda que su madre tenía que procurarse mantequilla, azúcar y granos. La casa en la que vivían no tenía plomería ni teléfono y uno de los momentos más destacados de aquella época fue cuando la familia consiguió un refrigerador.

8. Kelly Clarkson perdió su apartamento en un incendio

Alrededor de la época en que Kelly Clarkson audicionó para American Idol, estuvo sin hogar durante un breve periodo de tiempo. Según los informes, perdió su apartamento en un incendio y tuvo que dormir en su coche durante tres días. Kelly admitió que no percibía su participación en American Idol como un camino hacia una carrera exitosa. Lo único que tenía en mente en ese momento era tener que pagar las facturas.

9. Céline Dion creció en un hogar pobre con 13 hermanos

Céline Dion creció siendo la menor de 14 hijos en una familia pobre de Quebec. Descubrió su talento musical a una edad temprana y empezó a cantar en el bar de sus padres. Céline recuerda haber vivido en una vivienda superpoblada y haber tenido que compartir la cama con 3 o 4 hermanos.

A pesar de eso, insiste en que a su familia solo le faltaba dinero, pero nunca amor y cariño. Y con eso, no sentía que algo más le hiciera falta.

¿Qué celebridad consideras que es un ejemplo a seguir? ¿Conoces otra historia de superación que te inspire a salir adelante?

Bella y Genial/Famosos/Cómo Sarah Jessica Parker pasó de hacer fila por comida gratis durante su infancia a convertirse en una gran estrella
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos