Bella y Genial
Bella y Genial

Qué significan los títulos de la realeza y por qué no cualquiera los puede obtener

Las princesas de Disney nos han hecho soñar con encontrar al príncipe azul y vivir en un hermoso palacio, y por increíble que parezca eso todavía puede ocurrir: la reina Letizia de España, la duquesa Catalina de Cambridge y la duquesa Meghan de Sussex son pruebas vivientes de ello.
Aunque parecen tradiciones super antiguas, en la actualidad, los títulos nobiliarios no son sinónimo de privilegios, sino que son meramente honoríficos y simbólicos.

El equipo de Bella y Genial hizo un resumen de títulos reales y nobiliarios utilizados en España y Reino Unido, para entender finalmente qué implica cada uno y cómo se consigue. No te pierdas los dos bonos que hemos preparado a mitad y al final del artículo.

1. Rey o reina

Es quien ocupa el trono por derecho propio, es decir, de acuerdo con las reglas sucesorias fijadas por la Constitución y también quien asume las funciones de jefe de Estado.

Cuando el titular de la corona es un hombre, se alude a él como rey, pero cuando se trata de una mujer, la denominación que suele usarse es reina constitucional o reina titular, para marcar la diferencia con la reina consorte (quien ostenta el título por matrimonio). Otro sinónimo para referirse al rey o reina es monarca. En ambos casos se recibe el tratamiento de majestad.

2. Consorte de la reina o reina consorte

Cuando el titular de la corona es un varón, su esposa se designa reina y recibe el tratamiento de majestad. Pero cuando se trata de una mujer, su esposo se designa príncipe o consorte de la reina y el tratamiento que recibe es de alteza real. A ambos se les reconoce como tales mientras sean los cónyuges o permanezcan viudos.

Por ejemplo, Felipe de Edimburgo es príncipe consorte de la reina Isabel II del Reino Unido, y Letizia Ortiz Rocasolano es la reina consorte de España por su matrimonio con el rey Felipe VI.

3. Príncipe o princesa

Es el título real que se usa para las y los descendientes del rey o la reina, y dura desde que se obtiene hasta el final de la vida.

En la familia real británica, el heredero de los monarcas recibe un título especial: príncipe de Gales. Actualmente, quien lleva este nombre es Carlos, el hijo mayor de la reina Isabel II del Reino Unido y su esposo, el príncipe Felipe.

En España, el título solo lo recibe la persona que se convertiría automáticamente en rey o reina en caso de que el actual falleciese o abdicase. Se le llama príncipe o princesa de Asturias y recibe el tratamiento de alteza real. Por ejemplo, Leonor de Borbón y Ortiz es la actual princesa de Asturias y primera en la línea de sucesión al trono español por ser la primogénita del rey Felipe VI y su consorte, la reina Letizia.

Bono. Los hijos de la princesa Charlotte no pueden recibir el mismo título, pero sí los de su hermano el príncipe George

La princesa Charlotte es la cuarta en la línea de sucesión al trono británico. Incluso cuando nació su hermanito Louis, Charlotte permaneció en su lugar gracias a una ley aprobada en 2015. Pero antes de eso, su hermano menor la habría desplazado, solo por ser un niño.

De todos modos, la familia real ha recorrido un largo camino para romper con las viejas tradiciones... pero no lo suficiente. Resulta que si la princesa Charlotte tiene hijos, no serán príncipe ni princesa, pues solo hay dos formas de obtener el título: nacer hijo o hija de un príncipe (o del rey o reina), o casarse con uno.

Sin embargo, queda una posibilidad: si Charlotte termina siendo reina (si acaso George abdica al trono), entonces sus hijos sí serían príncipes y princesas.

4. Príncipe o princesa consorte

Una mujer que no tiene el título real puede obtenerlo cuando se casa con un príncipe de nacimiento. Algo similar pasa con el hombre al contraer matrimonio con una princesa real o con la mismísima reina. Los dos cónyuges reciben el tratamiento de alteza real mientras estén casados o permanezcan viudos.

Diana ostenta el título de princesa de Gales. Si bien, Camila de Cornualles​ es legalmente la princesa de Gales por ser la actual esposa de Carlos de Gales, el heredero de la corona británica, el día del anuncio del compromiso matrimonial, el Palacio de Buckingham anunció que ella sería titulada como duquesa de Cornualles. Esto fue para evitar confusiones y brindar respeto a la memoria de Diana.

5. Infante o infanta

En España se emplea este título para referirse a todos los hijos del rey o la reina, sin ser el príncipe o princesa herederos. También lo reciben todos los descendientes del príncipe o princesa de Asturias. El tratamiento es de alteza real.

Por ejemplo, Sofía de Borbón es infanta de España y segunda en la línea de sucesión al trono español, siendo la segunda hija del rey Felipe VI y su consorte, la reina Letizia. Su hermana, Leonor de Borbón y Ortiz, es la princesa de Asturias.

6. Duque o duquesa

Es uno de los títulos nobiliarios europeos con que los monarcas muestran su gratitud a ciertas personas y es el más alto después del rey. Suele ser concedido a hijos de la realeza que no son herederos.

Su uso también se extiende a los consortes legítimos y a los cónyuges viudos mientras no contraigan nuevas nupcias. El tratamiento que recibe su portador es de excelentísimo señor.

El príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, son los duques de Sussex.

7. Marqués o marquesa

Con este se concede un honor o dignidad a ciertas personas y linajes a lo largo de la historia. Su posición en la jerarquía nobiliaria europea es superior a la de conde e inmediatamente inferior a la de duque. Su forma femenina es marquesa, y su uso se extiende a las parejas legítimas de los titulares.

El tratamiento que corresponde a los marqueses grandes de España, por ejemplo, es el de excelencia, y para los marqueses que no son grandes de España, el de ilustrísimo. La jerarquía o grandeza de España está situada inmediatamente después de la de príncipe de Asturias y de la de infante.

Uno de los personajes famosos que aceptó el título fue Salvador Dalí. En 1982, el rey Juan Carlos I lo nombró marqués de Dalí de Púbol. Otro es el escritor Mario Vargas Llosa, quien desde 2011 recibe el tratamiento protocolar de ilustrísimo señor al recibir de Juan Carlos I de España el título de marqués de Vargas Llosa.

8. Conde o condesa

Es la persona con el título nobiliario inmediatamente inferior al de marqués. Así también se reconoce a las parejas legítimas de los titulares. El trato que se le da a su portador es de ilustrísimo o excelentísimo, según su jerarquía en la nobleza.

El aristócrata español Carlos Arturo Fitz-James Stuart y Solís es el conde de Osorno.

9. Vizconde o vizcondesa

Es el título nobiliario inmediatamente inferior al de conde. El tratamiento que recibe su poseedor es el de excelentísimo o ilustrísimo, dependiendo del orden que tenga entre títulos con y sin grandeza.

Jacobo Mountbatten-Windsor, vizconde Severn, es un miembro de la familia real británica. Es el segundo hijo y único varón del príncipe Eduardo, conde de Wessex, y Sofía, condesa de Wessex.

10. Barón o baronesa

Es la persona con un título nobiliario que en España y en otros países es inmediatamente inferior al de vizconde. Al igual que los demás, se extiende a la esposa o esposo, y su trato depende de la jerarquía que su portador tenga dentro de la nobleza.

Quien recibió este y otros títulos es la diseñadora de modas Ágatha Ruiz de la Prada. Ella es marquesa de Castelldosríus, grande de España y baronesa de Santa Pau.

11. Sir dame

Es un título honorífico que se da a hombres (sir) y mujeres (dame), cuya carrera los ha hecho célebres. Es el de mayor estatus al que un ciudadano no perteneciente a la realeza puede aspirar.

La reina Isabel II ha utilizado estos títulos para reconocer a líderes militares y políticos, filántropos y famosos que han contribuido a la música, el teatro y el cine, especialmente en Gran Bretaña. Algunos de ellos son: Ringo Starr, Helen Mirren, Paul McCartney, Michael Caine, Elton John, Elizabeth Taylor y Maggie Smith.

Bono. ¿Qué ocurre en otros países?

En Inglaterra, un príncipe o una princesa son hijos del rey o reina y, por lo tanto, pertenecen a la realeza. Pero en otros países, aquellos que ostentan este título pueden tener un rango distinto. En Francia, un duque supera en rango a un príncipe. En Rusia y Austria, el título de archiduque es una indicación de sangre real y se usa en lugar de príncipe. ¡Vaya confusión!

¿Qué opinas de que en la actualidad todavía se utilicen este tipo de títulos nobiliarios?

Bella y Genial/Famosos/Qué significan los títulos de la realeza y por qué no cualquiera los puede obtener
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos