Bella y Genial
Bella y Genial

12 Clichés de las películas románticas que no son tan imposibles de vivir en la vida real

Un encuentro inesperado que da inicio a una hermosa relación, una pareja que tiene que separarse por una oferta de trabajo en otra ciudad o la mujer independiente que cree que nunca se podrá enamorar: todas estas premisas las hemos visto múltiples veces, en un sinfín de comedias románticas. Sin embargo, te tenemos una buena noticia, pues hemos encontrado que hay muchas situaciones que plantean este tipo de películas, que en realidad sí nos podrían suceder.

En Bella y Genial dejamos de lado nuestro lado romántico para observar de forma imparcial los principales clichés de los filmes románticos, para descifrar cuáles de estos sí son posibles en la vida real.

1. Cita en un lugar secreto favorito

En las películas, frecuentemente vemos como alguno de los protagonistas decide planear una cita en su lugar secreto favorito. Y esto tiene sentido: cuando nos abrimos ante una persona y le hablamos sobre nuestros intereses, comienza a entendernos mejor. Además, ¿quién no querría llevar a alguien que quiere a un espacio sumamente especial?.

  • En qué películas se puede observar esto: La La Land: una historia de amor (2016), Llámame por tu nombre (2017) y Diario de una pasión (2004), entre otras.

2. La protagonista escribe sobre su relación en un diario o una columna

En muchas películas románticas hemos visto que las protagonistas resultan ser escritoras o periodistas que escriben artículos o columnas sobre sus relaciones. E incluso aquellos que trabajan en otros sectores optan por abrir su corazón en una hoja de papel.

La realidad, es que llevar un diario personal ayuda a expresar miedos y preocupaciones, aprender a identificar pensamientos negativos y hacer un seguimiento de los cambios anímicos, por ende, las personas que están más en contacto de sus propias emociones podrán tener mayor empatía y escucha con los demás, lo cuál los podría llevar a relacionarse con mayor facilidad.

  • En qué películas se puede observar esto: El diario de Bridget Jones (2001), Cómo perder a un hombre en 10 días (2003) y Sintonía de amor (1993), entre otras.

3. Viajar a a otra ciudad o país después de una ruptura

Los guionistas a menudo envían a un personaje que tiene el corazón roto a viajar a otro país. Y en cuanto se presenta en un nuevo lugar, encuentra buenos amigos y conoce al amor de su vida.

Pero resulta que según psicólogos y distintos estudios, un cambio de ambiente después de una ruptura u otro acontecimiento traumático realmente es una buena idea, pues al descansar y conocer nuevos ambientes, y personas, nos olvidamos de nuestra rutina, lo cual nos hace estar más felices.

  • En qué películas se puede observar esto: Bajo el sol de Toscana (2003), El descanso (2006) y Comer, rezar, amar (2010), entre otras.

4. Hacer un cambio de estilo podría cambiar tu vida

Desde la Cenicienta, hasta las películas de amor más contemporáneas, hemos visto en repetidas ocasiones que las protagonistas transforman su vida al hacer un cambio en su estilo. La verdad, esto tiene sentido.

Una investigación confirmó que la gente realmente les presta atención a las prendas de una persona al conocerla. Pues cómo se vio en este experimento, a los participantes se les pidió que evaluaran la profesionalidad de unos desconocidos en una serie de fotografías. Aquellos que estaban vestidos de una mejor manera obtuvieron las calificaciones más altas.

  • En qué películas se puede observar esto: Ella es así (1999), Miss Simpatía (2000) y Ni idea (1995), entre otras.

5. El amor nace después de la segunda mirada

Hay ocasiones en las que es difícil creer que alguien a quien el protagonista ni siquiera le prestó atención, al final de la película termine siendo el “elegido” para él o para ella. La idea del amor a primera vista suena bonita, pero es hora de reconocer que el mensaje de este tipo de películas es completamente justo: es mejor conocer a una persona antes de rechazarla.

  • En qué películas se puede observar esto: La otra Missy (2020), Novia fugitiva (1999) y Tienes un e-mail (1998), 10 cosas que odio de ti (1999), entre otras.

6. El personaje rechaza vivir en una gran ciudad y regresa a su pueblo natal

En algunos filmes hemos visto que la idea de mudarse a un lugar en el que podrán ser más felices, suele no ser siempre el esperado y es por eso que el héroe o la heroína del filme termina por regresar a su pueblo natal.

Y se han realizado investigaciones basadas en encuestas cuyos resultados son los siguientes: cuando uno cambia de lugar para vivir, tarde o temprano su nivel de felicidad termina por equipararse al nivel de felicidad local. En otras palabras, si nos mudamos a un país o una ciudad de bienestar mayor al de nuestro lugar de origen, seguramente seremos más felices que antes; pero si llegamos a un lugar que resulta deprimente, pues tarde o temprano desearemos volver a casa. Por otra parte, hay que tener en cuenta que hay personas capaces de sacrificar su carrera laboral con tal de encontrar un sitio donde pueden sentirse a gusto.

  • En qué películas se puede observar esto: No me olvides (2002), La modista (2015) y Si tuviera 30 (2004), entre otras.

7. Encuentro inesperado

En una época de aplicaciones para encontrar pareja, los encuentros inesperados del destino que aparecen en las películas parecen poco realistas. Es difícil creer que un desconocido al azar resulte ser tu alma gemela.

Pero Paula Davis, especialista en manejo del estrés, considera que la comunicación con personas desconocidas es una práctica útil. Por ejemplo, gracias a las conversaciones con taxistas, ha hecho nuevos amigos y ha obtenido buenos consejos que le han resultado útiles en sus relaciones. Así que ya sabes, si alguien te resulta atractivo, aún cuando sea un desconocido, no está de más dar el siguiente paso.

  • En qué películas se puede observar esto: Experta en bodas (2001), Tootsie (1982) y Señales de amor (2001), entre otras.

8. La protagonista comprende que su novio ideal no es el adecuado para ella

¿Cuántas veces las protagonistas de las películas han cambiado a hombres que parecían perfectos por aquellos que menos encajaban con ellas? Intereses en común, apariencia y riqueza palidecen en comparación con los sentimientos.

La doctora Lisa Firestone considera que las personas que coinciden con nuestro ideal de pareja, con aquello que estábamos soñando, no siempre terminan por ser las más adecuadas para nosotros. Según su opinión, es mejor dejar de buscar a ese ser perfecto que estábamos aguardando, y preocuparnos por aprender a formar una buena relación con alguien que nos gusta.

  • En qué películas se puede observar esto: El diablo viste a la moda (2006), A Perfect Plan (2012) y Loco por ella (2010), entre otras.

9. Un verdadero profesional entiende que la felicidad no está en el trabajo

Al inicio de muchas películas románticas, nos muestran a personajes fuertes y exitosos, que poco a poco se dan cuenta de que su trabajo no les da alegría. El enamoramiento hará que su situación mejore.

No vale la pena criticar, ni arrojar palomitas a la pantalla. Las investigaciones demuestran que la adicción al trabajo no trae nada bueno: las personas adictas al trabajo son más propensas a sufrir de depresión y problemas de sueño. En ocasiones, es bueno despejar la mente del trabajo y prestar atención a otros aspectos de tu vida.

  • En qué películas se puede observar esto: El plan B (2010), La propuesta (2009) y L’Âge de raison (2010), entre otras.

10. Declaración de amor en el último momento

“Para mí, eres perfecta”.

Los personajes de las películas románticas adoran esperar hasta el último instante y declarar sus sentimientos en el momento más inoportuno: en la boda de su enamorado o justo antes de irse a otro país.

Por supuesto, es mejor expresar los sentimientos de inmediato. Pero las personas necesitan tiempo para reconocerlos y aceptarlos. Además, una confesión tardía es mejor que el silencio. No es recomendable guardarse las emociones y después imaginar cómo habría sido la vida si se lo hubieras dicho.

  • En qué películas se puede observar esto: La mejor de mis bodas (1998), No me quites a mi novio (2011) y Realmente amor (2003), entre otras.

11. Después de una ruptura, los personajes deciden darle otra oportunidad a la relación

Los personajes de las películas románticas terminan y regresan una y otra vez, haciendo interesante para los espectadores el poder observar estos enredos de su amor.

Y es que no hay nada de malo en volver con tu pareja después de meses o años. Pues posiblemente, las razones de su ruptura hayan perdido relevancia en todo ese tiempo. Además, no hay que olvidar que las personas cambian, por eso dependiendo el caso se podría dar una segunda oportunidad.

  • En qué películas se puede observar esto: Enamorándome de mi ex (2009), Querido John (2010) y Mamma Mia! (2008), entre otras.

12. Una persona cercana te ayuda a tomar la decisión correcta

Si no hubiera sido por la ayuda de múltiples amigos y familiares, los personajes de la mitad de las películas románticas nunca hubieran regresado con sus enamorados. Pues son precisamente los seres cercanos quienes actúan como la voz de la razón en los momentos decisivos y les dan a los personajes sabios consejos.

En la vida real es importante escuchar a las personas que nos rodean y que nos conocen bien, pues quizá ahí se encuentra la voz de la razón en los momentos de mayor indecisión.

  • En qué películas se puede observar esto: La boda de mi mejor amigo (1997), Experta en bodas (2001) y 27 bodas (2008), entre otras.

¿Qué escena de película romántica te gustaría vivir en la vida real? ¿Cuál fue ese emomento de tu vida que superó cualquier cliché amoroso?

Bella y Genial/Humor/12 Clichés de las películas románticas que no son tan imposibles de vivir en la vida real
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos