Bella y Genial
Bella y Genial

Reina de belleza de Ghana deja los lujos atrás y regresa a África para darle una mejor vida a sus hijos

A veces debemos enfrentarnos a los obstáculos que nos depara la vida, porque en un instante podemos estar arriba y en el otro abajo. Quizá en ese mal momento nos sintamos perdidas y desesperadas al creer que no hay solución, pero si vemos la otra cara de la moneda, podemos hacer que ese bache en el que estamos se vuelva una oportunidad para salir adelante.

En Bella y Genial nos encantan las mujeres que inspiran a otras con sus historias. En esta ocasión, queremos compartir contigo la de Hamamat, una reina de belleza que dejó todo atrás para sustentar a su familia, encontrando en el peor momento un camino para volverse una emprendedora exitosa.

Después de que su matrimonio no funcionara, Hamamat se quedó sola en la ciudad y a cargo de sus dos pequeñas hijas. Tenía algunos ahorros, pero vivir allí se estaba volviendo imposible, y su dinero comenzó a agotarse rápidamente. Esto era desgarrador para una madre soltera y, antes de que todo empeorara, ella decidió no quedarse de brazos cruzados, pues “en ese momento no tenía nada más que pasión, pasión para asegurarme de que no volvería a estar en la misma situación el siguiente año”.

La madre decidió llevarse a sus hijas a su aldea en Ghana y regresar con su familia, que no veía desde hacía muchos años. Resultó ser una idea genial, ya que todos estaban muy felices de verla. Se sintió realmente amada e inspirada, y decidió compartir su nueva vida en las redes sociales. Sin embargo, los amigos que conocía de la ciudad comenzaron a reírse de ella e incluso la insultaron.

Hamamat y su familia siempre habían hecho su propia manteca de karité, y una vez, ella decidió grabar el proceso y compartirlo en su cuenta de Instagram. Al día siguiente se dio cuenta de que su video había ganado mucha popularidad y respuestas positivas. Allí fue cuando Hamamat decidió aprender a hacer este producto también e invertir en este negocio.

Esta madre creó su propia marca, llamada Hamamat African Beauty. Junto con otras personas, produce manteca de karité artesanal y la vende. ¡Reciben muchos pedidos de todo el mundo! Sus esfuerzos en esta área se notaron rápidamente e incluso le valieron un lugar en el Foro Económico de África.

Pero sus actividades no terminan aquí. Además de modelar, producir y vender su producto, la ambiciosa madre abrió el primer museo de la manteca de karité en su pueblo. Además de esto, permite a los visitantes disfrutar de un spa de este artículo.

Y por si eso no fuera suficiente, Hamamat creó una fundación de ayuda para su pueblo llamada Hamamat.com, a través de la cual apoya el trabajo sustentable, empodera a las mujeres y busca mejorar el ámbito escolar, todo con el propósito de vencer las desigualdades sociales y económicas de su comunidad, para que los demás puedan salir adelante, tal y como lo hicieron ella y su familia.

Sin duda, esta madre pasó por muchas situaciones difíciles, pero siempre buscó mantenerse fuerte. Ella todavía cree que sus hijas fueron y son su mayor motivación, así que quería darles lo mejor y ser su modelo, alguien a quien pudieran admirar cuando crecieran. Por lo que podemos ver, ¡sus esfuerzos han comenzado a dar sus frutos!

Cuéntanos cómo le hiciste para superar alguna situación difícil. Menciona en los comentarios más testimonios de mujeres valientes que superaron la adversidad por su familia.

Bella y Genial/Famosos/Reina de belleza de Ghana deja los lujos atrás y regresa a África para darle una mejor vida a sus hijos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos