Bella y Genial
Bella y Genial

14 Cosas de la vida cotidiana en las que Turquía se diferencia de los demás países

Cada país es un mundo. Lo que para nosotros puede ser muy común y corriente, en otros lugares tal vez no lo sea o sea de diferente manera. En el caso de Turquía, las tradiciones siguen vigentes a pesar de la modernidad. Por ejemplo, las mujeres siguen prefiriendo la depilación con cera sobre los rastrillos y muchos baños son un pequeño hueco en el suelo y no como la mayor parte de la gente los conocemos.

En Bella y Genial, disfrutamos de aprender de otras culturas, por eso hoy te compartimos unas cuantas costumbres de la vida cotidiana en Turquía que seguro te sorprenderán.

1. Los inodoros alaturk

En muchos lugares se pueden encontrar los inodoros habituales para nosotros, pero aún hay probabilidad de encontrarse con los inodoros turcos tradicionales. Este tipo de excusado tiene un agujero en el suelo y hay que ponerse en cuclillas para hacer las necesidades. Se cree que esto es anatómicamente correcto y, sobre todo, es higiénico, ya que no tiene asiento en el que se siente todo el mundo.

2. Divorcios largos

Aquí se divorcian muy poco: el 22 % del total de los matrimonios contraídos. Mientras que en Alemania es del 44 % y en España del 65 %. En esto influyen los aspectos sociales, pero también el hecho de que el proceso de divorcio puede durar años. Si los cónyuges no han podido ponerse de acuerdo sobre la división de la propiedad, la custodia o uno de los cónyuges no quiere divorciarse en absoluto, entonces el caso puede demorar hasta 5 años.

3. El pan en todo momento y lugar

A los turcos les encanta el pan, tanto hornearlo como comerlo. No en vano llaman a Turquía la cesta de pan del mundo. Para un verdadero turco, si la comida no viene acompañada de pan, entonces no es comida en absoluto. Además, los habitantes de este país con gusto comen alimentos no del todo saludables: toman refrescos y comen dulces y chips.

4. Se visten con muchas capas de ropa

A muchos turcos les encanta ponerse muchas prendas a la hora de irse a dormir. Así, incluso se acuestan en la cama con ropa interior o una camiseta, y encima se ponen un pijama o un camisón. Algunas mujeres revelan que nunca se quitan el brasier, ni siquiera por la noche.

5. Tienen una ayudante

En la mayoría de las familias, en especial si la mujer trabaja, tiene una ayudante para hacer algunas tareas del hogar. Este “lujo” se lo pueden permitir incluso las familias de clase media; en Turquía se considera algo normal y no sorprende a nadie.

6. Se peinan en un salón de belleza

La mayoría de las mujeres turcas tienen el cabello largo y grueso, por lo que resulta difícil peinarlo. Muchas mujeres van a la peluquería para peinarse casi cada vez que tienen que lavarse el cabello. Este servicio es económico y está disponible prácticamente para todas.

7. La revisión médica solo se realiza en presencia de una enfermera

En Turquía hay muchos ginecólogos hombres. Pero, por lo general, la revisión médica de una paciente siempre se lleva a cabo en presencia de una enfermera. Esto se hace para evitar que las pacientes se sientan avergonzadas y que el médico reciba posibles acusaciones de conducta inapropiada.

8. Fundas para todo

Una multitud de fundas, manteles y servilletas están diseñados para mantener la limpieza y un ambiente acogedor en casa. Se utilizan para cubrir muebles e incluso electrodomésticos.

9. Orden perfecto

Los turcos adoran mantener todo limpio y en orden. Esta tarea la realizan al 200 %. A la hora de trapear el suelo, intentan mover muebles y electrodomésticos para limpiar cada rincón de la casa. Las mujeres locales también están acostumbradas a limpiar por habitación. De este modo, primero limpian por completo una habitación: aspiran, trapean el suelo, sacuden el polvo. Después de estas etapas de limpieza, colocan un trapo debajo de la puerta para “impedir el paso” y pasan a la siguiente habitación.

10. Usan solo toallas femeninas

Aquí es muy difícil encontrar tampones, por eso la mayoría de las mujeres compra toallas femeninas. Mientras que en los países occidentales hasta el 70 % de las mujeres prefieren usar tampones, muchas mujeres turcas nunca los han usado en su vida.

11. Los niños no se mecen en brazos, sino sobre las piernas

Algo muy común en Turquía es la practica de mecer a los bebés sobre las piernas y no con los brazos. Para las madres, este método es mucho menos cansado y les permite hacer otras actividades en las que se necesiten las manos. Además, de esta forma los pequeños se duermen aún más rápido.

12. El mismo anillo para el compromiso y la boda

El día del compromiso, los futuros cónyuges intercambian anillos y se realizan una pequeña celebración. Según la tradición, un hombre le da una joya de diamantes a su novia. Los anillos se ponen en los dedos anulares de la mano derecha. Y el día de su boda, simplemente se los ponen en la mano izquierda.

13. Nombres de las damas de honor en la suela

Las novias turcas también lanzan el ramo, pero Turquía tiene otra tradición distintiva: escribir los nombres de las mejores amigas solteras en las suelas de los zapatos de la novia. El que se borre más rápido, entonces será la primera en casarse.

14. No usan rastrillos

A las mujeres turcas les encanta la depilación con cera. Incluso hace 15-20 años, cuando en algunos países solo se conocía el rastrillo, las mujeres turcas depilaban sus vellos del cuerpo con análogos de la cera.

¿Qué costumbres particulares tienen en donde vives que le parezcan raras a los extranjeros? Cuando has viajado, ¿qué es lo más te ha llamado la atención de la cultura de otra región o país?

Bella y Genial/Humor/14 Cosas de la vida cotidiana en las que Turquía se diferencia de los demás países
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos