Bella y Genial
Bella y Genial

10 Nombres de marcas tan pegadizos que se volvieron el apodo de sus productos

A diario consumimos una gran variedad de productos, desde chicles, hasta objetos de papelería como prittspost-its. Sin embargo, muy pocos saben que esos productos son comúnmente llamados por el nombre de sus marcas y no por sus nombres reales.

Así, en Bella y Genial te traemos una lista de 10 marcas que fueron tan populares, que terminaron volviéndose el apodo de sus productos.

1. Pritt (lápiz adhesivo)

El Pritt es el fiel amigo de los niños, padres y maestros, quienes continuamente tienen que pegar recortes de papel y prefieren utilizar un pegamento que no remoje la hoja. Sin embargo, este nombre es en realidad el de la marca creada por Henkel en 1969, quien inventó el primer lápiz adhesivo imitando la fácil aplicación de un lápiz labial.

Ser el primero en la fila hizo que se posicionara rápidamente en el mercado, incluso llegó al espacio en el 2001. De esta manera, el nombre se grabó en la mente de todos, por lo que ahora es común ir a la papelería para comprar un Pritt, aunque al final nos terminen enseñando otras 5 marcas de lápices adhesivos.

2. Post-it (papel autoadhesivo)

Los post-its son perfectos para anotar pequeños recados y dejarlos en cualquier lugar, ya que la parte adhesiva que se encuentra atrás del papel facilita el trabajo. Es por eso que los papeles adhesivos, que es el nombre original del producto, enseguida se ganaron un espacio en la vida de los amantes de los artículos de papelería, y de la facilidad.

Spencer Silver fue el responsable de crear el adhesivo que está en la parte trasera del papel. El artículo se adhiere lo suficiente como para ser removido y pegado nuevamente en otras superficies, sin dejar marcas ni causar rasgaduras si es colocado sobre otro papel. En principio, los papeles adhesivos se llamaron Press ‘n’ Peel. No bien fueron registrados por la 3M Company, se convirtieron en Post-it, uno de los productos más consumidos de la marca.

3. Jet ski (moto acuática)

Seguro que vimos, al menos por televisión, a alguna persona usando un jet ski, o mejor dicho, una moto acuática. En realidad, Jet ski es solo un sello lanzado por la marca Kawasaki, responsable de diseminar el nombre del vehículo. Y, a diferencia de lo que imaginamos, no fue ella la responsable de desarrollar el primer modelo de la moto. En 1950, Vincent Amanda y Wave Roller fueron los pioneros, y exportaron más de 2000 vehículos a Asia y Oceanía. Kawasaki llegó al mercado años más tarde, en 1973, con los modelos para un solo usuario.

La moto acuática no sirve solamente para el ocio, como muchos pueden pensar. Existen también competencias deportivas de diferentes categorías, como estilo libre o resistencia. Además, este vehículo es también muy utilizado en competencias de surf, para auxiliar a los deportistas en el agua cuando es necesario.

4. Gatorade (bebida isotónica)

Las bebidas isotónicas son populares por reponer los líquidos y minerales perdidos. Siendo así, no tardaron en ganarse la atención de quienes practican algún deporte. Es más, raramente escuchamos a alguien llamando a la bebida por su nombre original, ya que “Gatorade” se volvió el sinónimo del producto.

La marca Gatorade fue creada en 1965 en la Universidad de Florida, para que los jugadores de fútbol americano repusieran los fluidos perdidos. Con todo, solo fueron diez los jugadores del equipo que testearon la primera versión de la bebida durante los entrenamientos de ese año. Las pruebas obtuvieron buenos resultados y hasta hoy la bebida continúa en el mercado. En algunos países, por ejemplo, patrocina a los equipos femeninos y masculinos de la selección de fútbol.

5. Durepoxi (resina epoxi)

Loctite es maestra en hacer que los nombres de sus productos permanezcan en la cabeza de la gente como si fueran las nomenclaturas originales. Es el caso de la resina epoxi, que tiene funciones semejantes, y es un adhesivo superresistente. La resina epoxi o poliepóxido, que es su nombre original, puede ser usada en diferentes materiales, desde metal hasta vidrio.

Siendo así, es muy difícil para alguien pensar que ese no es el nombre del producto. Muchas veces nos referimos a él como Durepoxi, independientemente de la marca que estemos utilizando.

6. Lambretta (motoneta)

Puede no parecer, pero Lambretta es solamente una de las marcas de este tipo de moto, y no su nombre original, que en realidad es “motoneta”. En este modelo, el conductor queda con las dos piernas hacia el frente, en vez de a los lados, como en las demás motocicletas.

Las motonetas, o lambretas, fueron muy populares en las décadas del 50 y el 60, y formaban parte del imaginario de muchos jóvenes, principalmente por su bajo costo. Además, aparecieron en películas famosas de la época, como La princesa que quería vivir Quadrophenia. O sea, la receta perfecta para quedarse en la mente de los consumidores como nombre original, aunque no lo sea.

7. Liquid Paper (corrector líquido)

“¿Me prestas el liquid paper?”. ¿Cuántas veces escuchamos esto en la escuela o en la facultad? Innumerables, ¿verdad? La cuestión es que ese no es el nombre original del producto, y sí el de la marca registrada por la empresa Newell Brands. O sea, el liquid paper es un sinónimo del corrector líquido o de la cinta correctora, dependiendo del modelo utilizado.

El invento fue hecho en la cocina de Bette Nesmith Graham, que trabajaba como dactilógrafa y, al cometer errores, no tenía una manera práctica de corregirlos, por lo que terminó creando el producto. Al principio, se llamaba Mistake Out (traducido como “Afuera error”).

8. Sandalias Birkenstock

Durante buena parte del tiempo, necesitamos estar calzados, pero eso no siempre significa estar cómodos. Fue pensando en esto que Konrad Birkenstock diseñó el primer modelo de lo que vendría a llamarse sandalia Birkenstock, o Birken, en una abreviación más simple. La diferencia está justamente en la comodidad, ya que el modelo tiene como objetivo envolver el pie de manera que quede perfectamente ajustado.

Las sandalias fueron proyectadas por la empresa Birkenstock Group BV & Co. KG, fundada en 1774. Sin embargo, la creación, tan conocida hasta el día de hoy, fue realizada en 1896 y, aunque sufrió algunas oscilaciones en la venta a lo largo de los años, hoy podemos ver las Birken reinando en los pies de diversas personas, incluyendo a los famosos.

9. Chiclets (goma de mascar)

La marca Chiclets consiguió meter su nombre en la cabeza de la gente, y aunque se consuma otro tipo de goma de mascar, la probabilidad de llamarla de una forma diferente es muy baja. La marca en cuestión nació en los Estados Unidos en 1899 gracias al inventor y fotógrafo Thomas Adams Jr.

Todo lo que fue necesario hacer con la llegada del producto es “agiornar” un poquito el nombre, transformando “Chiclets” en “chicles”. La marca fue llamada así gracias a la resina que es usada como base de la receta, y que tiene como nombre genérico “chicle”. A pesar de ser una golosina libremente consumida en gran parte del mundo, algunos no ven el producto con buenos ojos, como es el caso de Singapur, donde se prohíbe su consumo.

10. Teflón (politetrafluoretileno)

Usar la sartén de teflón se volvió un hábito común, ya que evita que los alimentos se peguen en el fondo. Pero el detalle es que ese no es el nombre del material, sino la marca registrada. El nombre verdadero de la sustancia es politetrafluoretileno, que posee propiedades antiadherentes y resbaladizas, o sea, perfectas para que la comida no se pegue.

Quien descubrió el material de forma accidental fue Rou J. Plunkett, en 1938. En esa época trabajaba para la empresa DuPont, responsable de registrar la marca Teflón. Eso significa que nuestras sartenes y ollas pueden ser antiadherentes, pero no necesariamente de la marca Teflón.

¿A qué otra cosa solías llamar de una forma y luego descubriste que ese no era su nombre real?

Imagen de portada Elarkon/Wikimedia, CC BY-SA 3.0
Bella y Genial/Humor/10 Nombres de marcas tan pegadizos que se volvieron el apodo de sus productos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos