Bella y Genial
Bella y Genial

12 Cosas comunes en Alemania pero extrañas para sus visitantes

En todo el mundo, Alemania es conocido por ser un país vanguardista, tecnológico y con una economía envidiable. Pero para algunas personas que se mudan a la nación que creó los Volkswagen, muchas cosas todavía son un desafío constante, como el hecho de tener que desnudarse al entrar a un spa o sauna, o no conocer las reglas en torno al uso del baño.

1. Las mujeres alemanas prácticamente no usan maquillaje

Las damas alemanas de verdad usan los cosméticos con mucho cuidado. Esto no significa que no se maquillan en absoluto. Es solo que todos los productos se aplican al mínimo. La tarea principal es ocultar los pequeños defectos y no pintarse la cara con colores brillantes. Las mujeres prefieren lucir naturales. Este enfoque ahorra tiempo y dinero.

2. Ir a la peluquería puede ser un desafío

Visitar a un peluquero alemán para una persona no preparada puede ser todo un desafío. Cuando las mujeres encuentran a un buen especialista, suelen serle fieles y tratan de no perderlo.

Los precios de estos servicios pueden ser bastante impresionantes. Además, el secado y el peinado del cabello se pagan aparte. A pesar de los altos costos, los peluqueros en los salones generalmente no mantienen conversaciones tipo charlas en el proceso de trabajo y pueden parecer poco sociables para un cliente sin experiencia.

3. En lugar de medicamentos, utilizan remedios caseros

Todo residente debe tener un seguro que cubra parcial o totalmente sus gastos médicos. Por cierto, los médicos aquí no llevan los nombres latinos habituales, sino que se denominan simplemente “doctor de ojos”, “doctor de dientes”, etc.

A pesar de que el país es famoso por sus productos farmacéuticos (allí se produce el mayor volumen de medicamentos en Europa), muchos alemanes continúan usando remedios caseros y probados por generaciones, como cebollas crudas, compresas frías, gaseosas y, lo más importante, bufandas abrigadas.

4. Los cosméticos alemanes contienen productos ecológicos

Hace varios años, la cosmética coreana y las técnicas de cuidado personal se hicieron populares en todo el mundo. Ahora los productos alemanes están pasando a primer plano. En Alemania, son escrupulosos y meticulosos en muchas cosas, incluida la fabricación de esos artículos. Actualmente, este país ocupa el sexto lugar en el mundo por la producción y venta de tales mercancías.

El enfoque principal está en la composición de los cosméticos: se utilizan ingredientes respetuosos con el medioambiente. Las mujeres se toman en serio el cuidado personal. Se centran en la limpieza e hidratación de la piel. Además, una vez a la semana, se miman con diversos tratamientos de belleza a domicilio, disponiendo así de una especie de salón de spa en su propio departamento.

5. Al elegir los productos de higiene, las mujeres se guían por el olfato

Allí, la selección de productos de higiene femenina puede parecer un poco más exigua que en otros países. De esta manera, en Alemania, los protectores con fragancias son muy populares, mientras que las opciones simples son menos preferidas. A su vez, se pueden encontrar productos que cuestan menos de 1 euro.

Encontrar tampones con aplicador en Alemania es bastante difícil. Esto se debe en gran parte al hecho de que los alemanes son sensibles a la protección del medioambiente y están tratando de minimizar el uso del plástico.

6. Los cepillos de dientes duros son ilegales

Los alemanes creen que es obligatorio cepillarse los dientes 2 veces al día. Aunque muchos lo siguen haciendo de forma incorrecta. Los dentistas notan que la gente en Alemania se cepilla los dientes principalmente con movimientos circulares. Esta técnica solo contribuye al desarrollo de infecciones en la cavidad bucal.

Los cepillos de dientes duros son casi imposibles de encontrar en Alemania. Todos los productos están equipados con cerdas tan suaves que una persona desprevenida tiene la sensación de que se está acariciando suavemente los dientes en vez de cepillarlos.

7. Los alemanes se adhieren al principio “mejor más seguido que por más tiempo”

Los alemanes son muy exigentes con la limpieza. En Alemania hasta existe una expresión especial: “Hueles rico”. La gente local, en general, es bastante franca al opinar sobre el aspecto y el olor de los demás.

Los procedimientos de baño allí suelen tardar unos 10 minutos o incluso menos. El agua en Alemania es cara y, debido a eso, se utiliza con moderación. Por lo general, una persona primero se enjuaga, luego cierra el agua, se enjabona y solo entonces vuelve a abrir el grifo para quitar el jabón.

Algunas casas están equipadas con calentadores instantáneos. Para que este mecanismo funcione, se debe crear una presión máxima. De lo contrario, la persona temblará de frío bajo las corrientes de agua heladas.

8. Existen numerosas reglas que regulan las visitas al baño

En Alemania existen reglas estrictas para el uso de los baños. Lo más importante es el cepillo. Si en la vecina Francia la colocación de tales objetos en lugares públicos está prohibida debido a su naturaleza antihigiénica, para los alemanes es prácticamente un arma sagrada. Cualquiera que haya ido al baño por necesidad debe usar el cepillo. Este debe quedar igual de limpio como antes de la visita.

Allí se cree que tanto hombres como mujeres deben disfrutar de la comodidad y permanecer sentados. Los alemanes tienen muchos nombres ingeniosos para el baño. Lo llaman “el lugar donde va el emperador”, “dos ceros” y “la oficina de porcelana”. Si un conocido de Alemania pregunta dónde está el “lugar tranquilo” del departamento, no debes acompañarlo a la oficina o al dormitorio. Es el baño lo que busca.

9. No es necesario usar trajes de baño en los centros de spa

Las aguas termales y las visitas a los centros de spa son muy populares en Alemania. Cada establecimiento tiene una etiqueta estricta que rige las reglas de conducta en él. De esta manera, en algunos de estos lugares solo se puede aparecer en traje de baño en la zona de la alberca (y no en todos los centros de spa). En el resto de las zonas, en la sauna, la sala de vapor, las salas de masajes y tratamientos, los visitantes brillan en toda su belleza natural. En otros, por el contrario, incluso un bikini puede parecer un atuendo demasiado revelador. Al ingresar al spa, las personas reciben una toalla y chanclas. Pueden sentarse o acostarse solo sobre la primera de estas, y las chanclas deben quitarse antes de entrar en la sauna.

10. Se usan estropajos en forma de manoplas

En lugar de estropajos habituales, los alemanes usan manoplas de algodón suaves que parecen toallas. Los cepillos gruesos y exfoliantes no son muy populares allí. Se cree que solo dañan la piel. El jabón en barra también es difícil de encontrar en las tiendas. Los habitantes de Alemania prefieren sobre todo los geles de ducha y los jabones líquidos.

11. Los ricos no desprecian las cosas de segunda mano

Las mujeres alemanas difícilmente pueden llamarse modernas. Prefieren atuendos prácticos y cómodos. Incluso las personas bastante ricas no desdeñan los bienes de segunda mano. Después de todo, comprar en tiendas así no solo ahorra dinero, sino que también demuestra la preocupación por el medioambiente.

Los pantalones de todo tipo de colores brillantes son populares en Alemania. A los alemanes también les gustan los trajes nacionales. Los pantalones de cuero o lederhosen siempre son muy populares. Por cierto, algunos hombres dicen que no se debe usar ropa interior debajo de este atuendo.

12. Los alemanes prefieren un estilo de vida activo

En Alemania no existe la división entre los apasionados por el deporte y las personas que prefieren un sofá. Los fines de semana, todo el mundo, desde los más pequeños hasta los más grandes, salen a los parques, andan en bicicleta y juegan a algo. Los alemanes se caracterizan por su amor por las actividades al aire libre, por lo que pasan mucho tiempo en movimiento. Aquí los deportes son una parte invariable de la vida. De esta manera, una suscripción a un gimnasio cuesta alrededor de 15 euros por mes. Y salir a correr no es una hazaña, sino una práctica diaria.

¿Qué costumbres alemanas te costaría más adoptar en tu estilo de vida?

Imagen de portada Joho345 / Wikimedia Commons
Bella y Genial/Humor/12 Cosas comunes en Alemania pero extrañas para sus visitantes
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos