Bella y Genial
Bella y Genial

Mi suegra se ofreció a cuidar a nuestra bebé, y ¡ahora quiere que le paguemos!

¿Sabías que el 20 % de las nueras siente que su relación con su suegra cambió para peor después de tener un hijo? Un ejemplo de esto es una de nuestras lectoras, quien experimentó en carne propia una situación incómoda con la mamá de su esposo.

En Bella y Genial recibimos una carta de Amy, quien pidió algunos consejos sobre qué hacer o cómo reaccionar ante el hecho de que su suegra le pidiera dinero por cuidar a su nieta. Nosotras la escuchamos y ahora le daremos ciertos tips para lidiar con la situación.

¡Hola, Amy! Gracias por compartir con nosotras tu caso. En Bella y Genial nos reunimos y debatimos la situación, y estos fueron los mejores consejos que pudimos encontrar:

  • Intenta comprender por qué tu suegra te pide un pago a cambio de cuidar a su nieta. Dijiste que ella se jubiló recientemente y, según los expertos, a los jubilados les preocupa que sus ahorros se agoten. Este podría ser el motivo de su petición. La única forma de averiguarlo es mantener una conversación abierta, lo que nos lleva al siguiente punto.
  • Habla con tu suegra. Concierta una reunión abierta y sincera y, de forma calmada y adulta, dile cómo te sientes. La charla puede descarrilar y salirse del camino correcto, así que preparamos una guía de tres pasos sobre cómo evitar que la discusión se convierta en una pelea/argumento.
  • Paso 1: No supongas que tu suegra va a reaccionar negativamente.
  • Paso 2: Di cómo te sientes sin necesidad de justificar nada. Por ejemplo, “me siento incomprendida”, en lugar de “me siento incomprendida porque pediste esto y...”. Al usar la primera, invitas a tu suegra a una discusión sin forzarla a ponerse a la defensiva.
  • Paso 3: Haz hincapié en lo que haces, no en lo que no haces.
  • La mayoría de los abuelos no esperan que se les dé una remuneración por hacer de niñeros, pero es totalmente razonable que se les pague. Cuidar de un niño puede ser un trabajo a tiempo completo. Alimentarlos, cambiarlos y vigilarlos en todo momento no son tareas fáciles, sobre todo en la tercera edad.
  • Intenta buscar otras soluciones. Una guardería tiene sus propios altibajos: mayores costes y estrés, además de que puede suponer más trabajo para ambos padres (como llevar e ir a buscar a la bebé a un establecimiento). Por otro lado, habrá días en los que tu hija deberá quedarse en casa y, entonces, tendrás que buscar a alguien con quien puedas contar para que haga de niñera en el último momento.
  • Desconocidos cualificados o parientes cariñosos: ¿cuál elegirías? Recuerda que contratar a una niñera cualificada es probablemente más caro que lo que pediría tu suegra. Piensa en cómo se sentirían más cómodos tu esposo y tú. Además, ten en cuenta que tu suegra crio a la persona con la que piensas pasar el resto de tu vida, así que debe haber hecho muchas cosas bien en cuanto a la crianza.

Esperamos que estos consejos alivien tu situación y que, pase lo que pase, la relación con tu suegra solo cambie para mejor.

¿Cómo es tu relación con tu suegra o nueras?

Bella y Genial/Historias/Mi suegra se ofreció a cuidar a nuestra bebé, y ¡ahora quiere que le paguemos!
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos